Dólar Obs: $ 687,00 | -0,26% IPSA 0,11%
Fondos Mutuos
UF: 27.474,24
IPC: 0,30%
Chile se posiciona como el tercer país de la región en consumo de bebidas

miércoles, 27 de marzo de 2013

María José Tapia B.
Economía y Negocios

El año pasado se adquirieron -en promedio- 125 litros de gaseosas, 40 de cerveza, 26 de aguas y 12 de vino.

Un alza de 5% anotó el consumo de bebestibles en el país en 2012. Durante el ejercicio, los chilenos adquirieron 10 litros más de los comprados en 2011, alcanzando los 233 litros per cápita, según la última presentación a inversionistas realizada por CCU. La cifra ubicó a Chile como el tercer mercado de la región con mayor consumo por habitante, detrás de Argentina con 295 litros y Uruguay con 257,8 por persona.

En el país, las bebidas gaseosas continúan marcando el liderazgo. Los chilenos pasaron de consumir, en promedio, 120 litros cada uno a 125 litros en un año. "Esta es una categoría consolidada. Su crecimiento se explica por la mejora en la gestión de ventas; la innovación en empaques y sabores, y también por el mayor consumo de bebidas light", aseguró la Asociación Nacional de Bebidas Refrescantes (Anber) en su balance anual.

A nivel latinoamericano, Chile consumió en promedio la misma cantidad de bebidas gasificadas que Argentina, siendo superados sólo por Uruguay con 127 litros.

La ingesta de cervezas, en tanto, alcanzó los 40 litros por persona, cifra aún inferior a las naciones vecinas, donde se toman más de 44 litros anualmente. Según explicaron en el estado de resultados de CCU, el incremento de esta categoría fue débil -sólo de un litro- en parte por la Ley de Tolerancia Cero que afectó la primera parte del año. "(La normativa) aplicada a partir de marzo 2012, tuvo un impacto importante en las ventas de cervezas en las principales temporadas festivas", enfatizaron en la empresa.

Las aguas continúan mostrando un crecimiento vigoroso. Si en 2011 se compraron 22 litros por persona, en 2012 esa cifra subió a los 26 litros. De esos, 12 litros correspondieron a agua mineral; cuatro, a producto purificado; cinco litros, a aguas saborizadas, y seis litros, a dispensadores de agua (HOD). "En los últimos 10 años las aguas casi han triplicado su venta", consignó Anber.

Aunque el indicador va al alza, la cifra es mínima frente al consumo de países como Argentina, donde se compran 92 litros por persona, o en Ecuador, allí se llega a los 36. Chile, no obstante, supera a Perú, Paraguay, Bolivia y Colombia, donde la ingesta es menor a 20 litros por habitante.

Licores siguen estables
Si bien el mercado de los licores y destilados se vio afectado durante la primera mitad de 2012 por el efecto de la Ley Tolerancia Cero -que redujo la cantidad de alcohol permitida para conducir-, su consumo per cápita se mantuvo inalterable. En el año, los chilenos adquirieron en promedio cuatro litros per cápita, al igual que en 2011. Aun más, la cifra representa un alza de 2,2% frente a lo que se tomaba en 2002.

Del total comprado, dos litros fueron de pisco, 1,1 de ron y el resto de otros productos.

La cantidad consumida en el país es similar a la visualizada en la mayoría de los países latinoamericanos. Se dispara Paraguay con 13 litros por persona y Bolivia con 14.

Los productos funcionales, en tanto, se mantuvieron en dos litros por habitante. Los líderes de esta categoría fueron las bebidas para deportistas con 1,3 litros per cápita, seguida por las bebidas energéticas y los té con 0,6 y 0,3, respectivamente. El consumo en Chile es similar al existente en Argentina e inferior a países como Perú y Colombia, consignó la presentación de CCU.

Cifras45%
ha crecido el consumo de bebestibles en Chile durante los últimos 10 años. Si en 2002 se adquirían 160 litros por persona, en 2012 esa cifra llegó a los 233.

24 litros
per cápita de néctares y jugos consumieron los chilenos durante 2012. De ellos, 20 litros correspondieron sólo a néctares y el resto a productos dentro de la categoría.

27%
se ha incrementado la ingesta per cápita de ron durante los últimos 10 años, alcanzando los 1,1 litros por habitante.

1,4%
ha caído el consumo de pisco desde 2002 a 2012, totalizando dos litros.


El vino: el único producto que retrocede El consumo de vino en Chile continúa cayendo. De hecho, de todos los bebestibles consignados en el informe, este es el único que va a la baja. Según la presentación de CCU, la ingesta pasó de 13 litros per cápita en 2011 a 12 litros en 2012. Incluso, si se considera la última década, el consumo promedio del producto se ha reducido 3,4%. "Un precio doméstico relativamente alto en relación con otros sustitutos podría explicar el consumo per cápita deprimido de vino en Chile. Entre 2007 y 2010, el vino se habría encarecido en relación con su sustituto más cercano: la cerveza", consigna Vinos de Chile en un documento en el cual detalla la estrategia que pretende seguir la industria en el mercado nacional, justamente para elevar la ingesta y volver a niveles de 17 litros per cápita que había en 2000.

El panorama antes señalado ha hecho que países como Argentina y Uruguay prácticamente dupliquen el consumo per cápita local, con 23 litros por persona cada uno. En España, la ingesta asciende a 19 litros por habitante, mientras que en Australia llega a los 23 litros promedio.

 Imprimir Noticia  Enviar Noticia