Dólar Obs: $ 658,75 | -0,31% IPSA 0,30%
Fondos Mutuos
UF: 27.548,06
IPC: 0,10%
XVII versión del Valparaíso Cerro Abajo:

Pedro Ferreira deslumbró en los cerros del puerto y acabó con la hegemonía extranjera

lunes, 11 de febrero de 2019

Diego Aguirre Diez
Deportes
El Mercurio

Después de siete años, un rider chileno volvió a celebrar en la clásica prueba de descenso urbano, aprovechando una terrible caída del checo Tomás Slavík, bicampeón del certamen, quien terminó en la clínica.



Sentado en la silla de líder provisorio, arriba de un clásico bote porteño que se montó en plena plaza Aníbal Pinto de Valparaíso, el ciclista Pedro Ferreira espera con nerviosismo que el checo Tomás Slavík, bicampeón del Valparaíso Cerro Abajo, cumpla con el último descenso del día.

Atento a la pantalla que muestra el recorrido del europeo, en el centro de la ciudad puerto, el quilpueíno se levanta de su asiento de manera explosiva apenas 28 segundos después de la salida del máximo favorito: Slavík sufría una espantosa caída en el primer salto del trazado, quedando sin chances de retener el título de la tradicional carrera, y cediendo la gloria al chileno.

El checo se retorcía de dolor y era atendido por personal médico, para luego ser traslado a una clínica, aunque sin lesiones de gravedad.

Mientras, Ferreira celebraba de manera descontrolada, saltando y gritando junto a los miles de espectadores presentes en la línea de meta.

"Esto es increíble, gané pruebas de descenso urbano en México y en Colombia, pero acá se siente mucho mejor, porque estoy en casa, con mi gente. Siempre supe que podía ganar. Me tiré a fondo, pedaleé con todo lo que tenia. Estoy muy feliz, desde pequeño había soñado con quedarme con esta carrera. Me llena de orgullo haberlo hecho", comentó.

En los 1,9 kilómetros de bajada por el Cerro Cárcel, el rider criollo estuvo soberbio y registró un tiempo de 2 minutos, 50 segundos y 84 milésimas, dejando atrás siete años sin celebraciones de pilotos nacionales en la prueba.

Otro local que destacó fue Felipe Agurto, de 18 años, quien quedó segundo, a apenas 468 milésimas de su compatriota. El alemán Johannes Fishbach, ganador en 2016, fue tercero.

Finamente, el campeón confesó sus planes en la disciplina. "He hecho bien las cosas y debo seguir por ese camino. Quiero ser el mejor piloto del mundo en descenso urbano y creo que si no lo soy, estoy cerca de serlo. Dedicaré todo mi tiempo a esto", cerró.

'' Tenemos la mejor carrera de descenso urbano del mundo, y es genial que la gente venga a apoyar en masa. Escuché su apoyo durante toda la carrera". PEDRO FERREIRA, ciclista nacional.

 Imprimir Noticia  Enviar Noticia