Dólar Obs: $ 678,77 | -0,17% IPSA 1,06%
Fondos Mutuos
UF: 27.565,79
IPC: 0,00%
Eventuales porteños intentaron evitar el ingreso de trabajadores contratados y se enfrentaron con carabineros. Dirigentes porteños acusan a concesionaria del terminal 1 de "intransigencia", mientras que sus similares sanantoninos depusieron ayer mismo su movilización.

Estibadores en Valparaíso radicalizan postura ante TPS, y los de San Antonio paran un turno

jueves, 06 de diciembre de 2018

MAURICIO SILVA
Economía y Negocios
El Mercurio




Los trabajadores eventuales del terminal 1 del puerto de Valparaíso resolvieron ayer "radicalizar" su postura luego de acusar a la concesionaria Terminal Pacífico Sur (TPS) de "intransigencia" y de negarse a formar una mesa de trabajo para atender sus demandas, consistentes en bonos en dinero que los compensen por, a su juicio, realizar menos turnos laborales.

Los estibadores, que se mantienen en las cercanías de los accesos portuarios, aseguran que habían flexibilizado su posición en los últimos días permitiendo el ingreso de los estibadores contratados por esa concesionaria y atender las naves.

Pero ayer retomaron su postura de intentar impedir el ingreso del personal que TPS requería para atender al portacontenedores "Marathopolis" y al frutero "Baltic Lord", que debía embarcar 124 containers .

"Hemos cedido durante cinco días sin obtener respuesta. Solo conversaciones informales, pero no una mesa de trabajo como ocurrió con TCVAL (Terminal Cerros Valparaíso)", dijo el vocero de los estibadores porteños movilizados, Pablo Klimpel, al marcar diferencias con lo que ocurrió con los trabajadores eventuales del terminal 2 que suspendieron las movilizaciones.

"Se vuelve a fojas cero todo lo que habíamos logrado avanzar con la ministra por la intransigencia de TPS", agregó, al referirse a la mediación de la titular de Transportes, Gloria Hutt.

Coincidente con el endurecimiento de esta postura, piquetes de estibadores levantaron barricadas en la avenida Erráruziz en la tarde de ayer, interrumpiendo el tránsito vehicular al norte de la plaza Sotomayor y enfrentándose con carabineros.

Dirigentes sindicales de trabajadores contratados por TPS denunciaron, asimismo, "agresiones" y "amedrentamientos" en su contra y también hacia los portuarios que están concurriendo a las faenas. Uno de estos últimos, Cristián González, acusó que durante la madrugada de ayer cuatro personas reventaron los vidrios y causaron otros daños a su vehículo estacionado frente a su domicilio, y de ello responsabilizó a los estibadores movilizados.

"Es inaceptable escalar a estos escenarios de violencia", dijo el presidente del sindicato 1, Daniel Lozano, quien señaló que los operarios que lo deseen "tienen el legítimo derecho" de concurrir a su trabajo.

En tanto, estibadores de Puerto Central (PCE) en San Antonio realizaron ayer un paro de brazos caídos para exigir un bono compensatorio por la sobrecarga de trabajo causada precisamente por los barcos desviados desde Valparaíso a raíz de las movilizaciones en esta última ciudad. La movilización fue suspendida, luego que PCE se habría comprometido a no recibir más naves de las programadas.

La posibilidad de que los conflictos se extendieran al puerto de la zona central que ha sido alternativa ante los problemas que está sufriendo Valparaíso causó inquietud ayer. El presidente de la Asociación Nacional de Armadores, Roberto Hertz, advirtió que está empezando la temporada de exportación de frutas.

"Sería grave obstaculizar una de las actividades más importantes de la economía chilena", dijo el dirigente gremial, quien abogó por acuerdos entre los actores de la actividad portuaria antes que desencadenen en enfrentamientos.

La ministra de Transportes, Gloria Hutt, insistió en que la postura del Gobierno es "el diálogo y lograr que las partes se encuentren". Ella, su similar del Trabajo, Nicolás Monckeberg, y el subsecretario del Interior, Rodrigo Ubilla, se reunieron ayer con dirigentes de la Unión Portuaria de Valparaíso y San Antonio, entre otros. Hasta ahora, la empresa TPS no ha entregado su posición pública sobre el conflicto.

Monto
A $5 millones alcanza el bono que reclaman los estibadores porteños para iniciar el diálogo.

"La empresa Ultraport, que provee de mano de obra al terminal, está conversando con los sindicatos, lo que es bueno".
GONZALO DAVAGNINO
Gerente de EPV

"Las compensaciones son por baja de turnos al extenderse el T1 e instalar grúas pórtico. Es por dignidad".
MARCO MONTECINOS
Vocero de estibadores

 Imprimir Noticia  Enviar Noticia