Dólar Obs: $ 672,26 | -0,02% IPSA 0,11%
Fondos Mutuos
UF: 27.553,34
IPC: -0,10%
Tiene cerezos y bambúes y está diseñado para ser un lugar de relajación:

Jardín Japonés del Parque Metropolitano abre sus puertas tras dos años de refacción

viernes, 11 de enero de 2019

Dierk Gotschlich
Nacional
El Mercurio

El espacio aumentó su tamaño y se instalaron dos nuevas lagunas, un escenario para ceremonias niponas y un sistema de tratamiento de aguas residuales con lombrices.



Al buscar opiniones en Internet sobre el Jardín Japonés de Santiago, en el Parque Metropolitano, la mayoría de los comentarios hace referencia a la belleza del lugar, pero también a su acotado espacio.

Sin embargo, esta impresión podría cambiar para quienes lo visiten ahora porque, luego de más de dos años cerrado por arreglos, hoy abrirá sus puertas con más superficie que antes: se amplió de 3.200 a 4.500 m {+2} .

El proceso de remodelación tardó más de lo que se estimaba: en diciembre de 2016 se anunció que cerraría sus puertas durante cuatro meses, pero por demoras en las obras, se terminó el contrato con la empresa original y se suscribió otro con una nueva firma.

Finalmente, se invirtieron $1.192 millones con los cuales se habilitaron nuevas caídas de agua que incluyen ríos y dos lagunas, senderos y escaleras de diferentes materiales entre los que destaca el "capricho japonés", compuesto por una variedad de piedras que guían el paseo de los visitantes. Todo esto, para que sea un lugar de relajación en medio del mayor pulmón verde de la capital.

También se renovaron todas las estructuras de madera. Las piezas fueron desarmadas y enviadas a un taller en el sur del país y, una vez refaccionadas, se ensamblaron en la capital.

La rueda de agua, que estaba más deteriorada, fue la que recibió el mayor tratamiento. Y su tamaño ahora es mayor: tiene tres metros de diámetro.

Juan Manuel Gálvez, arquitecto master en paisaje de la U. de Chiba de Japón, quien estuvo a cargo del diseño, dice que se realizó así porque "la calidad del trabajo en el sur de Chile en esta especie, que es tronco noble, es altísimo".

El ministro de Vivienda y Urbanismo, Cristián Monckeberg, destaca el profesionalismo con el cual se diseñó y construyó el jardín. "El proyecto está enmarcado dentro de lo que nos interesa: que el Parque Metropolitano preste mejores servicios y calidad de vida a quienes lo visitan", afirma.

Los otros elementos de madera son un puente curvo, un parrón, puente Yatsuhashi y un mirador. Además, se instaló un nuevo escenario denominado "Hanami", donde la población nipona realiza distintas ceremonias. Eso sí, se eliminó la pérgola que antiguamente se encontraba al costado del parrón.

35 sakuras

Otro aspecto novedoso es un sistema de tratamiento de aguas residuales que reciben las descargas de los baños del jardín. A este mecanismo se le denomina "Planta Toha" y funciona con la ayuda de lombrices. El agua es percolada a través de diferentes filtros y luego es consumida por los gusanos. Esa agua luego es utilizada para regar las plantaciones forestales del cerro.

La vegetación también fue un factor a considerar en el paisaje. Dentro del recinto se encuentran bambúes, acer japónico, cotoneaster rastrero y 35 sakuras , como se les llama a los cerezos por su florecimiento.

"Aquí hay un aporte más, con mucho profesionalismo, a este gran Parque Metropolitano del que hoy disponemos. La inauguración va a terminar con una ceremonia del té, un acto tradicional japonés".
CRISTIÁN MONCKEBERG
Ministro de Vivienda y Urbanismo

 Imprimir Noticia  Enviar Noticia