Dólar Obs: $ 829,94 | 1,26% IPSA -0,25%
Fondos Mutuos
UF: 30.709,87
IPC: 1,30%
Primer encuentro mundial de Empresas B:

Cumbre de empresas con propósito reúne a mil líderes de casi 50 países en Frutillar

jueves, 15 de noviembre de 2018

Manuel Fernández B. Desde Frutillar
Economía y Negocios
El Mercurio

"Nuestro primer objetivo fue ser visibles; ahora el desafío es pasar a ser relevantes. Y para eso, no hay mejor forma que demostrar que tenemos una nueva medida del éxito empresarial", aseguró Gonzalo Muñoz, cofundador de Sistema B.



"Aprecio, admiro y agradezco lo que ustedes hacen, porque han traído una nueva visión". Ese fue el saludo que envió el Presidente Sebastián Piñera al millar de asistentes que, desde ayer, se encuentran reunidos en el Teatro del Lago (Frutillar), en el marco del Encuentro+B Chile 2018.

Se trata de la primera cumbre mundial del movimiento B, un grupo de empresas privadas que cuentan con el compromiso estatutario de desarrollar modelos de negocio que, además de generar ganancias económicas, tengan impactos positivos en lo social y ambiental. De hecho, el lema del encuentro es "El mercado en beneficio de las personas".

Pese a no transcurrir en Santiago, la alta asistencia la convierte en una de las cumbres empresariales más masivas que se han realizado este año en el país: atrajo a emprendedores, académicos y abogados de casi 50 países de los cinco continentes. No obstante, el ambiente en que se desarrolla dista mucho de los tradicionales eventos de este tipo: en el público y los paneles hay tantas mujeres como hombres, el promedio de edad no supera los 40 años y las corbatas ceden su lugar a las zapatillas y las mochilas.

No solo hay rostros de la nueva oleada de emprendedores, sino también del empresariado nacional que, por dos días, optaron por reflexionar sobre temas que nada tienen que ver con las reformas del Gobierno o la coyuntura económica. Las preguntas son distintas: ¿Cómo lograr ganancias que la sociedad considere legítimas? ¿Cómo hacer negocios viables que no solo no dañen el entorno, sino que ayuden a mejorarlo? Y, más aún, ¿cuál es el sentido de hacer empresa?

El foco quedó claro desde el principio, cuando uno de los cofundadores de Sistema B, Juan Pablo Larenas, invitó a los presentes a pensar cuál es el problema social o la injusticia que más dolor les causaba. "Ahora, piensen en cómo el mercado puede trabajar para resolverla y que nuestros hijos y nietos vivan en un mundo mejor", remató el empresario tras las aguas Late!, compañía B que cede sus utilidades a fundaciones.

Ser masivos

"Es realmente impresionante que en un período de tiempo tan corto hayamos podido reunir en Chile a este número de personas, de todo el mundo. Esto es un hito histórico no solo para el movimiento B, sino también para Chile y para Sudamérica", destaca Gonzalo Muñoz, dueño de la firma de reciclaje TriCiclos y también cofundador de Sistema B, organización con sede en Santiago que promueve las Empresas B en América Latina.

Las Empresas B nacieron en Estados Unidos hace 12 años como B Corps ("benefit corporations") y desde ahí el modelo ha ido permeando a varios países. Hoy existen unas 2.700 compañías de este tipo y Chile tiene la comunidad B más grande de América Latina, con casi 130 empresas que han logrado certificar que su modelo de negocios cumple con los estándares de impacto que se exigen.

"Nuestro primer objetivo fue lograr ser visibles; ahora el desafío es ser masivos y relevantes. Y no hay mejor forma que demostrar que tenemos una nueva medida del éxito empresarial: que el modelo de las Empresas B demuestre ser una alternativa válida para que el mercado resuelva problemas sociales y ambientales, para que las empresas mejoren sus prácticas y también para que las empresas crezcan y logren la mayor viabilidad financiera. Creemos que en ese espacio están las mejores oportunidades de negocio para el futuro", destaca Muñoz.

En ese sentido, la cumbre en Frutillar, que incluye eventos en Puerto Montt y Puerto Varas, ha sido una demostración de la fuerza que ha ido ganando este movimiento. Entre los expositores destacan casos de Empresas B que hoy han alcanzado gran tamaño y también de compañías grandes que han querido certificarse. Tales son los casos de Hortifrut, la mayor exportadora de berries chilena; Natura, la gigante de los cosméticos de Brasil; Pacarí, la premiada chocolatería ecuatoriana, o Aboca, firma italiana de productos naturales.

"Yo trabajé 20 años en multinacionales y lo que vi es que en las grandes empresas, con el tiempo, se va perdiendo la conexión con el propósito. Se va perdiendo la noción de por qué uno trabaja ahí", reflexionó Andrea Alvares, gerenta de Innovación y Sustentabilidad de Natura, apuntando a que el énfasis que ponen las compañías B en el propósito no solo es crecientemente valorado por los clientes, sino también por las nuevas generaciones de trabajadores.

De hecho, uno de los datos que se entregó en el encuentro es que varios estudios apuntan a que el 80% de los jóvenes cree que las empresas son las primeras que debieran impulsar el cambio social y el cuidado ambiental, mientras que un número similar está dispuesto a ganar un sueldo menor a cambio de trabajar en una compañía que tenga un propósito más allá que solo el de maximizar sus utilidades.

El futuro
Una de las ideas clave de la jornada es que, cada vez más, el crecimiento de las compañías dependería menos de cuánto producen y más de cómo lo hacen, en términos de elevar la calidad de su producción en aspectos sociales y ambientales.

''Las Empresas B tienen que buscar eficiencia, productividad, satisfacer necesidades e incorporar tecnología. Pero saben también que tienen un compromiso con lo social y lo ambiental que tanta falta hace". SEBASTIÁN PIÑERA PRESIDENTE DE LA REPÚBLICA

''Es un orgullo y un honor recibir en nuestra región a todos quienes lideran el movimiento B en el mundo, fortaleciéndolo y descentralizándolo. Aquí no venimos solo a hablar de las Empresas B, sino de una nueva forma de entender la economía". VALENTINA ORREGO COFUNDADORA DE COMUNIDAD B PATAGONIA

 Imprimir Noticia  Enviar Noticia