Dólar Obs: $ 694,84 | -0,46% IPSA -0,25%
Fondos Mutuos
UF: 27.743,77
IPC: 0,50%


Sol Serrano, historiadora: "ACTÚAN CON CONCIENCIA HISTÓRICA"

martes, 07 de mayo de 2019


Ya
El Mercurio




S ol Serrano, Premio Nacional de Historia 2018, ha seguido con entusiasmo el movimiento que se ha articulado en torno al paso de liceos mixtos que muchos emblemáticos monogenéricos han dado en los últimos meses. En particular el del Liceo 7 de Providencia.

Su última publicación "El liceo" (2018) , editada por Taurus, da cuenta de cómo esa institución de educación en sus años de esplendor, entre 1930 y 1960, había sido fundamental en la construcción de la república democrática, permitiendo el encuentro de jóvenes de diversa procedencia económica y social. "Los liceanos se percibieron a sí mismos como los constructores políticos de la nación y de la nación cultural", escribe la Premio Nacional.

-Está muy en la tradición del liceo el ir incorporando los valores de la Sociedad. Una antigua profesora de un liceo de Rengo dijo que el liceo era una pequeña República, y de alguna forma estas liceanas lo están haciendo con los temas del presente. No sería parte de la tradición del liceo hacerlo con los temas del pasado, volver al pasado. Entonces sí es parte de la cultura del liceo tener un sentido propositivo, una mirada de futuro que consolida el valor del liceo público. Y esto que sucede, de los liceos que pasan de monogénero a mixto me parece que va mucho más en ese sentido que los hechos que hemos visto de violencia, que son más minoritarios si consideras el conjunto del país.

-¿Cuando dice que no tendría sentido encarnar lo valores del pasado, se refiere a la tradición política de una igualdad basada en lo económico?

-Sin duda. Es que eso es lo interesante de los nuevos tiempos.

-¿Cuáles son esos valores del presente que se encarnan ahora en el liceo?

-De la diversidad de género al interior del liceo. Porque no hay que olvidar que los liceos femeninos fueron extraordinariamente importantes en el siglo XX, tuvieron una matrícula que a mediados de siglo superaron a la masculina rápidamente. O sea, las liceanas fueron esenciales en construir una cierta cultura cívica muchos menos evidente, pero constituyeron un cierto tejido social a lo largo del siglo XX.

-Su libro "El liceo" es una suerte de 'in memorian' no solo para la institución sino también para una forma de hacer política. ¿Cambia en algo su mirada ahora?

-Es revitalizador y esperanzador. Veo una continuidad. El gran desafío ahora es que al hacerlos mixtos las comunidades escolares de estos liceos públicos sean instituciones constructoras de una sociedad, que construyen y a la vez reflejan una sociedad. Eso es el liceo. Y por eso es importante que estas liceanas hayan actuado con conciencia histórica. Las mujeres han ido construyendo esto con un tiempo mayor y una cierta reflexión mayor, me parece. Lo del Instituto Nacional ha sido más confuso. Ahora, no hay que mirar esto como algo inmediato. Lo cierto es que son procesos que posiblemente ellas no vivirán. Ellas han actuado pensando en que son una comunidad en el tiempo, y eso es muy novedoso en una época donde la continuidad histórica es un valor muy poco presente.

 Imprimir Noticia  Enviar Noticia