Dólar Obs: $ 699,52 | 0,11% IPSA -0,25%
Fondos Mutuos
UF: 27.836,61
IPC: 0,60%
Instituto emisor publicó documentos:

Actas revelan compleja decisión del B. Central tras quiebra de Lehman Brothers en 2008

jueves, 21 de marzo de 2019

LINA CASTAÑEDA
Economía y Negocios
El Mercurio

Mantuvo la tasa en 8,25% porque la inflación anual se aproximaba al 10%.



Tras la caída de Lehman Brothers, y cuando ya las proyecciones apuntaban a una recesión en Estados Unidos al iniciarse la crisis financiera global, el Consejo del Banco Central (BC) optó en octubre de 2008 por mantener en 8,25% la tasa de interés de política monetaria (TPM). Decisión que adoptó en un contexto en que la inflación anualizada pasaba desde 9,2% en septiembre a 9,8% en octubre de ese año.

De acuerdo a las actas de las reuniones de política monetaria que el BC acaba de publicar, el entonces presidente de la entidad, José De Gregorio, señalaba que pese al complejo escenario, los riesgos inflacionarios seguían siendo significativos. En su opinión era mejor esperar que se aclarara el panorama internacional y mantener el mensaje antiinflacionario.

La política monetaria que se estaba implementando tenía un fuerte sello restrictivo para enfrentar la tendencia inflacionaria. En la sesión de octubre, Pablo García, entonces gerente de la División Estudios, aludía a la reunión anterior en que el consejo había acordado subir en 50 puntos base la tasa de interés hasta un 8,25% anual, dado el deterioro en el panorama inflacionario y para asegurar la convergencia de la inflación hacia el 3%.

García describía un contexto de mercados financieros en extremo tensionados a causa de la desconfianza, los que anticipaban que el crecimiento mundial se ajustaría a la baja en 2009.

El gerente de División Operaciones Financieras, Beltrán de Ramón dijo no tener dudas de que la opción era mantener la TPM en 8,25%. Respaldó comentarios en cuanto a que un ajuste de expectativas podía llevar a una caída abrupta en la demanda y eso ayudaría a reducir la inflación en los próximos trimestres. El exministro de Hacienda Andrés Velasco recomendó como única opción el mantener la tasa y dejar abiertas todas las opciones, sin sesgo hacia delante.

Finalmente, el BC mantuvo la tasa en 8,25% e indicó que aunque el último IPoM contemplaba ajustes adicionales, "el consejo evaluará en sus futuras decisiones las implicancias que se derivan de los desarrollos financieros en curso sobre la inflación proyectada".

Recorte En 2009 el BC inició un agresivo recorte de la TPM, que llegó a 0,5%.

 Imprimir Noticia  Enviar Noticia