Dólar Obs: $ 678,49 | -1,24% IPSA 0,78%
Fondos Mutuos
UF: 27.481,56
IPC: 0,30%
Gerente general de Quiñenco: "Estados Unidos puede ser una tremenda fuente de oportunidades para seguir creciendo"

domingo, 09 de septiembre de 2018

Constanza Capdevila de la Cerda
El_Mercurio

Francisco Pérez Mackenna, gerente general de Quiñenco, el brazo industrial del grupo Luksic. Tras haber anunciado una nueva inversión en el país del norte, esta vez con su unidad de combustibles Enex, el mandamás ejecutivo del mayor grupo económico chileno plantea el interés de seguir creciendo en suelo americano. "El mercado americano está subrepresentado respecto de lo que somos", detalla. Sobre la coyuntura chilena, alaba al gobierno de Piñera y apoya la reforma tributaria, aunque sugiere su propia fórmula. "Sería mejor una tasa pareja del 30%", dice.

"Orgulloso y agradecido". Así se siente Francisco Pérez Mackenna tras veinte años a la cabeza de Quiñenco, el holding de inversiones del grupo Luksic. Cuenta que en 1998, mientras se desempeñaba como gerente general de CCU, Guillermo y Andrónico Luksic lo invitaron a asumir la gerencia general de Quiñenco, la matriz que controla los negocios industriales de la familia.

"Quiñenco, como lo conocemos hoy, estaba partiendo. Acababan de hacer su emisión ADR"s en Estados Unidos; se había abierto a la bolsa y era necesario buscar oportunidades de inversión, crecimiento y abrir la compañía a nuevos horizontes y nuevos dueños", recuerda.

El balance es más que positivo. Hoy, Quiñenco -presidido por Andrónico Luksic- es uno de los mayores conglomerados económicos del país. Con negocios en los sectores financiero, bebidas y alimentos, manufacturero, energía, transporte, servicios portuarios y navieros, está presente en 125 países y da trabajo a 69 mil personas.

Esta semana, el holding tuvo una buena noticia. Al primer semestre, las ganancias del conglomerado aumentaron la histórica cifra de 256%, totalizando $118.931 millones según la última FECU, respecto al mismo período de 2017.

"Nuestras empresas han tenido un muy buen primer semestre. Por un lado, CCU hizo una transacción que le reportó beneficios extraordinarios en el segundo trimestre del año; y por otra parte, a pesar de que CSAV sigue en el lado rojo del balance, la pérdida es muy inferior este año", explica el ejecutivo.

Reacio a entregar pronósticos para el cierre de 2018 -"nunca hacemos proyecciones"-, advierte que este año ya está siendo mejor que el anterior, cuando las ganancias ascendieron a $108.740 millones.

El "buque insignia" de los negocios financieros del grupo, el Banco de Chile, obtuvo ganancias en el primer semestre por $363.250 millones. Según el ejecutivo, este resultado va en línea con un país donde se empieza a ver un poco más de actividad, y "donde el consumo ha sido una factor dinámico que explica este crecimiento".

Otra buena noticia que Pérez Mackenna destaca es el pago de los $8.500 millones restantes de la histórica deuda subordinada. "A marzo del próximo año va a estar finalizada", precisa.

"Hemos ido avanzando en la instantaneidad de las transferencias, pero vamos a tener que revisarlo"

Sin embargo, en mayo pasado, el Banco de Chile fue víctima de un robo cibernético de proporciones. Fueron hackers que presumiblemente desde Europa del Este o Asia se infiltraron en el sistema Swift de la entidad, ordenaron transferencias a Hong Kong, y se apoderaron de US$ 10 millones.

"Diez millones de dólares es plata y el hecho fue muy grave. Afortunadamente, el banco tenía muy buenos sistemas y algo que pudo haber tenido consecuencias mucho más graves, lo manejamos bastante bien (...) Lo positivo es que ningún cliente perdió ni un centavo y tampoco su información fue vulnerada".

-¿Qué controles internos fallaron?

"Cuando asaltan tu casa y entran ocho individuos con metralletas y derriban la puerta con un tanque, ¿qué control interno falló? Aparentemente, fuimos elegidos por el tamaño del banco y, creo, nos defendimos bien".

-¿Qué lecciones sacaron?

"La principal es despertar a la realidad de que, a pesar de que estamos lejos, hay bandas internacionales que ponen sus ojos en ti, aunque tú pensarías que jamás te van a ver".

-También este año fueron objeto de una estafa interna. ¿Hay alguna autocrítica?

"No tiene nada que ver con lo que ocurrió. Todos los bancos tienen problemas de ese tipo, son menores y se activan los sistemas rápido".

-¿Qué medidas de control han adoptado para que estos episodios no vuelvan a ocurrir?

"Reforzar los sistemas, crear más barreras y una serie de procesos que hacen más seguras las corridas de programas. Ahora, nadie puede garantizar que no volverá a suceder. Nosotros cambiamos, pero también cambian los agresores. Hay que vivir más alerta y con más cuidado".

"También hay que invertir más en ciberseguridad y, en lo que a robos se refiere, es importante que todas las instituciones financieras inviertan en conocer a sus clientes, para que no sea tan fácil hacer desaparecer el cuerpo del delito. Lo segundo, en Chile hemos ido avanzando en la instantaneidad de las transferencias, pero quizás vamos a tener que revisarlo. Cuando es instantáneo, instantáneo desaparece".

