Dólar Obs: $ 672,26 | -0,02% IPSA -0,08%
Fondos Mutuos
UF: 27.553,34
IPC: -0,10%
Recomendaciones de Academia Americana de Pediatría:

Médicos llaman a evaluar a las madres para tratar la depresión durante el embarazo y después del parto

miércoles, 02 de enero de 2019

A. TORRES
Vida Ciencia Tecnología
El Mercurio

Se calcula que el 50% de las mujeres que sufren esta patología no han sido diagnosticadas ni tratadas. Este estrés tóxico puede afectar el desarrollo del cerebro del niño, entre otros efectos.



Si no se diagnostica ni se trata, una depresión durante el embarazo o después del parto es una de las complicaciones obstétricas más comunes y costosas en Estados Unidos, según un reporte publicado por la Academia Americana de Pediatría (AAP).

La llamada depresión perinatal es tan frecuente, que se estima que el 50% de las mujeres no han sido diagnosticadas ni han recibido tratamiento. El reporte de la AAP también calcula que entre 15% y el 20% de las mujeres que son madres por primera vez están afectadas por esta patología.

Por eso la academia recomienda que las madres sean evaluadas una vez durante el embarazo, y luego durante los controles pediátricos del hijo, al primer, segundo, cuarto y sexto mes, para saber si sufren depresión.

"Sabemos que la depresión posparto puede ser una forma de estrés tóxico que en algunos casos afecta el desarrollo del cerebro del niño y causa problemas en las relaciones familiares, el amamantamiento y el tratamiento médico del hijo", dice el doctor Jason Rafferty, uno de los coautores del informe realizado por la AAP.

La doctora Marian Earls, quien lideró la elaboración del reporte -desarrollado por el Comité de Aspectos Psicosociales del Niño y Salud Familiar de la AAP-, agrega: "Cuando somos capaces de ayudar a una madre a sobrellevar su problema de salud mental, esencialmente estamos llegando a toda la familia".

El doctor Andrés Pons, ginecoobstetra de la Clínica Las Condes reconoce que en Chile la depresión perinatal es una condición que preocupa por su alta frecuencia. "Muchas veces está subdiagnosticado. Y el problema es que generalmente las depresiones en el embarazo tienen un agravamiento en el posparto. Por eso es muy importante encontrar a las pacientes con síntomas depresivos en el embarazo para prevenir la depresión posparto, que es más grave".

En Chile hay cuestionarios para evaluar la depresión perinatal, dice el médico. En la clínica donde trabaja, lo utilizan con todas las mujeres que se hospitalizan por alguna enfermedad del embarazo. Si la madre tiene alto riesgo de depresión, se la interviene con un psicólogo especializado en problemas del embarazo y recibe evaluación psiquiátrica si es necesario.

"Habría que avanzar para hacerlo en los otros centros de salud. Hay distintas encuestas, unas autoadministradas, otras que las aplica el personal de salud", dice Pons. También es importante, asegura, que como recomienda la AAP, en el control ambulatorio se aplique la encuesta una vez durante los controles de embarazo, "aunque esto no se hace de forma rutinaria".

Los síntomas de depresión perinatal a veces pueden confundirse con los síntomas propios de un embarazo, explica Pons. Inestabilidad emocional, irritabilidad mayor de la habitual, insomnio o alteraciones del apetito son también efectos que tienen las embarazadas sin depresión. "Pero hay que prestar atención cuando son síntomas más intensos y prolongados o cuando se suman entre ellos", aclara el doctor Pons.

Y agrega: "Es importante diferenciar cuáles son síntomas propios del embarazo. Es distinto cuando hay rechazo por la guagua, cuando la madre tiene llanto fácil la mayor parte del día, o cuando esto interfiere en su cuidado personal. Eso, asociado a otros síntomas, puede configurar que se trata de depresión posparto".

 Imprimir Noticia  Enviar Noticia