Dólar Obs: $ 784,28 | 0,91% IPSA -0,25%
Fondos Mutuos
UF: 28.660,96
IPC: 0,10%
El tema se abordará en el VI Congreso de Cultura Científica, en Santiago y Concepción:

A futuro, el contenido de pantallas, museos y chats se podrá oler, saborear y tocar

viernes, 02 de noviembre de 2018

Paula Leighton N.
Vida Ciencia Tecnología
El Mercurio

Investigadores desarrollan dispositivos y experiencias que permitan estimular múltiples sentidos para despertar en las personas sensaciones, recuerdos y emociones.



Mirando el cuadro "Figura en un paisaje" (1945), del pintor irlandés Francis Bacon en la Tate Gallery de Londres, se adivina a un hombre dormitando en una banca en Hyde Park (Londres). El cielo se ve celeste y el pasto reseco y cruzado por trazos negros que cubren también al hombre.

Eso es lo que se ve. Pero la obra transmite mucho más mientras el observador saborea al mismo tiempo trocitos de pastillas de carbón, sal de mar y granos de cacao, y bebe unos sorbos de té ahumado... una sucesión de sabores que buscan evocar el período de guerra en que Bacon lo pintó y el ambiente sombrío del paisaje. Luego, unas bocanadas de aroma a pasto, tierra y caballeriza hacen que el espectador se sienta casi en el parque.

Sentirse humano

La de Bacon fue una de las cuatro pinturas seleccionadas por el proyecto Tate Sensorium para estimular múltiples sentidos de quienes las apreciaban, no solo la visión.

Durante seis semanas, los visitantes podían percibir aromas, sabores, sonidos y experiencias hápticas (táctiles) sin contacto al pararse frente a cada cuadro.

Este es uno de los numerosos proyectos del SCHI Lab de la Universidad de Sussex (Inglaterra), donde un equipo liderado por Marianna Obrist, experta en interacción humano-computador, diseña y desarrolla nuevas interfaces multisensoriales para diversas tecnologías digitales.

Obrist presentará parte de su trabajo en la charla "Sintiéndose humano en un mundo digital", durante la VI Conferencia Internacional de Cultura Científica de la Universidad Andrés Bello, que se realizará en Santiago y Concepción el 6 y 7 de noviembre (http://ciencia.unab.cl).

"Lo que quiero enfatizar ahí es la oportunidad de mirar 'más allá de la pantalla' y pensar en cómo podemos desarrollar tecnología que haga el mejor uso de todos nuestros sentidos, no solo de nuestra visión y audición", dice Obrist a "El Mercurio".

Entre los ejemplos, menciona Smell-O-Message, una aplicación experimental de mensajería que asocia distintos aromas a quienes chatean o a la urgencia del mensaje. "Estimular el olfato al interactuar con tecnologías nos permite mejorar el rendimiento de una persona o reducir distracciones", señala. Un ejemplo es el uso de fragancias en la cabina del auto, para entregar información al conductor. Para eso prueban aromas como limón o menta para asociar a mensajes de alerta, como "echar bencina" o "pasa algo con el motor", mientras otros con aromas más suaves, como lavanda, vainilla o rosa, servirían para llamar a la calma e instarlo, por ejemplo, a reducir la velocidad.

Como parte de su trabajo, el equipo de Obrist desarrolló OWidgets, dispositivo que permite diseñar experiencias olfativas para incorporarlas a distintas interfaces. La idea es aprovechar el potencial de los olores para despertar emociones, recuerdos y asociaciones.

Nuevas tecnologías

En el SCHI Lab también se trabaja con tecnología háptica asociada a películas para estimular emociones a través del tacto, usando aire y ondas de ultrasonido. Y esta semana están demostrando su uso para transmitir conceptos científicos complejos como 'materia oscura' en una exhibición del Museo de Ciencias de Londres.

Y para estimular el sentido del gusto trabajan en TastyFloats, un sistema que hace flotar bocados de comida hasta la boca de una persona y una "pasión personal más reciente es el diseño de experiencias alimentarias para futuros viajes de astronautas o turistas al espacio, donde estarán privados de experiencias sensoriales", dice Obrist, quien ya piensa en comida impresa en 3D y el uso de realidad virtual y aumentada para entregar experiencias multisensoriales a los selectos viajeros espaciales.

 Imprimir Noticia  Enviar Noticia