Dólar Obs: $ 587,12 | -0,08% IPSA -0,10%
Fondos Mutuos
UF: 24.258,24
IPC: 0,80%
Grupo Wenco y Gonzalo Vial Concha se asocian para abordar proyecto en Perú en industria del plástico
domingo, 02 de octubre de 2011
Economía y Negocios

A. G.
Las firmas se internacionalizarán juntas para aprovechar sus sinergias. Nuevamente el factor costos, y de energía en particular, fue clave para escoger ese mercado. Que grupos chilenos vayan a Perú a invertir se ha hecho habitual y desde hace más de dos décadas que esta arremetida en los negocios del vecino país es prolífica. Pero que dos competidores en Chile decidan unir fuerzas para abordar juntos ese mercado, es definitivamente menos común.

Es lo que en estos días están concretando dos actores de la industria del plástico: el grupo Wenco, ligado a la familia Palma -entre ellos Anselmo Palma-, y el holding Graneles de Chile, conglomerado vinculado a Gonzalo Vial Concha -hijo del dueño de Agrosuper-, que entre sus negocios tiene una filial del sector plástico, Snaploc Plastics.

Ambas partes llegaron a un acuerdo para juntos poner en marcha un complejo productivo en Perú. El plan considera un aporte de capital por el cual Snaploc Plastics aportará US$8,5 millones, lo que dejará a esta sociedad con el 28% de la propiedad de la nueva compañía, que se llamará Wenco Perú. La familia Palma aporta el otro porcentaje (no hay socios locales).

Para la filial del grupo de Gonzalo Vial Concha, ésta se transforma en su primera incursión internacional productiva. Hasta ahora su actividad fabril ha estado en Chile, orientada a la producción de láminas de corrugado de plástico (polipropileno), producto que se orienta por ejemplo al sector frutícola (las cajas de embalaje) y también a industrias (partes aislantes de refrigeradores se elaboran con este tipo de material).

Wenco, en cambio, con la compra de un complejo productivo en la zona industrial de Callao, Lima, ya había iniciado su desembarco en Perú, adquisición a partir de la que tenía previsto iniciar operaciones durante este año en dicho mercado.

En total el proyecto -que ahora abordarán asociados- involucra US$ 30 millones.

El acuerdo está en plena ejecución: ya están acordados los términos del mismo entre ambas partes, y en los próximos 15 días se finiquitará la firma de los documentos.

"Nos asociamos con Wenco Chile para formar Wenco Perú", confirma el gerente general de Snaploc, Claudio Muñoz. Aún no se definen los nombres del directorio. El gerente general será un ejecutivo peruano.

Por qué Perú
Tal como otros inversores ya lo han consignado al explicar el porqué de su elección del vecino país, dos factores pesaron en la decisión de los socios: el tamaño del mercado y el factor costos.

"El mercado en Perú ha crecido mucho como demandante interno de productos. Por otra parte, están los costos de operación. En términos de energía y mano de obra son muy inferiores a los que tenemos Chile. Uno es el costo y lo otro, la disponibilidad. Se están haciendo proyectos eléctricos muy importantes que están asegurando la disponibilidad de energía por 20 a 25 años a costos muy bajos" explica Muñoz.

¿Por qué abordar el aterrizaje en Perú juntos? Independiente de los tamaños, ambas compañías son complementarias en los nichos de negocios que abordan con sus productos, sinergia que es la que quieren aprovechar en Perú: Wenco, fuerte en productos de línea hogar (cajas organizadoras, etc) y cajas para uva, y la filial de Graneles de Chile, en el rubro frutícola e industrias.

"El negocio del plástico necesita grandes economías de escala para que se vuelva rentable y atractivo. En un esfuerzo de internacionalización, cuando hay sinergias al ampliar la cartera de productos, es más fácil generar esas economías de escala. Al final para ambos era atractivo buscar una asociación" dice Muñoz.

Desde el complejo productivo de Callao -cuyo vendedor fue nada menos que otro grupo chileno, Inesa, parte del grupo Córpora, cuenta Muñoz-, los socios esperan en corto plazo, unos tres años, dominar el mercado.

La planta ya está construida, hay máquinas en montaje para comenzar a operar antes de fin de año, para tener un primer año completo de operación en 2012.

Su objetivo es replicar lo que hacen en Chile: línea hogar y, en industrias, aprovechar lo fuerte que es Perú en producción de uva y espárragos y, por ende, en sus necesidades de caja de exportación y embalaje. También buscan exportar desde allí.

Sobre la opción de replicar la asociación para abordar un tercer país, como Colombia, Muñoz es gráfico: "Es algo que no se descarta, pero vamos a pelar las papas de a una", dice.

 Imprimir Noticia  Enviar Noticia