Dólar Obs: $ 686,44 | 0,77% IPSA 0,08%
Fondos Mutuos
UF: 27.565,79
IPC: 0,00%
Dinero obtenido durante la campaña presidencial de 2011:

Detienen a Keiko Fujimori por presunto lavado de activos vinculado a la constructora Odebrecht

jueves, 11 de octubre de 2018

Nicolás García de Val
Internacional
El Mercurio

La líder de la oposición peruana deberá permanecer diez días en prisión mientras continúa la indagatoria por los cerca de US$ 1.200.000 que supuestamente habría recibido de la empresa brasileña involucrada en la investigación Lava Jato.



La poderosa política peruana y líder de la oposición, Keiko Fujimori, fue detenida en el marco de una investigación en su contra por haber "lavado" más de un millón de dólares en aportes ilícitos a su campaña presidencial de 2011.

La hija del expresidente Alberto Fujimori fue arrestada y trasladada a la Prefectura de Lima después de acudir sonriente junto a su marido a ser interrogada por el mismo caso, conocido como "cócteles". La resolución judicial habla de una detención temporal y plantea que Keiko "ha constituido una organización criminal" dentro de su partido, Fuerza Popular, con el fin de "obtener el poder político y (...) tener un nivel de influencia e interferencia en el Poder Legislativo y Judicial".

El juez Richard Concepción fue quien ordenó la detención de 10 días, y la justifica debido al "grave peligro de fuga" que, según él, representa la líder opositora, quien tiene "amigos y familiares" en EE.UU. y Japón.

La fiscalía apunta a que Fuerza Popular financió la campaña de 2011 con dinero de origen ilegal, principalmente con aportes de Odebrecht, la constructora brasileña que está en el epicentro de una red de cobro de sobornos a cambio de contratos de obras pública en toda América Latina.

Los montos que recibió el fujimorismo de la constructora brasileña llegarían a US$ 1.200.000, según Concepción, quien se basa en la información que entregó el representante de Odebrecht en Perú, Jorge Barata, a fiscales peruanos en febrero de este año.

Este dinero habría sido recibido por los dirigentes del fujimorismo Jaime Yoshiyama y Augusto Bedoya Cámere -que figuran en la orden de detención junto a otras 17 personas-, quienes luego se lo entregaron a Keiko. La fiscalía confirmó ayer que hubo comunicaciones telefónicas entre Yoshiyama y Barata durante la campaña presidencial de 2011.

El juez también asegura que Fuerza Popular habría lavado US$ 1 millón del total, declarándolos con el nombre de "actividades proselitistas", pero sin identificar quiénes participaron. De acuerdo con las indagaciones de la fiscalía, el partido habría disfrazado ese dinero en forma de donaciones recaudadas en cinco celebraciones de cócteles durante las campañas electorales de 2011 y 2016.

Keiko ha negado haber recibido dinero de la gigantesca empresa brasileña, pero Marcelo Odebrecht, el expresidente de la constructora, les ha dicho a fiscales peruanos que le entregaron fondos a su campaña.

Persecución política

"Hoy me han detenido sin fundamentos jurídicos. ¡Esto se llama persecución política!", dijo la líder opositora en una carta manuscrita subida a su Twitter, en la que acusó que no solo la estaban persiguiendo a ella sino a "todo el fujimorismo", en referencia a la anulación del cuestionado indulto humanitario a su padre, decretada por la Corte Suprema la semana pasada.

La detención ordenada es una medida temporal, pero podría no ser la única. "Cuando terminen los diez días, el fiscal (José Domingo Pérez) deberá presentar la acusación preliminar con una medida cautelar que puede ser prisión preventiva o impedimento de salida del país", afirmó la procuradora ad ho c que investiga los sobornos de Odebrecht en Perú, Katherine Ampuero, al diario La República.

"Es una resolución totalmente desproporcionada. Es una detención arbitraria, pues no hay elemento que acredite de lo que se le acusa ni peligro de fuga", dijo a "El Mercurio" la abogada de Keiko, Giuliana Loza, quien aseguró que apelarán de la decisión. Mientras, Fuerza Popular calificó la detención como "una persecución política", pues "no hay antecedentes nuevos" del caso. "Han encerrado a la lideresa de millones de peruanos", dijo la directiva del partido en conferencia de prensa.

Un ánimo distinto se percibió en redes sociales. "#KeikoALaReja" era tendencia en Twitter y cientos de peruanos compartieron videos donde aparecían bailando, con el hashtag #KeikoDetenidaChallenge.

"Este episodio afectará bastante el apoyo de Keiko; según las encuestas, muchos consideran que es una política corrupta, al igual o peor que casi todos los líderes políticos. Incluso si no encontraran evidencias de que sea integrante de una organización criminal, esa es la percepción de una parte importante de la opinión pública", dijo a este diario el analista político Fernando Rospigliosi.

Keiko no es la única política peruana que ha caído por su conexión con Odebrecht. Los expresidentes Alejandro Toledo, Alan García y Ollanta Humala están siendo investigados por sus vínculos con la constructora brasileña. Toledo tiene una orden de prisión preventiva en su contra y una orden de extradicción, pues está en EE.UU, y Humala, junto con su esposa, estuvo detenido por nueve meses.

Pedro Pablo Kuczynski, hasta hace poco Presidente, fue el único en perder su cargo. Renunció en marzo, también sospechoso de lavado de dinero por contratos firmados con Odebrecht y dejó el cargo en manos del actual mandatario, Martín Vizcarra, quien hasta ayer no se había referido a la detención de Keiko.

LOS CÓCTELES Fuerza Popular dice que financió sus campañas con cócteles a los que asistían simpatizantes que pagaban elevadas sumas por la entrada, pero no ha identificado quiénes asistieron

 Imprimir Noticia  Enviar Noticia