Dólar Obs: $ 696,70 | -0,08% IPSA -0,57%
Fondos Mutuos
UF: 27.741,09
IPC: 0,50%
El británico se quedó con el Gran Premio de Shanghai:

Hamilton gana en China, y en Ferrari se arma la polémica

lunes, 15 de abril de 2019


Deportes
El Mercurio

El inglés se consolida en el liderato. En la escudería italiana le dieron instrucciones a Charles Leclerc para que se dejara adelantar por su compañero Sebastian Vettel, quien remató tercero.



Mejor imposible para Mercedes, justo cuando se disputaba la carrera 1.000 en la historia de la Fórmula 1. Es que la escudería alemana logró por tercera fecha consecutiva quedarse con el "un-dos". Ayer, en el Gran Premio de China, Lewis Hamilton atrapó el primer lugar, secundado por su compañero Valtteri Bottas. El podio lo cerró Sebastian Vettel, de Ferrari.

Pese a que Bottas se había quedado con la pole position , a Hamilton le bastaron solo 30 segundos para sobrepasar a su coequipo y liderar la carrera, para así repetir lo hecho hace dos semanas, en el Gran Premio de Bahrein.

"En el comienzo fue donde hice la diferencia y después el resto es historia. No ha sido el más sencillo de los fines de semana, pero es un resultado fantástico para el equipo. Todos han trabajado muy duro para lograrlo", resumió Hamilton tras la victoria en China, la 75ª de su carrera. "Como equipo, no esperábamos tener tres 1-2", añadió el pentacampeón de F1.

La carrera, eso sí, no estuvo exenta de polémicas. En la vuelta 10, Charles Leclerc, de Ferrari, recibió una orden de su escudería que lo incomodó: "Sebastian (Vettel) puede ir más rápido, déjalo pasar", le indicaron por radio al monegasco. Acto seguido, Leclerc obedeció la instrucción, pero el alemán no pudo dar caza a sus rivales de Mercedes.

Mattia Binotto, director deportivo de Ferrari, se refirió a la fallida estrategia de la escuderia italiana: "Nuestras decisiones sobre estrategia se tomaron para tratar de maximizar el resultado de los equipos", indicó.

Leclerc, a su vez, dijo que "la carrera de hoy (ayer) no fue una de las más fáciles, ya que parece que no tuvimos el ritmo suficiente para luchar en los puestos de cabeza con nuestros rivales. Cambiamos de posición (con Vettel) y pensé que se habría alejado, pero no lo hizo y esto no ayudó a mis neumáticos porque tuve un poco de sobrecalentamiento y perdí algo de tiempo".

Vettel, en tanto, comentó que "en cuanto a las instrucciones desde pits , la prioridad siempre es la del equipo, y Charles y yo somos conscientes de que estamos conduciendo para el equipo. Podemos hacer nuestra propia carrera, pero primero tenemos que asegurarnos de que Ferrari esté en posición de luchar con sus rivales".

El próximo Gran Premio se disputará en Azerbaiyán, el 28 de abril.

 Imprimir Noticia  Enviar Noticia