Dólar Obs: $ 766,69 | 0,09% IPSA -0,25%
Fondos Mutuos
UF: 29.030,17
IPC: 0,70%
Publicado por editorial Saposcat:

Un libro sobre la vida, la muerte y los mangos

viernes, 26 de abril de 2019

Juan Rodríguez M.
Cultura
El Mercurio

En "Exageraciones", la escritora debutante María Pía Escobar mezcla relatos y ensayos que hablan del paso del tiempo, el morbo y otras cosas humanas.



Nació en Asunción, Paraguay, en 1989; llegó a Chile a los cinco años, con su madre; estudió literatura, y ahora publica su primer libro: se llama María Pía Escobar y su debut: "Exageraciones" (Saposcat, $10.000).

Es un conjunto de relatos y ensayos o reflexiones. El primer cuento, "La situación", en medio de abundancias tropicales, muestra a turistas que pagan por un espectáculo morboso. En "Alga marina" hay alucinaciones que salvan la vida. Y en otro, hay una mujer "transetaria", o una vieja en el cuerpo de una niña.

En los ensayos hay meditaciones sobre la vida, la muerte y la vejez. En "El tiempo no es externo ni paralelo a lo que existe" leemos que "el tiempo no pasa, pasamos nosotros, nos descomponemos hacia el piso, lo orgánico se funde y se convierte en tierra". Como los mangos, abundantes en Asunción y en estos textos, reventados en el piso, pudriéndose.

También hay un delfín derrotado, una abuela que siempre compite, una madre que renace con su hija, una consideración sobre la importancia del cuerpo para el alma, además de humor (o seriedades que dan risa), entre otras exageraciones. "Nunca me ha interesado mucho la neutralidad, la calma. Y eso quise reflejar en los relatos, una realidad un poco exagerada", dice Escobar.

-¿Le preocupa la muerte?

"Más que la muerte, me preocupa la vejez, la descomposición y la humillación que provoca ir en caída. Ahora que soy joven, y ya me siento vieja, me da un poco de vergüenza, más que miedo, la descomposición y también el cómo morir. Siempre estoy pensando en 'mil y una formas de morir' (se ríe). Es indigno morir".

-En el libro, gracias a la maternidad, hay una resurrección...

"Que es totalmente teórica, falsa y absurda. O sea, es la única forma en la que siento que podría morir tranquila. Pero obviamente eso no va a pasar... ¿O si?".

En "Exageraciones" hay contrastes entre Asunción y Santiago, calidez y frialdad. "Paraguay es un lugar al que recurro como un paraíso, idílico", explica Escobar. "Claramente no es así, en Paraguay están talando toda la selva, convirtiendo la tierra en soya y está quedando la cagada. Pero en mi cabeza, de una niña que se fue a los cinco años, Paraguay es familia, es comida con treinta primos, es fiesta, felicidad. Desde ahí hablo, no desde la realidad, aunque igual Paraguay es más cálido, más lindo, más verde, la gente saluda. Aquí en Chile vas en el metro y es como ir en el ascensor, una incomodidad constante".

-¿Le gustan los mangos?

"Odio los mangos, son malos (se ríe). Me carga el sabor... A mí me impactó ver en Paraguay tantos mangos pudriéndose en las calles. La gente recoge algunos y hacen helado. Pero no todos, y se llena de ratones... Es llamativo".

-Mucha vida...

"Hay mucha vida en Paraguay, es exagerado".

 Imprimir Noticia  Enviar Noticia