Dólar Obs: $ 788,98 | 0,22% IPSA -0,25%
Fondos Mutuos
UF: 30.076,36
IPC: 0,10%
Aceleradoras de negocios: un mundo por explorar para las startups chilenas

lunes, 25 de febrero de 2013

Marina Alías
Economía y Negocios

Y Combinator, Techstars, DreamIt Ventures y 500 Startups son algunos de los mejores programas, según rankings de medios especializados, como Forbes y Tech Cocktail.

La burbuja "puntocom" trajo consigo la proliferación de las aceleradoras de negocios, una especie de cazatalentos, principalmente, de empresas vinculadas a internet por su facilidad para construir productos de forma rápida y barata. Su trabajo consiste en identificar emprendedores con talento, proporcionarles una formación intensiva y redes de contacto y, según el estudio "A Modest Proposal for America: Build 500Accelerators" de LAUNCH, invierten habitualmente entre US$15 mil y US$25 mil, para quedarse con entre un 5 y un 10% de la firma. "El 70% de las aceleradoras son iniciativas privadas", sostienen el informe.

Aunque se trata de una iniciativa de carácter global, el epicentro de este movimiento se sitúa en EE.UU., país que concentra, además, las mejores aceleradoras según rankings como los publicados por Forbes o Tech Cocktail, destacando Y Combinator -donde estuvieron Dropbox y Airbnb- y TechStars.

Si bien los "fichajes" pueden proceder de todo el mundo, lo cierto es que suelen atraer más emprendedores locales que de otros países.

En el caso de Chile, solo se conoce una compañía fundada por chilenos que ingresó en una aceleradora de EE.UU. dentro del top 10 de Forbes, concretamente, en 500 Startups. Se trata de Welcu, una empresa enfocada en la organización inteligente de eventos.

"Primero levantamos capital con Tomorrow Ventures, fondo creado en 2009 por Eric Schmidt, ex CEO de Google, y él nos introdujo a 500 Startups, donde estudian que la idea tenga potencial y analizan el perfil de los emprendedores en entrevistas presenciales", dice Nicolás Orellana, cofundador y director ejecutivo de Welcu, que se convirtió en la primera compañía latinoamericana en entrar a 500 Startups.

"La gran mayoría de las startups que entran en una aceleradora han levantado menos de US$500 mil", comenta. "En Chile falta tener una actitud positiva; coraje para pararse delante de un inversor y contarle bien la idea, para lo que es esencial aprender el idioma y expresarse con los mismos términos que ellos", opina.

Después de 500 Startups, Welcu comenzó a comercializar, registrando en 2011 ventas netas por US$ 500 mil. Además, la empresa chilena -que partió con dos fundadores "y una cerveza"-, hoy cuenta con 20 empleados, por lo que es un ejemplo de cómo las aceleradoras se están alzando como un factor clave en la creación de empleo.

Horacio Melo, director ejecutivo del programa de Corfo Start-Up Chile, asegura que no existen trabas para que los emprendedores latinoamericanos ingresen en aceleradoras de EE.UU. y que, a pesar de ser el destino preferido por los chilenos cuando se habla de postular, no son muchos los negocios nacionales que lo han intentado. "La oferta que reciben las aceleradoras de EE.UU. de startups de su país es muy grande, por lo que se genera una gran competencia. Solo quedarán productos que sean realmente muy buenos y que solucionen problemas reales", dice.

"Hay que demostrar que se tiene un modelo de negocios probado, con tracción, con muchos usuarios, que se genera ingresos; también se debe tener un alto grado de innovación y un buen equipo", señala.

Según Melo, tras pasar por Start-Up Chile, cerca de un 20% de las startups postulan a una aceleradora fuera del Chile; un 50% busca levantar capital y en torno al 30% no hace ninguna de las dos cosas, la mayoría porque aún necesitan desarrollo, y un pequeño grupo porque les va muy bien y no lo necesita.

Aunque ningún chileno del programa local ha accedido a este tipo de mecánicas en EE.UU., sí lo han hecho algunos de sus participantes extranjeros, incluso en las reconocidas Y Combinator, 500 Startups y Techstars.

La managing director de Techstars NYC, Nicole Glaros, estima que reciben unas 1.700 aplicaciones anuales y que no las encuadran por el lugar de origen de los equipos. "Al final del día solo buscamos las mejores startups , no nos importa de dónde vengan", asegura. Y adelanta que han recibido propuestas de Chile y que tres de ellas están en la lista final para Nueva York.

"Cada semana hablo con una empresa interesante que viene de Chile, estoy impresionada", dice.

Para David E. Weekly, fundador de Mexican.VC, un programa para mexicanos, los problemas de visa en EE.UU. pueden complicar a la incubación de starups latinoamericanas. "Está dañando la economía del país; tenemos que hacerlo más fácil para que el talento extranjero empiece a crear negocios rentables aquí, ya que, después de todo, ha sido una enorme parte del motor de crecimiento de Silicon Valley", opina.

Si bien EE.UU. es el favorito de los chilenos para desarrollar sus startups , cada vez más surgen otros focos.

Felipe Millán, ex Start-Up Chile a cargo de Biletu, ingresó en la aceleradora Startup Wise Guys, en Tallín, Estonia. "Nunca esperé que Estonia fuera tan avanzado, internet es un derecho por constitución, es el país con más startups per capita del mundo; votan las elecciones vía celular, hay una fuerte penetración del inglés y de conocimientos técnicos", asegura, quien postuló a tres aceleradoras más antes de lograr entrar a la estonia.

 Imprimir Noticia  Enviar Noticia