Dólar Obs: $ 776,52 | 0,59% IPSA -0,25%
Fondos Mutuos
UF: 28.331,86
IPC: 0,10%
SAG reduce graduación alcohólica de vinos y sector buscará nuevos clientes

miércoles, 03 de julio de 2013

Constanza Rodríguez
Economía y Negocios

Algunas viñas lanzarán estos nuevos productos en 2013. En el caso de los espumantes, ampliarían su oferta recién en 2014.

Con el objetivo de favorecer la competitividad del sector vitivinícola el Servicio Agrícola y Ganadero (SAG) modificó la normativa que rige a esta industria, incorporando nuevas prácticas enológicas aprobadas por la Organización Internacional de la Viña y el Vino (OIV). Hasta el sábado 22 de junio el vino debía tener al menos 11,5° para llamarse como tal.

Con la nueva normativa, los productores locales podrán producir y comercializar en Chile productos a base de vino como cóctel de vino (por ejemplo un wine sour). También podrán vender vinos parcialmente desalcoholizados, con una graduación alcohólica que varía entre 0,5° y 11,4° GL, y vinos desalcoholizados, que oscilan entre los 0° a 0,4°. Además, se incorpora como producto el espumante de baja graduación.

“Vamos a tener los espumantes que se conocen tradicionalmente. Pero además las viñas tendrán la posibilidad de hacer un espumante de solo una fermentación, que es más económico (de elaborar) y tiene menor alcohol”, explica el presidente de Vinos de Chile, René Araneda.

El director nacional del SAG, Aníbal Ariztía, asegura que esta evolución era necesaria, ya que la normativa representaba una desventaja competitiva para los productores nacionales. Esto debido a que los productos de baja graduación alcohólica que elaboraban solo podían ser exportados, sin estar permitida su venta en el mercado nacional.

“Hasta ahora, los competidores internacionales tenían el beneficio exclusivo de comercializar este tipo de productos en Chile. Eso cambió y el sector local podrá enfrentarlos en igualdad de condiciones”, afirma Ariztía.

El director del SAG agrega que el mercado de vinos de baja graduación alcohólica ha crecido en el mundo, debido a la tendencia de consumo de productos más light. En este sentido, Chile no tenía por qué quedarse afuera, añade.

Nuevos consumidores


Esta modificación les permitirá a las viñas locales ampliar su abanico comercial y, a la vez, expandir su base de consumidores entre mujeres y el público joven, quienes prefieren beber productos más suaves, dice Araneda. En la industria agregan que algunos productos podrían ser una opción, considerando el límite que puso la nueva Ley de Alcoholes.

“Con esto se empareja la cancha con nuestros competidores (...) Se benefician los productores, elaboradores, exportadores, pero también los productores de uvas por la mayor demanda. Por lo tanto, de aumentar el consumo, debiera haber un efecto positivo en los precios”, afirma.

En cuanto a la comercialización de estos productos, Araneda precisa que algunas viñas locales podrían empezar a venderlos en 2013. En tanto, en el caso de los espumantes, las primeras pruebas se podrían realizar recién el próximo año, luego de la vendimia.

 Imprimir Noticia  Enviar Noticia