Dólar Obs: $ 698,72 | 0,35% IPSA -0,25%
Fondos Mutuos
UF: 27.814,42
IPC: 0,60%
Nollywood, el despegue de la industria fílmica de Nigeria

viernes, 09 de diciembre de 2011

Eduardo Olivares C.
Economía y Negocios

La rentabilidad del negocio es elevada y los bancos están dispuestos a invertir para ampliar esas ganancias. El Banco Mundial puso US$30 millones para fomentar la producción fílmica de Nigeria.

Un agricultor se hace fanático de una secta religiosa, y como prueba de sacrificio, ofrece la vida de su esposa. Se vuelve rico, pero al poco tiempo el fantasma de su mujer comienza a acecharlo. Esta simple y truculenta historia, filmada a petición de un comerciante en Nigeria que no sabía qué hacer con el exceso de cintas VHS que no pudo vender, se convirtió en un éxito rotundo.

El comerciante, Kenneth Nnebue, vendió más de 500 mil copias de la película, titulada Living in Bondage (Vivir en esclavitud). Y ese año, 1992, marcó el fenómeno de la llamada Nollywood, la industria fílmica nigeriana que despacha casi 1.000 películas al año.

Está por detrás de Bollywood, la meca de las cintas indias oriunda de Mumbay (ex Bombay) con sus 1.300 producciones anuales, y deja en tercer lugar a Hollywood y sus casi 700 películas al año, según cifras de la Unesco.

Sobre todo, rentable
En Nollywood hay unos 30 estrenos semanales, a unos dos dólares por copia. Parece poco, pero cada película vende un promedio de 50.000 copias, por lo que un productor puede generar entre US$50 mil y US$100 mil por filme.

Los costos son muy bajos, pues las grabaciones se hacen con cámaras digitales portátiles y las locaciones son en casas o en la calle, durante 10 a 20 días que dura la filmación. La edición apenas demora dos semanas, y una película queda lista en cuatro a cinco semanas, dice un reporte de la Unesco.

Eso es muy diferente a la realidad en Estados Unidos o India, donde los filmes en general se producen en cintas de 35 milímetros y la edición puede tardar meses.

Y otra diferencia relevante: las películas nigerianas no pasan al cine, sino que van directo al DVD. Se estima que sólo en Lagos, la ciudad más populosa de Nigeria, se imprimen 600 mil discos compactos por día.

Un análisis de The Economist dice que el éxito de la industria fílmica nigeriana radica en al menos tres principios. Primero, aunque en este país de 170 millones de habitantes se hablan más de 500 lenguas, el idioma inglés está arraigado desde la época colonial, lo cual permite exportar sus películas al resto de África sin necesidad de doblajes ni subtitulados.

Segundo, los elencos son de múltiples nacionalidades, lo que potencia la comercialización del producto en toda África. Tercero, las historias apelan también a las vivencias compartidas por los africanos: el desarraigo, los quiebres familiares y las esperanzas de personas comunes y corrientes, pero habitualmente con finales redentores.

Además, las historias incluyen, en general, brujerías y fantasmas, pero también elementos religiosos en un país con una elevada población musulmana y cristiana. Temas muy alejados de las películas de acción norteamericanas o los musicales indios.

Impacto internacional
Es una industria con pantalones largos. Los productores saben que tienen una ventana de otros 15 días para hacer la ganancia de su filme, puesto que luego pasa al mercado pirata.

No importa. La popularidad es tan alta, que no sólo las producciones estadounidenses quedan relegadas a un lugar minoritario, sino que en África son la fuente de entretenimiento favorita.

Es más, en el Reino Unido existen canales dedicados exclusivamente a la emisión de producciones de Nollywood, debido a la importante comunidad africana residente. Y por ello hay más espacio para crecer.

Esta industria ha generado técnicos especializados (camarógrafos, sonidistas, editores), lo que la fortalece. Cálculos conservadores cifran la fuerza laboral del sector en 500 mil trabajadores, aunque en el gobierno estiman que supera el millón, sin contar los empleos indirectos.

El mismo reporte de Harvard calcula que Nollywood representa el 0,7% del PIB de Nigeria, pero "el tamaño relativo del polo de desarrollo interno comparado con otras "industrias culturales" tanto en África como, incluso, en países desarrollados, es excepcional".

En el desenlace de Living in Bondage, el arrepentido hombre es perdonado. En eso, Nollywood no es muy distinto a sus pares en EE.UU. e India: los espectadores prefieren un final feliz.

Interés en el mundo financiero El Banco Mundial puso US$30 millones para fomentar la producción fílmica y musical de Nigeria. A mediados de 2011, ejecutivos del banco indio Exim Bank sostuvieron reuniones con sus pares nigerianos del Nexim Bank para impulsar la industria local aplicando parte de la estrategia del éxito de Bollywood: una mayor comercialización en la televisión antes que en DVD.

El gobierno sigue de cerca esos pasos. El 40% de la fuerza laboral es agrícola, por lo que existe interés en una diversificación hacia el sector servicios. Datos gubernamentales, citados en un estudio hecho en 2008 por investigadores de la Universidad de Harvard, dicen que las ganancias de la industria bordean los US$590 millones.

 Imprimir Noticia  Enviar Noticia