Dólar Obs: $ 672,41 | 0,02% IPSA 0,03%
Fondos Mutuos
UF: 27.553,34
IPC: -0,10%
Planta Rapaco de Iansa podría cerrar por falta de remolacha en el sur

martes, 26 de agosto de 2008

Danilo Bustamante Rocha
Economía y Negocios, El Mercurio

La unidad productiva sólo ha concertado este año contratos por 700 hectáreas, el 60% de la superficie mínima para funcionar.

La dura competencia por la tierra en el sur del país, podría nuevamente jugarle una mala pasada a la azucarera Iansa (controlada por la multinacional británica ED&F Man Sugar), firma que por estos días busca sumar la mayor cantidad de contratos para la operación de sus plantas en la temporada 2008-2009.

Y pese a que Iansa ha lanzado una potente campaña de contratación denominada esta año "Remolacha negocio de oro", su planta Rapaco (ubicada entre La Unión y Valdivia) lleva a la fecha menos del 60% de la superficie mínima requerida para su operación.

"Ellos están haciendo esfuerzos para que no se cierre, aunque no hay claridad si va a operar o no", dijo el presidente de la Federación Nacional de Remolacha, Jorge Guzmán. El dirigente explica que la compleja situación se resolverá tras las fiestas patrias, fecha en que los agricultores comienzan efectivamente a sembrar.

Para hacer funcionar Rapaco, afirma Guzmán, la compañía necesita unas 1.200 hectáreas como mínimo -la unidad debiera funcionar a máxima capacidad con unas 3.000 hectáreas- para operar, pero a la fecha sólo han obtenido contratos en torno a 700 de ellas. De no lograr 500 hectáreas contratadas adicionales Iansa no produciría en Rapaco esta temporada, tal como ya sucedió el año pasado con la unidad de Curicó (ver recuadro) la cual se mantendría en la misma situación de cierre este año.

Subiendo los precios
Consultados sobre esta situación, la compañía afirmó que "están desplegando todos los esfuerzos necesarios para conseguir las hectáreas necesarias para el óptimo funcionamiento de sus plantas azucareras, la cual tiene como fecha límite la última semana de septiembre". Debido a esto y respecto a la campaña de contratación que realiza Iansa agregó "no está actualmente en condiciones de emitir ningún comentario respecto de los avances de la misma".

La principal característica de la denominada campaña "Remolacha negocio de oro" de Iansa consiste en haber subido agresivamente el precio por tonelada, pasando de US$ 50 a US$ 70 en esta temporada. Y aunque por los propios agricultores esperaban que se recuperaran los niveles de siembra de la temporada 2006-2007 (aproximadamente 20 mil hectáreas), el presidente de los remolacheros afirmó que esta superficie estará en torno a las 17 mil hectáreas, cifra levemente superior a la de la temporada pasada, auqnue lejos de las 25 mil hectáreas óptima que la azucarera necesita para sus faenas.

Actualmente la acción de Iansa se cotiza a $20,8, acumulando en el año una caída de 43,2%, baja que ya se había producido en 2007, cuando ésta cayó 55,1%.

Se arrastra el problema de la baja contratación
Iansa durante la temporada 2007-2008 ya debió tomar la decisión de cerrar su planta de Curicó debido a la baja cantidad de contratos. En esa ocasión, y aun cuando la compañía era dirigida por Felipe Lyon, la azucarera operó su unidad sólo con fines logísticos y de almacenamiento, trasladando a la planta de Linares la remolacha de la zona.

Aunque restan cuatro semanas en que la firma puede seguir sumando contratos, la unidad de Curicó seguiría cerrada este año. En Rapaco, en tanto, el foco está puesto en negociaciones que llevan adelante con tres grandes agricultores de la zona para poder lograr la superficie requerida para operar.









 Imprimir Noticia  Enviar Noticia