Dólar Obs: $ 692,79 | 0,02% IPSA -1,05%
Fondos Mutuos
UF: 27.725,01
IPC: 0,50%
Edison Lanza, relator especial para la Libertad de Expresión de la OEA:

"La situación en Venezuela no es comparable con ningún otro Estado democrático de la región"

jueves, 14 de marzo de 2019

GASPAR RAMÍREZ
Internacional
El Mercurio

El abogado dice que el régimen chavista sigue el "manual" de Cuba.



En poco más de una semana, un equipo de Univisión fue detenido y expulsado de Venezuela, lo mismo que el corresponsal estadounidense en Caracas Cody Weddle, y el martes fue detenido y después liberado el periodista local Luis Carlos Díaz. La ONG Espacio Público registró 49 detenciones de trabajadores de la prensa en Venezuela en enero y febrero.

Una situación "grave", única en la región, comenta a "El Mercurio" el periodista y abogado uruguayo Edison Lanza, relator especial para la Libertad de Expresión de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, organismo dependiente de la OEA.

-¿Cómo ve la relatoría el acoso a periodistas en Venezuela?

"Sin duda es de extrema gravedad. El viernes emitimos un comunicado conjunto con el relator de Naciones Unidas, David Kay, en el que coincidimos en dos temas principales, más allá del deterioro progresivo de la última década. Pero lo acuciante hoy son justamente las detenciones arbitrarias de periodistas por hacer su trabajo.

En algunos casos, si son corresponsales extranjeros, son detenidos y luego expulsados. En el caso de los periodistas locales hay varios dispositivos, una suerte de coordinación del Estado para la censura. Algunas, como la que vimos ayer (martes) del periodista que fue desaparecido por el Sebin (Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional) y luego apareció por presión de los medios. Lo presentaron luego ante un juez a partir de una frase de un video que le armaron para adjudicarle participación en un supuesto sabotaje que nadie sabe cómo fue. Esto ya sucedió en el pasado y es gravísimo, porque es la policía secreta operando como en las dictaduras, primero deteniendo y luego armando un expediente.

Las otras formas tienen que ver con presión sobre los medios para que saquen a periodistas críticos. El segundo gran mecanismo de censura es del espacio público que quedaba libre del control estatal, internet, y hoy estamos viendo una serie de problemas: baja conectividad, bloqueo de plataformas y ataques a sitios web".

-¿Recuerda otro caso en la región de gobiernos que utilicen los organismos de inteligencia contra periodistas?

"No en forma sistemática. Hemos tenido casos aislados: el DAS en Colombia; el régimen de Ortega en Nicaragua, que se puede asemejar a esto. Y, por supuesto, Cuba. Creo que el manual está extraído de ahí".

-Decenas de diarios han cerrado por falta de recursos, ¿cómo evalúa el estado de la prensa en general en Venezuela?

"La situación es crítica, no es comparable con ningún otro Estado democrático de la región. La prensa en formato papel la han asfixiado. El monopolio estatal favorece solo a medios oficialistas, pero medios como El Nacional, el Carabobeño y otros medios históricos se han retirado prácticamente del espacio papel.

En el espacio digital han surgido pequeños nichos de periodismo independiente, y por tratarse de un gobierno que se ha vuelto una dictadura y asfixia, esos medios están teniendo éxito y apoyo nacional e internacional, pero no es el mecanismo de sustentabilidad tradicional".

-¿Piensan preparar un informe especial sobre el país?

"Creo que toca hacer una actualización del informe publicado hace un año y medio, porque todos los días pasan cosas y, sobre todo, porque hay un patrón de persecución. Cuando el Estado articula y coordina para perseguir periodistas en razón de lo que informan o de sus ideas, es porque la democracia ya empieza a sucumbir. Esto lo sabemos bien quienes padecimos dictaduras en el Cono Sur. El vínculo es muy claro y de la más alta gravedad, la región tiene que saberlo y tomar decisiones al respecto. No se trata de un momento excepcional, ni solo de la crisis económica y política. Se trata de un gobierno que está vulnerando las libertades fundamentales de un modo desesperado, utilizando herramientas prohibidas por el derecho internacional".

-¿Cómo ve la actuación de la alta comisionada Michelle Bachelet en la crisis en Venezuela?

"En general, nosotros coordinamos con la alta comisionada para los DD.HH. y con sus relatorías. La alta comisionada tiene ahí toda la información para su trabajo en terreno, no me corresponde a mí determinar las estrategias. Creo que es altamente positivo que pueda estar en terreno. La CIDH no ha podido entrar en los últimos 15 años a Venezuela, por lo tanto, tiene todo nuestro apoyo, y es una oportunidad única para que sea un informe en terreno sobre las cosas que nosotros tenemos que obtener desde afuera".

"Se trata de un gobierno que está vulnerando las libertades fundamentales de un modo desesperado, utilizando herramientas prohibidas por el derecho internacional".

"Cuando el Estado articula y coordina para perseguir periodistas en razón de lo que informan o de sus ideas, es porque la democracia ya empieza a sucumbir".

 Imprimir Noticia  Enviar Noticia