Dólar Obs: $ 679,08 | 0,37% IPSA -0,05%
Fondos Mutuos
UF: 27.565,76
IPC: 0,00%
Los cruzados vencieron por 2-1 a Rosario Central en San Carlos de Apoquindo por la segunda jornada de la Copa Libertadores

De infarto: la UC se complica, pero logra su primer triunfo en el último minuto

jueves, 14 de marzo de 2019

Martín Browne
Deportes
El Mercurio

Cuando parecía que el campeón chileno cedía un empate en su casa, una "patriada" de José Pedro Fuenzalida provocó un penal que Luciano Aued anotó para conseguir la victoria. El cuadro de Gustavo Quinteros se repuso de la dura caída en el debut.



Cuestión de fe. Cuando parecía que la ilusión en la Copa Libertadores recibía un golpe mortal apenas en el segundo partido, Universidad Católica consiguió una victoria que mantiene intactas sus opciones de avanzar en un complicado grupo H del torneo continental.

José Pedro Fuenzalida, acostumbrado a ser héroe cruzado, apareció cuando el silencio y la incredulidad reinaban en San Carlos de Apoquindo. El local había jugado bien y merecía la victoria ante Rosario Central, pero en el segundo minuto del tiempo añadido el cuadro "canalla" encontró el empate.

El "Chapa" no se rindió. Presionó la salida de Facundo Rizzi y se encaminó, decidido, al arco de Jeremías Ledesma. El polifuncional sacó partido del roce y cayó. Penal. Explosión de júbilo que se multiplicó cuando Luciano Aued dio con el arco.

La ilusión copera resurgió. El equipo de Gustavo Quinteros dejó atrás la inseguridad que le dejó la goleada sufrida en Asunción ante Libertad y se mostró sólido en el arranque del duelo, liderado por la velocidad y técnica de Edson Puch, quien aprovechó un error de la zaga "canalla" y en una gran jugada individual abrió el marcador a los 28'.

En el segundo tiempo, el visitante salió con todo en busca del empate. Y la UC apostó a liquidarlo de contraataque con un César Pinares que tomó el protagonismo con su despliegue y sus amagues. Punto aparte para Sebastián Sáez. El delantero mostró entrega y compañerismo, pero no pudo acabar con una preocupante sequía de goles. Cuando fue sustituido, Aued pidió aplausos del público. Sáez, está claro, pasa por una grave crisis de confianza.

Mientras los cruzados esperaban que corrieran los minutos para abrazarse, vino la tragedia, con la anotación de Duvan Vergara (90+2'), que no dudó ante la vacilación del local.

Pero las noches coperas tienen algo especial. Y siempre se requiere algo más. Eso que tuvo Fuenzalida para permitir que la UC ganara.

Victoria e impulso para la Libertadores y el torneo local: a los franjeados les espera Colo Colo el domingo, con la duda de si darles un respiro a sus figuras, las que han sufrido con las lesiones -Puch y Rebolledo salieron ayer con molestias- , o poner un equipo alternativo, con reservas que aún no terminan de convencer al DT Quinteros.

Lo que sí está claro es que la Católica está más viva que nunca.

El próximo partido de la UC será como local ante Gremio, el 4 de abril.

 Imprimir Noticia  Enviar Noticia