Dólar Obs: $ 672,83 | 0,69% IPSA -0,63%
Fondos Mutuos
UF: 27.639,18
IPC: 0,50%
Dos ocurrieron en La Reina y otro en Lo Barnechea, durante 2018:

Robos con homicidio en zona oriente llegarán a juicio oral

lunes, 15 de abril de 2019

MAXIMILIANO VEGA
Nacional
El Mercurio

En asesinato de guardia del Parque Arauco se logró un fallo condenatorio y este miércoles se conoce el veredicto contra el único imputado en el caso.



Entre uno y dos segundos dura la parte del video de seguridad en que se ve a Francisco Manríquez (60), guardia del centro comercial Parque Arauco, correr a impedir un robo de un cajero automático por al menos cuatro individuos. Manríquez, carabinero en retiro, intenta repeler el asalto, pero en ese instante explota el cajero, y Sebastián Osses dispara contra él, lo que le costó la vida.

La grabación fue expuesta en el juicio en el Tercer Tribunal Oral en lo Penal de Santiago y es considerada una de las pruebas claves con que la fiscalía acreditó que Osses era el autor del homicidio. Este miércoles se lee la sentencia tras el veredicto condenatorio contra Osses, quien arriesga presidio perpetuo.

Con esto, según la Fiscalía Metropolitana Oriente, se comienzan a cerrar las causas de los cuatro robos con intimidación que han impactado el sector oriente en los últimos años.

Además del caso del Parque Arauco ocurrido en 2016, hay tres hechos: dos en La Reina y uno en Lo Barnechea -todos en 2018- que están prontos a llegar a juicio.

Este es el caso de Álex Ramírez (28), quien murió tras ser baleado -el 13 de mayo- al tratar de repeler con una pistola de fogueo el asalto de sus padres. Hay seis acusados, cuatro de ellos menores y uno de estos sería el presunto autor del fatal disparo.

Para el 26 de abril está fijada la audiencia de preparación de juicio oral, y en la acusación la fiscalía pedirá 10 años de régimen cerrado para los menores.

En tanto, el fiscal Andrés Iturra, de la jurisdicción Oriente, señala que se espera que durante este semestre termine la etapa investigativa de los otros dos robos con homicidio, ambos en La Reina. El 21 de mayo, solo ocho días después de que ocurriera el hecho en Lo Barnechea, Ariel Mena entró a una casa en La Reina, y de acuerdo a la fiscalía acabó -a puñaladas- con la vida de Carmen Gómez (63), tras ingresar a su dormitorio para robarle. Mena registraba 21 detenciones y tenía 18 años en el momento del robo.

El otro caso ocurrió el 20 de enero: Aldo Caiozzi (77) murió tras ser víctima de un violento asalto en su domicilio. Por este delito, el Ministerio Público formalizó el año pasado a tres personas, una de ellas menor.

Sandro Caiozzi, hijo de la víctima, señala estar conforme con el resultado de los peritajes y agradecido por el trabajo del Ministerio Público y la PDI. Agrega, sin embargo, que su familia sigue con "intranquilidad, porque siguen ocurriendo portonazos".

De los cuatro casos, en tres participaron bandas. "Es difícil levantar una investigación de un caso que no es flagrante (...) Generalmente, los casos que llevamos a juicio oral son flagrantes, entonces el desafío es levantar causas con pruebas suficientes", dice el fiscal Iturra.

Indica que aparte de las diligencias de rigor en cada caso (cámaras, huellas, ropa), en estos fue clave la unidad de Atención a Víctimas y Testigos. Esto, porque al no ser delitos flagrantes se requirió que testigos o terceros que poseían datos (víctimas de robos de la misma banda días antes o posteriores a los homicidios) prestaran declaración a la fiscalía.

"A veces se produce falta de adhesión de las víctimas de los delitos que están relacionados: los robos a casa, los robos con intimidación fueron los que ayudaron a llegar a las líneas investigativas", dice Iturra.

Un ejemplo de esto es que en el caso de Lo Barnechea, los delincuentes robaron un teléfono celular. Una de las víctimas activó su ubicación con una aplicación y se logró seguir el trayecto del teléfono robado. El aparato estuvo en la hora y en lugar en que se cometió un robo en Huechuraba, cuyas víctimas ayudaron a identificar a quienes serían los autores del robo que terminó con la muerte de Álex Ramírez.

 Imprimir Noticia  Enviar Noticia