Dólar Obs: $ 672,41 | -0,90% IPSA 0,13%
Fondos Mutuos
UF: 27.492,53
IPC: 0,30%
"Vostok 2018":

Rusia, con apoyo de China, inicia sus mayores ejercicios militares en décadas

miércoles, 12 de septiembre de 2018

Marc Bennetts y Catherine Philp The Times
Internacional
El Mercurio

Más de 300.000 efectivos y 36.000 vehículos han sido desplegados en Siberia y en el Lejano Oriente, justo cuando sube la tensión con Occidente por Siria, Ucrania y el uso del ciberespacio.



Rusia inició los mayores juegos de guerra de su historia ayer, al movilizar 300.000 soldados que serán acompañados por más de 3.000 efectivos chinos, en una demostración de fuerza militar destinada a contrarrestar lo que llamó las actitudes "agresivas y poco amistosas".

El Ministerio de Defensa dijo que casi un tercio de su personal militar activo participa en los ejercicios de una semana en Siberia y el extremo oriente de Rusia, aunque los analistas independientes sugirieron que las cifras podrían haber sido exageradas.

Alrededor de 36.000 tanques y vehículos blindados rusos, 1.000 aviones de guerra, helicópteros y drones, y 80 buques de guerra se unirán a 900 vehículos de combate chinos y 30 aviones, lo que subraya una creciente asociación entre Beijing y Moscú para desafiar la hegemonía global estadounidense. Una unidad de Mongolia también estará involucrada, aunque el tamaño y la composición de la contribución de ese país no fue divulgada. Rusia fue el principal aliado de Mongolia hasta que comenzó el acercamiento entre Moscú y Beijing, a principios de la década de 1990.

Se esperaba que el Presidente Vladimir Putin asistiera a los ejercicios, llamados "Vostok 2018", después de reunirse ayer en Vladivostok con el Presidente Xi Jinping, de China.

Mientras Putin elogió la fuerte relación entre las dos naciones, al destacar sus "lazos de confianza en las esferas política, de seguridad y defensa", Xi afirmó que la amistad es "cada vez más fuerte".

Los mandatarios también indicaron que su cooperación iría más allá de la esfera militar, y dijeron que planeaban usar sus propias monedas nacionales en acuerdos comerciales en lugar del dólar estadounidense, desafiando su supremacía como moneda de reserva mundial.

Cuando se le preguntó si el costo de los ejercicios se justificaba en momentos en que Rusia enfrentaba mayores demandas de gasto social, Dimitri Peskov, portavoz de Putin, dijo: "La capacidad del país para defenderse en la situación internacional actual, que a menudo es agresiva y antipática hacia nuestro país, significa que está justificado".

Dylan White, un portavoz de la OTAN, sostuvo que "'Vostok' demuestra el enfoque de Rusia en librar un conflicto a gran escala. Se ajusta a un patrón que hemos visto durante un tiempo: una Rusia más decidida que aumenta significativamente su presupuesto de defensa y su presencia militar".

Los ejercicios se producen en medio de las crecientes tensiones entre Rusia y Occidente sobre el aumento de las sanciones económicas a Moscú, el conflicto en Siria, las consecuencias de los envenenamientos de Salisbury, Reino Unido, y la acusación de los agentes de inteligencia rusos por piratear e interferir en las elecciones presidenciales estadounidenses de 2016.

Por separado, China y Estados Unidos están en medio de una escalada en la guerra comercial, y la administración del Presidente Donald Trump está considerando sus primeras sanciones contra los funcionarios chinos en respuesta a los abusos contra los derechos humanos. Las sanciones están ordenadas por la Ley Magnitsky, un objetivo frecuente de la ira del Kremlin.

La cercanía entre China y Rusia coincide con las tensiones dentro de la Alianza Occidental, y las preocupaciones entre algunos líderes europeos de que no se puede confiar en Estados Unidos bajo Trump para defender el orden internacional basado en reglas.

China es una superpotencia en ascenso, pero Rusia está luchando por detener su declive y restaurar su posición en el escenario mundial. Ha habido disturbios internos por la decisión de Putin de elevar la edad de jubilación de los 60 a los 65 años, incluidas las raras protestas públicas. En el pasado, con frecuencia ha tratado de contrarrestar la oposición interna apuntando a enemigos externos que amenazan lo que él ve como el lugar legítimo de Rusia en el mundo.

El Ministerio de Defensa de Rusia negó que los juegos de guerra estuvieran destinados a contrarrestar a la OTAN, que el Kremlin ha denunciado por sus ejercicios militares en el este de Europa, acusándola de intentar rodear a Rusia. Las relaciones entre las dos partes se agriaron dramáticamente después de la anexión de Crimea en 2014, y los ejercicios militares de la OTAN se intensificaron en Europa oriental para calmar los temores entre los vecinos occidentales de Rusia de que serían los próximos.

Sin embargo, los ejercicios de "Vostok 2018" están teniendo lugar a miles de kilómetros de su línea de frente con la OTAN. Están concentrados en un área en la cual Estados Unidos está en retirada después de la sorpresiva decisión de Trump de cancelar ejercicios militares combinados con Corea del Sur, para horror de sus generales, citando su costo y las objeciones de Kim Jong-un, a quien recién acaba de conocer.

Fuerzas modernas

El ejército ruso comparó los ejercicios con los juegos de guerra anteriores en la región, "Vostok 2014", en el que participaron 155.000 soldados.

Aunque el ministro de Defensa, Sergei Shoigu, aclaró que el doble de tropas están involucradas esta vez; más incluso que en los mayores ejercicios militares de la Unión Soviética en 1981, en el apogeo de la Guerra Fría.

"Imagínense 36.000 vehículos militares moviéndose al mismo tiempo: tanques, vehículos blindados de transporte de personal, vehículos de combate de infantería y todo esto, por supuesto, en condiciones lo más parecidas posible a una situación de combate", dijo entusiasmado Shoigu a los periodistas.

China precisó que los simulacros tenían el objetivo de fortalecer su asociación militar con el Kremlin y aumentar la capacidad de los dos países para reaccionar de forma conjunta ante las amenazas a la seguridad. Anteriormente, han realizado ejercicios conjuntos en el Mar del Sur de China y en el Báltico.

Los ejercicios se dividen en dos etapas. La primera se centrará en las operaciones marítimas; y la segunda involucrará ejercicios de guerra ofensivos y defensivos. Se desarrollarán en campos de entrenamiento militar extensos y en bases de la fuerza aérea, así como en el Mar de Ojotsk y en la región noroeste del Océano Pacífico. Los buques de la Armada practicarán defenderse de enemigos, así como lanzar ataques de represalia, incluido el uso de misiles de crucero Kalibr. Los aviones de combate y los helicópteros de ataque apoyarán unidades terrestres con misiles y bombardeos.

"El ejército cada vez más modernizado de Rusia está operando a niveles no vistos desde la Guerra Fría", admitió el general Curtis Scaparrotti, comandante de las fuerzas estadounidenses en Europa. Pronosticó que Rusia podría desafiar a Estados Unidos "en casi todos los ámbitos, en una perspectiva militar, para 2025".

Una de las primeras operaciones fue un desembarco anfibio en la zona del cabo Vankaren, bañado por el mar de Chukotka. La misión se realizó con fuego de apoyo del buque antisubmarino "Vicealmirante Kulakov" y de helicópteros Ka-27.

 Imprimir Noticia  Enviar Noticia