Dólar Obs: $ 676,89 | 0,33% IPSA -0,01%
Fondos Mutuos
UF: 27.400,31
IPC: 0,30%
Chile se convierte en el segundo país receptor de inversión extranjera en la región durante 2012

jueves, 24 de enero de 2013


Economía y Negocios Online

De acuerdo a un informe de la UNCTAD, el país se ubicó por primera vez en este puesto, superando a México y por debajo de Brasil, donde la IED caería 2% este año.

SANTIAGO.- Chile será el segundo destino para la inversión extranjera directa (IED) en América Latina durante 2012, con montos ingresados por US$26.400 millones, según proyecciones del informe Global Investment Trends Monitor dado a conocer por la UNCTAD (United Nations Conference on Trade and Development) este jueves.

Con este resultado, el país se ubicaría por primera vez en el segundo lugar en la región, superando a México y por debajo de Brasil, que descenderían un 16,5% y un 2,0% respectivamente, según proyecciones del organismo internacional.

De acuerdo a la UNCTAD, los flujos de IED en Chile anotarían un alza de 52,7% respecto al 2011, posicionando al país como la séptima economía con mayor crecimiento de su inversió extranjera directa a nivel mundial.

Al respecto, el vicepresidente ejecutivo del Comité de Inversiones Extranjeras (CIE), Matías Mori, afirmó que la noticia “muestra el momento histórico que vive la inversión extranjera en nuestro país. Latinoamérica sería la región que más crecerá en recepción de IED en 2012, y dentro de ella, Chile sería el país que registrará la mayor alza”.

Proyecciones para este año
Mori aseguró tener un optimismo moderado en relación a las perspectivas para este año.

“Tenemos que esperar una buena cifra de inversión extranjera, pero claramente las proyecciones internacionales indican que éste será un año complejo para la economía internacional y la inversión extranjera no es ajena a la situación”, aseguró.

Mientras Latinoamérica y el Caribe registrarían en promedio un crecimiento de 7,2%, los flujos de IED a nivel mundial anotarían US$1,3 billones, con un 18% de disminución respecto al año anterior.

Esta cifra, cercana a la registrada en 2009, estaría influenciada por bajas en los capitales ingresados a Europa y Estados Unidos y “se debería, principalmente, a la fragilidad macroeconómica y a la incertidumbre en las políticas para los inversionistas”, según el informe.

 Imprimir Noticia  Enviar Noticia