Dólar Obs: $ 775,58 | 0,84% IPSA -0,25%
Fondos Mutuos
UF: 28.716,52
IPC: -0,10%
 
   
 
Futuro máximo ejecutivo de Rabobank ahonda en la crisis de los salmoneros

miércoles, 09 de enero de 2013
Economía y Negocios
Laura Iriarte

Asegura que "los fundamentos" de la industria acuícola son atractivos y que el problema de precios es un ciclo.

"Rabobank cree en la industria salmonera", asegura tajantemente el futuro presidente del Consejo de Vigilancia del banco de origen holandés y ex CEO del holding fabricante de alimentos para Nutreco (en el pasado fue dueña de la salmonera Marine Harvest), Wout Dekker, en su paso por Chile, país en el que obtuvo su primer puesto ejecutivo 25 años atrás. Eso fue cuando la salmonicultura recién estaba partiendo. Ahora vino a despedirse del sector, con el que hizo negocios durante muchos años, antes de asumir su cargo en Rabobank en junio.

Para el experto, el complejo momento de precios que enfrenta la industria acuicultora local es simplemente un ciclo que responde a la oferta y la demanda, que para nada se asemeja a crisis anteriores como la del virus ISA. "En todas las industrias si produces 17% más en el mercado fresco, los precios van a caer. Es difícil para las finanzas de este año", asegura. No obstante, agrega que "los fundamentos del sector son geniales".

Entre ellos destaca que hacia 2050 va a haber nueve mil millones de personas que alimentar, con una creciente clase media en América Latina y Asia que demanda cada vez más proteína animal. Pero además, resalta que la oportunidad del salmón está en que "los océanos no van a producir más pescado (...) He estado en esta industria por 30 años y siempre se vuelve a los fundamentos", asegura. "La acuicultura es la única manera de ofrecer un buen producto ante la creciente demanda", añade.

Por lo mismo, afirma que la relación entre Rabobank y el sector salmonero es "excelente" y no duda en señalar que la institución seguirá apoyando a las salmoneras, como lo hizo en otros ciclos negativos. "Rabobank no va a escapar si hay una distorsión entre la oferta y la demanda del mundo", indica.

Aunque precisa que para ellos la sustentabilidad es muy relevante. "Se le va a demandar a todos los clientes a los que se les presta dinero que respeten los asuntos ambientales y la sustentabilidad. Rabobank está absolutamente preparado para apoyar a sus clientes en ciclos, pero además es un negocio comercial y va a tratar de seleccionar a los ganadores".

Para este año Wout Dekker comenta que, al menos en la industria noruega, los inversionistas son positivos y creen que va a haber una mejor posición entre la oferta y la demanda de salmón.

Por lo mismo, para que las empresas sigan invirtiendo, afirma que es necesario que primero tengan "su casa propia en orden" y cumplan con los estándares ambientales. "No pueden culpar a los bancos", comenta.

Así, enfatiza en la necesidad que tiene la industria de ser regulada. "El Gobierno también es un stakeholder de la industria y ésta requiere regulación y que se haga cumplir", dice.

Y agrega: "El salmón puede producirse sólo en cinco países del mundo y en todos los productores siempre van a enfrentar más y más regulación, porque la sociedad pedirá cada vez más atención en los asuntos ambientales y en la seguridad".

"El salmón puede producirse sólo en cinco países del mundo y en todos ellos los productores siempre van a enfrentar más y más regulación".

El mundo deberá doblar la producción de alimentosWout Dekker dice estar "muy optimista" sobre el futuro de la industria mundial de alimentos y agricultura, porque éstas deberán doblar su producción hacia el año 2050 para poder abastecer la demanda que generará la población en ese entonces.

"Esto significa que todos los sectores tienen una tremenda oportunidad de crecer", asegura. Eso sí, enfatiza que la expansión debe ir de la mano con la reducción de efectos negativos como emisiones de gas o el cambio climático. "Hay que doblar la producción combinada con la reducción de ese tipo de elementos negativos en un 50% desde el nivel actual", comenta, y pone como ejemplo que la crianza de cerdos y pollos es responsable de casi el 20% de la emisión de CO {-2} . "Debemos combinar el crecimiento con el uso de materiales más sustentables", agrega.

En su opinión, el crecimiento poblacional va a llevar a que todos los países se van obligados a producir algún tipo de alimento. "Los desafíos y oportunidades que vienen para la agricultura y alimentos son tremendos. Brasil, por ejemplo, es más grande que Chile, pero en lo particular este último tiene la industria acuícola y junto a Noruega producen el 80% del salmón del mundo". Por esto Chile puede ser un gran abastecedor de Brasil, comenta.

Dekker explica que "cuando hay una clase media creciente, como pasa en Asia y Latinoamérica, a la gente le gusta incluir más proteína animal, leche y huevos en sus dietas. No sólo hay un aumento en el número de habitantes, sino un cambio en la dieta".

Pero, además, sostiene que la clase media alta de los distintos países del mundo va a empezar a demandar productos cada vez más orgánicos, lo que también es una oportunidad para los productores de alimentos.

"El sobrepeso también es una preocupación, por lo que va a haber una mayor demanda de alimentos sanos", finaliza el ejecutivo.