Dólar Obs: $ 676,60 | 1,73% IPSA -0,98%
Fondos Mutuos
UF: 27.565,76
IPC: 0,00%
Mecánica [ datos prácticos ]

Señales de humo

sábado, 12 de enero de 2019


Clasificados Automóviles
El Mercurio

El color del humo que sale por el tubo de escape es síntoma de la salud del motor. Sepa qué significa y qué riesgos puede haber.



S i se mira por el retrovisor y se observa que hay más humo del habitual, seguro que hay algún problema, ¿pero cuál? El color del humo que sale por el tubo de escape es un claro indicativo de qué es lo que falla y eso le dará al dueño del auto la señal para que sepa si debe ponerse a tiritar o no.

Los expertos señalan que hay cuatro colores posibles para el humo de escape: azul, gris, blanco o negro.

Azul: Lo provoca la mezcla de aceite con el aire y el combustible al realizar la combustión. Es algo que se produce por el desgaste del motor en elementos como el sellado, los cilindros, los pistones o las válvulas. También puede ser por una falla en turbo que mande el propio aceite al motor. Esta falla puede provocar que los cilindros se compriman menos de lo debido, lo que termina en una pérdida de potencia.

Gris: Es la tonalidad habitual, pero si sale en gran cantidad es posible que se trate de que quema aceite en exceso.

Blanco: Es posible que ni siquiera sea humo, sino vapor, lo que puede indicar que no pasa nada malo... O que al motor le queden pocos días de vida. Si hace frío y se acaba de poner en marcha el motor, es normal que lo expulse, puesto que está evaporando la humedad, pero si la temperatura ambiente es buena o el vehículo lleva un tiempo encendido puede significar problemas.

En estos casos, los mecánicos buscan una posible falla en la junta de la culata o que se haya roto la cabeza de un cilindro. Si es lo primero se filtrarán líquidos a áreas donde no deberían estar, incluso vertiendo refrigerante en los cilindros, lo que convertirá el auto en una máquina de vapor y puede llevar a averías fatales para el motor.

Negro: Por norma general, no hay que preocuparse. Está relacionado con la mezcla de la combustión y cómo la gestiona la ECU (sigla en inglés para unidad de control del motor).

Cuando la mezcla tiene más combustible del que debería, en el encendido no llega a quemarse todo y el que queda es expulsado por el escape, lo que resulta en un humo más oscuro.

Los motivos que pueden provocar este color del humo del tubo de escape son un inyector de combustible con fugas, un sensor de oxígeno roto o que un regulador de la presión del combustible haya permanecido cerrado. Un filtro de aire sucio también puede estar implicado, haciendo que la mezcla no sea tan rica como debería, produciendo una combustión menos eficiente.

 Imprimir Noticia  Enviar Noticia