Dólar Obs: $ 678,77 | -0,17% IPSA 1,06%
Fondos Mutuos
UF: 27.565,79
IPC: 0,00%
Funeral de Estado para el mandatario número 41 del país:

EE.UU. homenajea a George H.W. Bush, el primer Presidente del nuevo orden mundial

jueves, 06 de diciembre de 2018

José Tomás Tenorio Labra
Internacional
El Mercurio

El hijo del exgobernante, George W. Bush, recordó a su padre como un "noble y gran hombre". "Cuando se escriban los libros de historia, dirán que George H. W. Bush fue un gran Presidente de Estados Unidos", aseguró.



En una Catedral Nacional de Washington repleta, y ante la presencia de las principales autoridades, EE.UU. rindió ayer el último homenaje oficial a su Presidente número 41 (1989-1993), George H.W. Bush, quien falleció a los 94 años, el viernes pasado. Con elogios y humor, familiares y cercanos recordaron la vida del exmandatario, quien tuvo entre sus mayores retos el liderar a un país que se encontró a sí mismo como única potencia de un nuevo orden mundial, tras el término de la Guerra Fría.

George H.W. Bush fue "un gran y noble hombre, y el mejor padre que alguien podría tener", aseguró su hijo, el también expresidente George W. Bush (2001-2009). En un emotivo discurso, el exmandatario recordó a su padre como un hombre que "siempre estaba ocupado, en constante movimiento, pero nunca estaba demasiado ocupado para compartir su amor por la vida con quienes lo rodeaban (...) Era un hombre genuinamente optimista. Y ese optimismo guió a sus hijos y nos hizo creer a cada uno que todo era posible".

Bush hijo resaltó el carácter afable de su padre, a quien le gustaba reírse "sobre todo de sí mismo". También recordó el servicio que prestó a EE.UU. como mandatario, un cargo que ejerció como "un caballero" y "con dignidad y honor". "Me enseñó lo que significa ser un Presidente con integridad, que lidera con coraje y actúa con amor en su corazón por los ciudadanos de nuestro país", aseguró.

"Cuando se escriban los libros de historia, dirán que George H.W. Bush fue un gran Presidente de Estados Unidos, un diplomático de habilidad incomparable, un comandante en jefe de logros formidables", añadió el republicano al finalizar su intervención. Además del máximo cargo político, Bush padre se enlistó en la Marina estadounidense poco después del ataque a Pearl Harbor (1941), años después fue congresista por Texas, embajador ante Naciones Unidas, director de la CIA y vicepresidente de Ronald Reagan (1981-1989).

Luego de la ceremonia, el féretro con los restos de Bush fue llevado a la base aérea de Andrews, para ser trasladado en el avión presidencial de vuelta a Texas, su estado, donde hoy su familia asistirá a un funeral privado.

Legado en peligro

Durante sus cuatro años de gestión, el patriarca del clan Bush fue actor principal de lo que él llamo un "nuevo orden mundial", con EE.UU. como única potencia global tras la desintegración de la Unión Soviética.

Con decisiones como la orden de intervención militar en Panamá para deponer a Manuel Noriega en 1989, la operación para defender a Kuwait de la ocupación iraquí -que dio inicio a la Primera Guerra del Golfo en 1990-, y la negociación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (Nafta) con México y Canadá, Bush apostó por forjar alianzas que multiplicaran la influencia global de EE.UU. Sin embargo, los expertos creen que su legado está actualmente en peligro.

Bajo la administración de Donald Trump, Washington ha optado por políticas más aislacionistas, e incluso, el martes, el secretario de Estado, Mike Pompeo, aseguró que el mandatario está construyendo una nueva doctrina internacional, basada en privilegiar la soberanía nacional por sobre el multilateralismo.

Los analistas también aseguran que otra parte del legado de Bush padre que se ha perdido tiene que ver con la política interna de EE.UU., y cómo esta se volvió más polarizada después de que dejara el cargo.

"Todos los presidentes que vinieron después de Bush padre, han temido repetir su experiencia de no lograr un segundo mandato. Y, pese a que todos tuvieron éxito, eso tuvo un costo: fuertes peleas por la reelección que dividieron al electorado y crearon una dinámica en la que cada año el pueblo estadounidense elige a un nuevo Presidente que es el polo opuesto de su predecesor. Ese no era Bush padre", dijo a "El Mercurio" Bill Whalen, analista de la Hoover Institution, quien fue el redactor de los discursos del fallecido exmandatario, en la campaña de 1992, cuando perdió la reelección.

"George H.W. Bush será recordado como el último Presidente 'de carrera'. También por su ayuda en la transición pacífica en Europa, cuando la Unión Soviética se derrumbó, así como por su modestia, antes, durante y después de su presidencia. No dio 'una vuelta de la victoria' cuando la Unión Soviética terminó (...) al igual que el resto de la familia Bush, él fue, en todo momento, decente y educado", agregó el experto.

ASISTENTES
A la ceremonia fueron varias personalidades internacionales, como la Canciller alemana, Angela Merkel; el rey jordano Abdalá II; el príncipe Carlos de Inglaterra, y el exmandatario polaco Lech Walesa.

"Papá nos enseñó que el servicio público es noble y necesario; que uno puede servir con integridad y mantenerse fiel a los valores importantes, como la fe y la familia".
George W. Bush
HIJO DEL EXMANDATARIO Y TAMBIÉN EXPRESIDENTE DE EE.UU.

"George Herbert Walker Bush fue el ultimo gran soldado-estadista de EE.UU., un padre fundador del siglo XX".
Jon Meacham
EL BIÓGRAFO DEL EXPRESIDENTE PUSO ÉNFASIS EN EL HECHO DE QUE BUSH FUE EL ÚLTIMO MANDATARIO ESTADOUNIDENSE QUE LUCHÓ EN LA SEGUNDA GUERRA
MUNDIAL.

"Ningún ocupante de la Casa Blanca ha sido más valiente, honorable y con más principios que George H. W. Bush".
Brian Mulroney
PRIMER MINISTRO CANADIENSE DURANTE LA ADMINISTRACIÓN DE BUSH PADRE.

 Imprimir Noticia  Enviar Noticia