Dólar Obs: $ 680,21 | 0,49% IPSA -0,61%
Fondos Mutuos
UF: 27.410,91
IPC: 0,30%
Para hoy está programada su formalización. A Joel Bendersky se le investiga por su eventual participación en la creación de un falso servicio telefónico.

Presidente de Netline enfrenta imputación por estafa que alcanza los $600 millones

viernes, 21 de septiembre de 2018

Carolina Acuña
Nacional
El Mercurio




Por el delito de estafa, el ingeniero y presidente de Netline Telecomunicaciones Chile, Joel Bendersky, será formalizado hoy, tras los dos años de investigación que suma la causa iniciada por la querella de la empresa Telefónica Chile S.A., en la que se le acusó de un perjuicio de $597.655.824.

Lo anterior -advierte la acción judicial-, luego de que la compañía telefónica comenzara a detectar un incremento drástico y sostenido en el tráfico de llamadas desde sus líneas de red fija hacia números telefónicos de Netline.

Según explica la querellante, la Subsecretaría de Telecomunicaciones (Subtel) regula la interconexión de redes entre las compañías de telefonía, estableciendo la obligación, por parte de las empresas que generan las llamadas, de pagar a las compañías destinatarias un cargo por el uso de su red, denominado "cargos de acceso".

"En efecto, las llamadas de Telefónica a esta última compañía (Netline) no superaban los 150 mil minutos mensuales; no obstante, a partir de abril de 2014 comenzaron a aumentar en forma desmedida e injustificada, superando los 16 millones de minutos mensuales en agosto de 2015", señala el documento, agregando que se logró detectar que "una sola línea de Netline concentró el 37% del total de tráfico de llamadas desde todas las líneas de Telefónica hacia la red de esa compañía".

Servicio Fonolibros

La querella indica que el número que levantó las sospechas correspondía a un supuesto servicio de entretención denominado "Fonolibros", que prestaba servicios de lectura telefónica. Sin embargo, aseguran, "se logró concluir que esta línea no prestaba un servicio real ni operativo, se trataba solo de una puesta en escena que permitiría esconder un alto y artificial tráfico de llamadas".

Agregan, además, que el número no estaba publicitado en ningún medio de promoción.

La acción advierte en su parte final que tras una investigación interna de la empresa, se logró establecer que "Elías de la Cruz -también imputado en la causa- fue contratado por Joel Bendersky para que aumentara el tráfico de llamadas desde otras compañías hacia la red de Netline", y que De la Cruz, a su vez, habría creado la sociedad subcontratando a Germán Garayalde y Pablo Pombo. Los tres también serán formalizados hoy por el fiscal de Alta Complejidad Oriente, Felipe Sepúlveda, quien dirige la indagatoria.

"El Mercurio" contactó a la defensa de Bendersky; sin embargo, esta declinó hacer declaraciones.

 Imprimir Noticia  Enviar Noticia