Dólar Obs: $ 679,02 | -0,01% IPSA -0,05%
Fondos Mutuos
UF: 27.565,76
IPC: 0,00%
El piloto se ubicó 14º en el tramo entre Arequipa y Moquegua

Dakar: Quintanilla se enreda en la etapa maratón y cede el liderato

viernes, 11 de enero de 2019

Diego Aguirre Diez Enviado especial a Moquegua
Deportes
El Mercurio

En una especial sin asistencia, el sanantonino no pudo mantener su buen ritmo y vio desaparecer la ventaja conseguida en la jornada previa. Ahora marcha segundo en la general.



Luego de una especial de 405 kilómetros desde Arequipa a Moquegua, Pablo Quintanilla llega al Coliseo Municipal de Moquegua a toda velocidad, estaciona su moto en el parque cerrado, saluda a unas fanáticas peruanas que le gritan que lo aman y de inmediato se pone a trabajar en su máquina.

"Tengo una lista que chequear en la moto, y si no lo hago altiro se me olvida. Igual la moto no sufrió golpes, así que no tendré que arreglar tantas cosas", dice el chileno en relación con las tareas que debía realizar luego de la parte inicial de la etapa maratón, en la que no se permite recibir asistencia de los equipos.

Luego de verificar aquellos detalles, el sanantonino se instala en las gradas del recinto deportivo donde pasaría la noche. Elige tirar su colchoneta al lado de Toby Price y de los demás pilotos de KTM, como Matthias Walkner y Sam Sunderland. Conversa con ellos un largo rato. Les pregunta sus sensaciones sobre la etapa, y él comenta las suyas. Las risas entre los motociclistas se multiplican, aunque quizás Quintanilla es el que menos razones tiene para sonreír: de los líderes de la prueba fue el que más problemas vivió en la ruta, perdiendo muchos minutos.

Quintanilla tenía claro que podía ceder algunos minutos en la clasificación, al ser el segundo en largar desde Arequipa, pero nunca imaginó que la sangría sería tan grande. Un día de mal rendimiento pemitió la arremetida de sus rivales, en particular la del estadounidense Ricky Brabec (Honda), quien fue ganador de la especial de ayer y se convirtió en el nuevo puntero de la competencia.

"Sabía que me iban a alcanzar y que iba a perder minutos, por lo que la idea era no perder tanto. No pensaba perder el liderato, aunque tengo claro que 10 minutos es muy poco en el Dakar. Igual, no iba a tomar riesgos innecesarios. Sigo bien arriba en la clasificación y eso me deja contento", expresó el chileno, ahora segundo en la general.

Brabec, en tanto, celebraba su liderato. "Fue una etapa rápida, con mucho polvo, a las que estoy acostumbrado. Quintanilla ha competido muy bien e hizo una estrategia inteligente", comentó el norteamericano.

Otros favoritos también sacaron partido de la desventura de Quintanilla: los siete primeros están separados por menos de 10 minutos.

Walkner cierra ese lote, aunque no estaba del todo satisfecho: arribó cojeando a la meta debido a un fuerte golpe en un tobillo. Mientras ordenaba sus cosas, el austriaco aún reclamaba por los supuestos errores del roadbook en la etapa del miércoles. "Estamos esperando alguna respuesta de la organización al respecto", disparó.

José Ignacio Cornejo, por su lado, tuvo una buena etapa y terminó octavo, aunque va 15º en la clasificación. "Pude hacer una carrera correcta y vamos avanzando puestos de a poco", dijo el iquiqueño.

"No pensaba perder el liderato, aunque tengo claro que 10 minutos es muy poco en el Dakar. Igual, no iba a tomar riesgos innecesarios".

 Imprimir Noticia  Enviar Noticia