Dólar Obs: $ 595,32 | -0,84% IPSA 0,30%
Fondos Mutuos
UF: 24.480,51
IPC: 1,00%
63% cae venta de armas de fuego en Chile entre 2004 y 2009
viernes, 09 de julio de 2010
Economía y Negocios

Sergio Acevedo Valencia
Esto ha obligado a las tiendas especializadas a ofrecer otras alternativas, como traer modelos a pedido, y explotar nuevos nichos como las miras láser y la venta de accesorios.



Desde los años noventa la venta de armas de fuego en el país ha ido en caída. Estas bajas han obligado a las armerías -173 a lo largo del país, según registros oficiales- a enfocarse en la oferta de accesorios como miras láser y armas de aire que no necesitan permisos legales, además de vender elementos para la pesca y el camping.

También han buscado desarrollar el mercado de armas de lujo, cuyo valor fácilmente puede superar el millón de pesos por pieza, aunque representan un bajo volumen.

Los proveedores reportan que la mejor temporada de los últimos años fue paradójicamente la del terremoto. En marzo las ventas experimentaron un pequeño boom . Óscar Gatica, dueño de la armería Armarket, explica el fenómeno. "Las personas, al ver los saqueos, decidieron armarse. Vendimos casi cuatro veces más que en un mes normal", asevera; pero pasado el susto las cifras vuelven a ajustarse.
Los modelos más vendidos

ESCOPETAS
Una de las más vendidas es la rusa Baikal (en la foto) de un cañón. Su precio ronda los $130 mil. Luego están las de repetición, de cuatro o cinco tiros más uno, como la americana Maverick o la turca Hatsan, que cuestan alrededor de $250 mil.

Las escopetas de dos cañones superpuestos, como la española Lamber y la italiana Beretta, parten en los $500 mil hasta los $2,5 millones.

PISTOLAS
Las más vendidas son las brasileñas Taurus con sus modelos 24-7 (foto) o la PT809 con capacidad de 15 a 17 tiros. Sigue la argentina Bersa, única en el mundo con tres seguros, uno de los cuales es una llave. Estas cuestan alrededor de $400 mil. Las marcas europeas como CZ, Sig Sauer, Beretta, Glock y las estadounidenses Colt, Remington y Smith & Wesson pasan de los $800 mil -algunos modelos incluso pueden llegar a costar $1,5 millones. De allí que muchos compradores chilenos opten por marcas latinoamericanas, que según los armeros son de calidad similar.

REVÓLVERES
En cuanto a este tipo de armas de fuego, los nombres más legendarios son los que recuerdan al viejo oeste estadounidense, como Colt y Smith & Wesson. Si bien estas marcas se pueden conseguir en el país, en la mayoría de los casos es bajo pedido, ya que son consideradas para un mercado de lujo. Sus precios rondan los $700 mil. En la orilla del frente está la brasileña Taurus, con modelos a mitad de precio que sus competidores del norte. El Taurus es un viejo conocido en el país, ya que es el revólver de dotación de Carabineros. En la imagen, el modelo 825, uno de los más vendidos en Chile.



Según algunos expertos, una de las razones de por qué la compra de armas -al menos en el mercado formal- va a la baja en el país, considerando que los índices de inseguridad han ido en aumento, podría tener que ver con las estrictas regulaciones que, por ejemplo, limitan el número de balas o cartuchos que un particular puede comprar durante el año.

También podría influir que en Chile la posesión de armamento privado ya es relativamente alta si se la compara con la región. Mientras aquí hay cuatro armas por cada 100 habitantes, en Brasil la proporción es de dos, Argentina tres y 17 en Uruguay.

Lo cierto del caso es que los comerciantes de Santiago y regiones admiten que las ventas han descendido, lo cual es refrendado por la Dirección General de Movilización Nacional (DGMN). Sus registros indican que la inscripción de armas ha bajado 63,3% entre 2004 y 2009. De allí la necesidad de buscar nuevos nichos de negocios.

Las preferencias de los usuarios también han ido cambiando. Uno de los "perjudicados" es el tradicional rifle calibre .22 LR, que está siendo remplazado por el rifle aire a postón. Los armeros mencionan que éste no necesita permiso legal y brinda resultados similares, ya que "con éste se puede cazar un pájaro o conejo", cuenta Domingo Contreras, de la Armería Bulnes.

Los favoritos
Las armas más vendidas en el país son las escopetas, luego los revólveres y finalmente las pistolas. ¿De dónde provienen? Buena parte de las pistolas y revólveres son brasileños y argentinos, mientras que las escopetas llegan principalmente de Rusia, Turquía y España. Lo que viene de EE.UU. en general es 50% más caro, por lo que es considerado de lujo.

Municiones: cartuchos y balas
La munición que más se vende en el país son los cartuchos para escopetas. Una de las marcas más comercializadas es TEC, de origen español, y los nacionales fabricados por Famae (Fábricas y Maestranzas del Ejército de Chile), en especial de calibre 12 mm. La ley coloca restricciones, pues por cada escopeta registrada se puede comprar un máximo de tres mil cartuchos por año.

En cuanto a las balas para pistolas, éstas se venden en cajas de 50 unidades. Las de calibre 9 mm se venden mayoritariamente y cuestan, según la marca, entre $15 mil y $18 mil. Las de calibre .40 mm, oscilan entre $16 mil y $20 mil, mientras que la calibre .45 mm puede fluctuar entre $20 mil y $30 mil.

Respecto de las balas para revólveres, el mercado se ha ido estandarizando al calibre 38 especial, ya que antes estaba el 38 largo y corto, según el cañón del arma. La caja de 50 balas de este modelo parte en $15 mil y va hasta los $20 mil. También aquí hay restricciones. Para cada pistola y revólver, se puede adquirir un máximo de 100 balas por año. Y al igual que los cartuchos de escopeta, cada munición debe pagar un impuesto de diez pesos.

Accesorios y complementos
Algunas personas al comprar su arma buscan sacar un mayor provecho de ella. En las armerías se comercializan múltiples accesorios y complementos para "enchular" los aparatos bélicos.

Lo más vendido son las fundas, sean para cargar en el cinto o las famosas pecheras, utilizadas por los detectives. Estas vienen en materiales como telas sintéticas y algunos plásticos que se adhieren a la piel. Van desde los $7 mil a los $40 mil.

Las miras láser, que ayudan a las personas que no tiene buena puntería, también han prendido, y pueden costar desde $90 mil a $200 mil. A su vez, otro de los acompañantes es la linterna que se ubica debajo del cañón y que puede rondar los $100 mil. Además, con el fin de ampliar la munición hay pluralidad de cargadores que llegan a tener capacidad de hasta dos docenas de balas.

Para las escopetas y rifles existen las miras telescópicas, de las cuales hay gran variedad de precios, desde los $30 mil hasta $2 millones, especiales para caza a gran distancia.

El segmento de lujo
En el segmento de lujo, en la Armería del Pozo, de Las Condes, dicen que anualmente hacen una importación de 50 pistolas de la marca suiza-alemana SIG Sauer. Cada pistola vale entre $700 mil y $1,5 millones.

Entre las marcas del segmento de lujo, otras muy cotizadas son las europeas CZ, Beretta y las estadounidenses Smith & Wesson y Colt. De estas marcas no hay mucha oferta en los inventarios locales, pero las armerías nacionales ofrecen traerlas bajo pedido.


 Imprimir Noticia  Enviar Noticia