Dólar Obs: $ 829,61 | -0,70% IPSA -0,25%
Fondos Mutuos
UF: 32.620,97
IPC: 1,40%
Observaciones desde Chile con el radiotelescopio ALMA:

La galaxia más luminosa del universo engulle a sus vecinas para alimentarse

viernes, 16 de noviembre de 2018

Lorena Guzmán H.
Vida Ciencia Tecnología
El Mercurio

Por primera vez, astrónomos pudieron ver cómo una galaxia, ubicada a gran distancia, come el polvo de sus vecinas para alimentar al agujero negro de su centro y crear nuevas estrellas.



A 12 mil 400 millones de años luz se produce un festín de dimensiones gigantescas. La galaxia más luminosa conocida hasta ahora, equivalente a 350 billones de soles, engulle sin contemplaciones a tres galaxias cercanas más pequeñas. El proceso, nunca antes visto a tal distancia, fue observado por el radiotelescopio ALMA y sus detalles aparecen publicados en la última edición de la revista Science.

Festín inesperado

La galaxia W2246-0526 ya era conocida por los astrónomos y había obtenido el título de la más luminosa del universo. A pesar de eso, eran pocos los detalles que se tenían porque ella es una galaxia oscurecida por polvo o hot DOG (siglas de dust-obscured galaxy ). Tal como lo dice su nombre, su luminosidad solo se puede ver en el infrarrojo por la gran cantidad de polvo que la rodea. Los astrónomos sabían que esta hot Dog estaba rodeada de otras galaxias menores, pero no que interactuaba con ellas.

"No buscábamos un comportamiento caníbal ni tampoco nos lo esperábamos, pero esta observación detallada con el observatorio ALMA dejó todo muy claro", dice Tanio Díaz-Santos, investigador posdoctoral del Núcleo de Astronomía U. Diego Portales y líder del estudio.

Lo que ALMA pudo ver fueron enormes filamentos o puentes de gas siendo absorbidos por la W2246-0526. La fuente de su alimento son tres galaxias menores convertidas en el menú. "Habíamos observado esto en el universo cercano, pero nunca a esta distancia", dice Roberto Assef, director del Núcleo de Astronomía UDP y coautor del estudio. Ni menos, continúa, una que se alimenta de múltiples fuentes.

Pero la W2246-0526 no es la única comensal de este descomunal festín. En su centro, un agujero negro súper masivo se alimenta activamente, lo que produce un disco de gas altamente energético y extremadamente brillante. La luz de ese disco es absorbida por el gas y por ello los astrónomos "ven" la luminosidad de la galaxia solo en el infrarrojo. Según el trabajo, la voracidad del agujero también estaría siendo saciada por las tres galaxias presentes en el menú.

"Es posible que todos los procesos que estamos observando estén relacionados entre sí", dice Roberto Assef. Hay teorías que dicen que las fusiones de galaxias tendrían cierta relación con los agujeros negros ubicados en sus centros, pero por ahora no se tienen evidencias suficientes para comprobarlo. "Esta galaxia es extremadamente activa y todas las cosas están pasando al mismo tiempo", agrega el científico. Hay que seguir observando.

Lo que está engullendo la galaxia principal es una especie de cuenta de ahorro, dice el astrónomo. El grupo internacional que participó en el estudio calcula que el festín será suficiente para alimentar al agujero negro por millones de años. Quizás por esto, o por razones aún no descubiertas, pesa tres veces más de lo que debería.

 Imprimir Noticia  Enviar Noticia