Dólar Obs: $ 672,83 | 0,69% IPSA -0,79%
Fondos Mutuos
UF: 27.639,18
IPC: 0,50%
Investigaciones en desarrollo:

A través del olfato canino buscan formas más baratas y precisas de detectar el cáncer

lunes, 15 de abril de 2019

C. González
Vida Ciencia Tecnología
El Mercurio

Con receptores olfativos 10 mil veces más potentes que los humanos, los perros tienen una habilidad que está siendo estudiada con el objetivo de crear herramientas de diagnóstico.



El mejor amigo del hombre también ha demostrado ser un buen aliado de la ciencia. Junto al uso terapéutico de perros de compañía en el cuidado de pacientes, el aporte canino a la medicina no se queda ahí: su olfato es capaz de detectar de manera precoz la presencia de enfermedades como malaria, diabetes o ciertos tipos de cáncer.

Esta habilidad se debe a que los perros tienen receptores olfativos 10 mil veces más potentes y precisos que los humanos. Con esa información a mano, diversos centros investigan en cómo sacarle provecho.

Un estudio publicado en EE.UU. agrega nuevos antecedentes: cuatro perros entrenados lograron detectar la presencia de cáncer de pulmón con 97% de eficacia.

Este hallazgo es prometedor en dos maneras, explica a "El Mercurio" la doctora Heather Junqueira, autora de la última investigación: da pistas sobre cómo adiestrar eficazmente a estos perros y podría conducir a crear nuevos tests de detección que sean baratos, precisos y no invasivos.

"Aunque actualmente no hay cura para el cáncer, la detección temprana ofrece la mejor esperanza de supervivencia", dice Junqueira, investigadora de la empresa BioScentDx, que está detrás de esta prueba, "que podría salvar miles de vidas y cambiar la forma en que se trata la enfermedad".

Etapa experimental

Aprovechar el superolfato canino para desarrollar técnicas no invasivas de diagnóstico temprano es un objetivo que ya ha ido mostrando resultados prometedores en casos de malaria y diabetes, así como en la identificación de tumores de páncreas, vejiga y próstata.

A comienzos de mes, la revista Scientific Reports dio a conocer un estudio en el que sabuesos fueron capaces de detectar crisis epilépticas antes de que se produzcan. "Todavía no sabemos qué moléculas específicas son capaces de detectar", dice Jennifer Cattet, de la U. de Ginebra y coautora del trabajo.

"Sabemos que son capaces de identificar a los individuos más débiles dentro de un grupo de presas, por lo que es probable que exista un olor emitido por nuestro cuerpo en determinadas situaciones (como una crisis epiléptica o un episodio de estrés) que pueda ser detectado por los cánidos de un modo innato", agrega.

En 2017, un equipo del Hospital Clínic de Barcelona, España, presentó a Blat, un cruce de labrador retriever y pitbull que era capaz de reconocer con 95% de éxito las muestras de aire aspirado procedentes de pacientes con cáncer de pulmón.

Esta vez, Junqueira y su equipo utilizaron una forma de entrenamiento con un "clicker" -un pequeño dispositivo que emite un sonido que el perro adiestrado asocia con algo positivo- para enseñar a cuatro beagles a distinguir entre suero sanguíneo normal y muestras de pacientes con un cáncer de pulmón maligno.

Salvo uno de ellos, los otros tres perros identificaron correctamente las muestras de cáncer de pulmón el 96,7% de las veces y las muestras normales el 97,5% de las veces.

Aunque aún se está en etapa experimental, para los investigadores estos hallazgos ayudan a mejorar la manera de adiestrar a los perros con un fin terapéutico, así como al desarrollo de métodos de diagnóstico más baratos, precisos y no invasivos.

"Aún se trata de pruebas preliminares, con mascotas entrenadas para analizar muestras de heces, saliva, sangre u orina, por ejemplo", explica el neurólogo clínico Marcos Vásquez, médico veterinario y académico de la U. Mayor. "Sí está claro que su olfato tiene el potencial de identificar biomarcadores de la enfermedad".

Estas nuevas herramientas de detección, dice Junqueira, podrían consistir "en utilizar la detección de olor canino como método. Otra opción sería determinar los compuestos biológicos que los perros detectan para luego diseñar pruebas de detección basadas en esos compuestos".

 Imprimir Noticia  Enviar Noticia