Dólar Obs: $ 688,28 | 0,36% IPSA -0,25%
Fondos Mutuos
UF: 27.953,42
IPC: 0,00%
Julio Castro, investido como nueva autoridad de la institución de Laureate

Rector de Universidad Andrés Bello: "Mírennos cuanto quieran. No tenemos ninguna dificultad"

lunes, 15 de abril de 2019

Valentina González
Nacional
El Mercurio

Lanza sus críticas a la reforma a la educación superior y asegura que restarse de la gratuidad fue "una decisión acertada".



"Estamos en un momento bastante especial", observa Julio Castro, rector de la Universidad Andrés Bello, sobre el panorama de la educación superior. Asumió en marzo, en medio del debate por las consecuencias financieras de la gratuidad, los eventuales cambios a la PSU y la futura implementación de una nueva institucionalidad.

"Un momento transformacional del sistema", asegura.

Lo dice, además, con el conocimiento de haber trabajado tanto en el Estado como entre los privados: fue jefe de la División Superior del Ministerio de Educación (entre 2006 y 2008, bajo la administración de la expresidenta Michelle Bachelet) y rector de la U. de Viña del Mar. Fue en ese último cargo donde le tocó recibir al Servicio de Impuestos Internos (SII), en el contexto de una de las investigaciones hechas a las instituciones del grupo Laureate por eventual lucro.

"Se metieron a los laboratorios (del programa de inglés), pidieron echar a andar una grabadora de un curso y la persona me dijo 'esto me parece espectacular'. Duró 15 minutos la visita", recuerda.

"Estoy convencido de que van a saltar de nuevo. Con la nueva superintendencia, la comisión de Educación de la Cámara va a pedir por oficio que nos miren", asegura. Y con tranquilidad, añade: "Mírennos cuanto quieran. No tenemos ninguna dificultad, lo hemos hecho bien".

-Un representante de Laureate dijo, luego que se filtraran informes del Mineduc, que los planteles del grupo eran la moneda de cambio de la Arcis.

"Se nos miró con mucho más celo. Mi respuesta es: 'Qué bueno'. Lo que espero es que si nos miraron tantas veces, con tanto celo, y no encontraron nada, es suficiente. Déjennos trabajar tranquilos".

Además de la mayor regulación que trae la reforma, otros de los temas que aborda la ley de Educación Superior son la gratuidad y la fijación de los aranceles."No había que haber estudiado en Harvard para darse cuenta de que, en promedio, los estudiantes se demoran 1,5 años más. Es una cuestión que se preveía, no se tomó en cuenta lo suficiente y hoy estamos viendo las consecuencias", plantea Castro, en medio del debate que se ha generado por la obligación que tienen los planteles de costear un semestre a quienes excedan la duración formal de sus carreras.

"Lleno de cardenales"

También tiene reparos con los plazos y términos en que se está modificando el sistema de acreditaciones y propone abrirse a sistemas internacionales. "La comisión actual no está completa, los componentes que tenían otras miradas ya no están (...) Yo creo que es capital el funcionamiento (de la CNA), pero no tiene que ser el Santo Oficio. Y hoy está lleno de cardenales".

"Yo creo que lo que hay que hacer, en aseguramiento de la calidad, es simplemente lograr que las instituciones generen mecanismos internos que permitan asegurar que la institución esté funcionando", dice.

"Tenemos clara la decisión de que mientras las cosas no cambien, no vamos a adscribir a la gratuidad".

"¿A quién no le gustaría que la educación o la salud fueran gratuitas? Pero los países pueden gastar aquello que tienen".

 Imprimir Noticia  Enviar Noticia