Dólar Obs: $ 680,21 | 1,54% IPSA -0,73%
Fondos Mutuos
UF: 26.048,60
IPC: 0,20%
Corte de Copiapó acoge recurso de diaguitas contra Pascua Lama

miércoles, 03 de octubre de 2012

Pablo Obregón Castro
Economía y Negocios

Comunidades son representadas por el mismo abogado que negoció compensaciones en el caso Castilla.

La Corte de Apelaciones de Copiapó acogió a tramitación un recurso de protección presentado por cinco comunidades indígenas del Valle del Huasco contra el proyecto minero Pascua Lama, que desarrolla la multinacional Barrick Gold.

Las cinco asociaciones que participan del recurso agrupan a unos 500 descendientes de la etnia diaguita y son representados por el abogado Lorenzo Soto, quien es asesor jurídico del senador del MAS Alejandro Navarro y fue uno de los abogados que representó a las comunidades de pescadores de bahía Chascos que negociaron compensaciones económicas con MPX (Central Castilla).

El jurista explicó que el objeto del recurso es denunciar un conjunto de irregularidades cometidas en el marco de la construcción del proyecto, básicamente "la destrucción de los glaciares Toro 1, Toro 2 y Esperanza, ubicados en las inmediaciones de la faena minera, y la contaminación de los recursos hídricos, fruto del depósito de estériles sin que esté operativa la planta de drenajes de ácidos de roca que lo impediría".

El texto fue presentado en la corte regional el viernes que recién pasó y el lunes 1 de octubre fue declarado admisible. "Lo que la Corte de Copiapó ha dicho es que el recurso es plausible y el siguiente paso será que la empresa y la autoridad entreguen los antecedentes pertinentes a la justicia", señaló Soto.

La dirigente de la Comunidad Diaguita de Placeta, Solange Bordones, explicó que en una primera instancia el objetivo de las comunidades es la paralización de las faenas y que, en el mediano plazo, las asambleas tendrán que discutir si negocian o no con la empresa algún mecanismo de compensación: "Yo quiero que se vayan porque el daño es irremediable, pero no puedo asegurar ahora que no vamos a negociar en el futuro, porque ese es un tema que resuelve la asamblea".

Soto, en tanto, también explicó que la estrategia que llevará adelante apunta a detener los trabajos, sin perjuicio de que en el futuro se establezcan los mecanismos de reparación para las comunidades afectadas por el proyecto: "Eso se verá en su momento, pero esto va a llegar irremediablemente a la Tercera Sala de la Corte Suprema", la misma que echó a pique el proyecto termoeléctrico Central Castilla.

Consultado sobre el recurso presentado en su contra, el vicepresidente de asuntos públicos de la firma, Rodrigo Jiménez, señaló en una respuesta enviada por escrito que "como compañía no hemos sido notificados del recurso de protección (...) Lo que sí puedo asegurar ahora es que estamos comprometidos con dar cumplimiento a los compromisos, obligaciones y medidas que derivan de las resoluciones de calificación ambiental que aprobaron el proyecto Pascua Lama".

"Puedo asegurar -agrega- que no estamos en conocimiento de ningún evento de contaminación de los recursos hídricos derivados de drenaje ácido de roca y que la compañía no ha incurrido en ninguna acción ilícita que haya provocado remoción, traslado o destrucción a los glaciares Toro 1, Toro 2 y Esperanza. Creo, también, que vale la pena recordar que el proyecto Pascua Lama es objeto de una permanente y acuciosa fiscalización por parte de las autoridades".

Abogado representante
El abogado de las cinco comunidades diaguitas, Lorenzo Soto, ha estado en el ojo del huracán durante las últimas semanas, luego de que grupos de ambientalistas lo criticaran por la estrategia de negociación que llevó adelante en el caso Castilla.

A diferencia de algunas ONG como OLCA -que se oponen abiertamente a la realización de los megaproyectos- la estrategia de Soto y de su socio Alex Quevedo (otrora abogado de las hermanas Quintremán en el caso Ralco) es crear condiciones para que las comunidades aledañas a los proyectos negocien compensaciones con las empresas.

Soto ha estado presente en los casos Licancén, HidroAysén, El Morro y Bocamina. Asesora a comunidades y empresarios indistintamente. De hecho, en el caso de las celulosas en Valdivia, asumió la defensa de los empresarios turísticos del río Cruces, obteniendo una indemnización por $700 millones.

El próximo año deberían comenzar las faenas La minera canadiense Barrick proyecta iniciar, a mediados de 2013, las tareas de extracción del proyecto Pascua-Lama, ubicado en la frontera de Chile y Argentina. La producción anual promedio del mineral será de entre 800 mil y 850 mil onzas de oro en los primeros cinco años de operación. En su reporte de resultados de 2011, Barrick proyectó que este año su producción en Sudamérica alcanzará entre los 1,55 millones a 1,7 millones de onzas de oro. A nivel mundial, en tanto, prevé que en 2012 producirá 7,3 millones a 7,8 millones de onzas

Barrick partió hace dos años la construcción de este proyecto, tanto en el lado chileno como en el argentino. Hasta julio de 2012, la compañía había comprometido más del 50% de la inversión que contempla la iniciativa, es decir, unos USS$2.800 millones.

El recurso presentado por las cinco comunidades no es la primera dificultad que ha debido sortear el proyecto.

En 2011, de hecho, la Comisión Interamericana de Derechos Humanos declaró admisible una denuncia presentada contra el Estado chileno por parte de la comunidad diaguita Huascoaltinos por la calificación favorable de esta iniciativa.



 Imprimir Noticia  Enviar Noticia