Dólar Obs: $ 713,23 | -0,76% IPSA -0,25%
Fondos Mutuos
UF: 28.065,35
IPC: 0,00%
Chile se posiciona como el país de América Latina que más importa ropa desde China

martes, 17 de septiembre de 2013

María José Tapia
Economía y Negocios

Preferencias arancelarias y un buen desarrollo económico han ayudado a este desempeño. Chile ocupa el lugar 18 a nivel mundial como receptor de ropa china, según datos oficiales del gigante asiático.

El concepto “Made in China” ya es algo habitual para los consumidores chilenos, y parte de las etiquetas de la mayoría de la ropa que se compra en el país. Es que prácticamente toda la vestimenta que utilizamos tiene un origen común: el gigante asiático, donde además Chile, pese a su tamaño, juega un rol relevante como socio comercial.

Según el último reporte de la China Chamber of Commerce for Import and Export of Textil and Apparel, nuestro país lidera como el principal receptor de América Latina de ropa china. Durante el primer semestre se importaron US$ 1.179,8 millones en vestimenta desde esa nación.

Aún más, de los 20 países ranqueados por el organismo, Chile ocupa el lugar 18 a nivel mundial, siendo la única nación de la región que aparece en el listado. En 2011, la primera posición, entre países de Latinoamérica, la ostentaba Brasil, que fue superado por Chile en 2012.

“Esto se debe a que gran parte de los productos de la industria del vestuario y calzado provenientes de China gozan de preferencias arancelarias en Chile, situación que no se repite en el resto de los países latinoamericanos”, destacan en la Cámara de Comercio de Santiago (CCS). Una alta fuente de la industria agrega que Chile fue el primer país en firmar acuerdos de libre comercio con China, por lo cual, mientras algunas naciones se han ido cerrando, estableciendo cuotas a los productos chinos, Chile se ha ido abriendo. Esto, considerando, además, que el país no tiene una industria manufacturera que resguardar. “Algunos han impuesto tarifas especiales a los productos chinos con el objeto de proteger sus industrias textiles locales”, añaden en la CCS. Hoy, según cifras de la entidad gremial, cerca de un 70% de la ropa importada proviene del gigante asiático.

El desarrollo económico nacional también ha ayudado. Un empresario del sector asegura que el alza en el ingreso per cápita ha incentivado la compra de este tipo de bienes. “El consumo personal de vestuario en Chile es el más alto de la región, favorecido por el mayor PIB per cápita y los precios más bajos”, dicen en la CCS.

Proyección


Opiniones divergentes existen en el sector sobre el futuro de China como principal origen de la ropa que se vende en Chile. Ejecutivos del retail aseguran que su peso podría empezar a disminuir por el alza en los costos que está experimentando. “Los costos en China están subiendo, lo que le ha ido restando competitividad, situación que podría intensificarse con una posible desaceleración del consumo en Chile”, dicen.

Pero en la Cámara de Comercio aseguran que si bien el alza de los costos, sobre todo salariales, puede contrarrestar parte de la ganancia adicional en competitividad arancelaria, esto no cambiará la trayectoria de crecimiento esperada. “Las perspectivas siguen siendo favorables. El año 2015 culmina el calendario de desgravación del acuerdo bilateral, con lo que prácticamente el 98% de los productos tendrá arancel cero entre ambos países”, explican.

Las prendas
de vestir más compradas a nivel global
Aunque en la industria chilena aseguran que en China se compran todo tipo de productos relacionados con el vestuario, las principales prendas importadas desde la nación asiática a nivel mundial dicen relación con los tejidos. De los US$ 76.069 millones en ropa que el gigante asiático exportó al resto del mundo durante el primer semestre, la mitad (US$ 38.714 millones) correspondió a este tipo de indumentaria. Los tejidos de algodón y sintéticos lideraron en esta categoría.

Asimismo, los accesorios también fueron una de las prendas más exportadas desde China, superando los US$ 6 mil millones.

Las compras de sombrerería y ropa de cuero y pieles provenientes de la nación asiática sumaron US$ 2.720 millones.

A nivel de compradores individuales, LVMH Fashion ostenta el primer lugar, por lejos, con más de US$ 14 mil millones desembolsados en 2012. En el listado aparecen, además, holdings mundiales, como GAP, Zara y Burberry.

 Imprimir Noticia  Enviar Noticia