Dólar Obs: $ 687,00 | -0,26% IPSA 0,11%
Fondos Mutuos
UF: 27.474,24
IPC: 0,30%
Aprender, desaprender, reaprender

jueves, 08 de noviembre de 2018

Economía y Negocios Online


Manola Sánchez Directora de empresas

“Los analfabetos del siglo XXI no serán aquellos que no sepan leer, o escribir, sino aquellos que no puedan aprender, desaprender y reaprender” es una frase de Alvin Toffler que es más relevante hoy que nunca dado todos los avances tecnológicos y sociales, y lo que ello implica en el trabajo. Pero es más relevante aún para la forma como operamos/trabajamos y las expectativas que tenemos hacia futuro.

Según una encuesta global de PwC en el 2018 a CEOs, el 68% cree que existe una escasez de habilidades necesarias dentro de sus organizaciones para continuar siendo exitosas. Es por eso que el aprendizaje continuo toma tanta relevancia. Existe un marcado cambio en cómo se tienen que seguir desarrollando las habilidades y competencias dentro de las organizaciones. Las nuevas tecnologías, transformación digital, inteligencia artificial nos obliga a plantearnos nuevas formas de aprendizaje. Adquiere mayor relevancia que cada persona dentro de la organización tome control de su desarrollo, que los colaboradores trabajen en equipos multifuncionales y que la organización juegue el rol de habilitadora y apoye estas iniciativas, a través de la retroalimentación y el apoyo y guía, y que se transforme en un proceso contínuo.

Nuevas herramientas y formas de aprender, que ya están siendo utilizadas, algunas mas individuales y otras mas colaborativas:

- Que el aprendizaje sea “móvil”, dónde uno quiera y cúando quiera
- Aprendizaje social, compartir el aprendizaje con los pares, que el traspaso y transferencia del conocimiento con el equipo sea crítico en el aprendiazaje (87% trabajadores en USA creen que es esencial)
- “Crowdsourcing” de la información, que la materia e información pueda ser mejorada y editada por los mismos colaboradores, así el foco se pone en lo esencial y está siendo siempre actualizada. La segunda ventaja de ello es que mantiene a los pares, al equipo y gerentes actualizados
- “Micro-lecciones” diarias, pueden ser muy breves de 3 a 5 minutos diarios, a través de distintas herramientas como lecturas, videos, podcasts, etc.

Replantearnos la forma de desarrollar el talento dentro y fuera de la empresa abre múltiples oportunidades, de reentrenamiento, pero también en la selección y el camino que queremos que los colaboradores, dentro de las organizaciones, puedan alcanzar, independiente de dónde comenzaron.

 Imprimir Noticia  Enviar Noticia