-A raíz del millonario robo iniciaron un juicio en Hong Kong, exigiendo el pago de US$ 5 millones. ¿Hay posibilidades de recuperar algo?

"Es un tema para Pablo Granifo (presidente del banco), pero siempre está la posibilidad y es importante hacer el trámite".

-¿Chile deberá acostumbrarse a las filtraciones de datos, si provienen de fuentes externas a la banca?

"Este es un problema nuevo y va a seguir creciendo. Hay una vulnerabilidad en los datos, que afecta a todas las entidades. Hay que estar en una lucha permanente. Es importante mejorar la regulación y también educar a nuestros niños en estas materias. Como sociedad tenemos que manejar este tema con mucho más cuidado".

-¿Están mirando alternativas para seguir creciendo en el negocio bancario?

"Somos grandes ya. Es difícil ahora. Imagínese que no nos dejan vender Nutrabien".

El timonel de Quiñenco se refiere a la prohibición por parte de la FNE de vender la compañía a la mexicana Bimbo. Hoy, el tema está en manos del Tribunal de la Libre Competencia. "Es una empresa chica, la compramos a medias con CCU a una familia de emprendedores. Si pones dificultades para que los grandes actores del mercado compren estos proyectos cuando empiezan a madurar, se envía un mensaje muy negativo, lo que frena la innovación", explica.

Volatilidad internacional:

"No veo que el modelo

de desarrollo del mundo

esté en riesgo. Nadie está moviendo las fábricas

de un lado a otro todavía"

Tras un 2017 exitoso para el grupo -donde entre otras cosas se concretó la fusión entre Hapag-Lloyd y United Arab Shipping Company, y CCU Argentina vendió la marca Budweiser a su dueña, AB Inbev-, la vara quedó alta para este 2018.

Francisco Pérez Mackenna cuenta que uno de los mayores desafíos es partir con la planta cervecera en Colombia, país donde operan en conjunto con su socio local Postobon. El objetivo es producir brebajes locales que se sumarán a marcas importadas.

"Se trata de un proyecto de US$ 400 millones que debería comenzar entre octubre y enero del 2019", detalla.

La meta del grupo es clara: tener la mitad de sus activos en Chile y el 50% restante fuera del país. Como parte de esa estrategia y para desarrollar negocios internacionales, crearon este año en Londres una filial de Invexans, la sociedad desde la cual hoy son el principal accionista de la multinacional francesa de cables Nexans.

-¿Qué tan complejo ve el escenario internacional de volatilidad y cómo puede golpear a los negocios del grupo?

"Estamos bastante diversificados y dependemos fundamentalmente de la economía chilena. Desde el punto de vista del costo de capital y economía emergente, algo vamos a sufrir y ya lo hemos visto en el tipo de cambio. Los indicadores de volatilidad muestran que el mundo está tranquilo y el comercio internacional sigue dinámico".

-¿La guerra comercial no les asusta?

"No. Veo mucha dureza comunicacional, como una estrategia negociadora para conseguir algo puntual. Pero no veo que el modelo de desarrollo del mundo esté en riesgo. Nadie está moviendo las fábricas de un lado a otro todavía. Lo veo como un período de turbulencia".

-Están presente en Argentina, a través de CCU. ¿Cómo evalúan la situación en ese país?

"Complicada. Macri lo ha dicho con todas sus letras. Si no ajustan el gasto es difícil que puedan salir del atolladero". "Llevamos 30 años y seguiremos. En Argentina estamos para el largo plazo, no tenemos deuda y tenemos buenas marcas".

"Cuando uno mira el tamaño de la economía americana y su dinamismo, dan ganas de poner más fichas ahí"

A través de Enex, el grupo Luksic acaba de concretar una compra en Estados Unidos. Tras acordar un pago de US$ 289 millones, se quedarán con las 38 estaciones de servicio ("travel centers") Road Runner en cinco estados.

-Hace dos años, Copec tomó el control de la cadena estadounidense Mapco, que opera 348 estaciones de servicio, y desembolsaron US$ 355 millones. ¿Pagaron caro por Road Ranger?

"Las Road Ranger son estaciones muy especiales, son travel centres de carretera y atienden camiones. El 60% de su ingreso proviene de tiendas de conveniencia y de franquicias. El valor de los flujos de caja no es tanto por la unidad o número de estaciones que uno compra, sino por lo que cada una de esas produce. Firmamos la promesa de compraventa y todavía no hemos cerrado la transacción, lo que esperamos sea entre dos y cuatro meses".

-¿Están invirtiendo en Estados Unidos porque es más complejo hacerlo en Chile?

"Lo hacemos porque es rentable y nos complementa mejor nuestro portafolio. Nos diversifica, nos genera fuente de ingreso en moneda extranjera, dólar en este caso, y aprendemos cosas que podemos traer a estos mercados".

-¿Están mirando nuevas posibilidades en Estados Unidos?

"Dentro del portafolio de Quiñenco, el mercado americano está subrepresentado respecto de lo que somos. Hemos ido creciendo y Estados Unidos se nos ha ido quedando atrás (...) Tenemos algunas cosas allá, está SAAM con un puerto; Hapag Lloyd, la principal naviera del tráfico Europa-Norteamérica; tenemos una planta de cables de alta tensión en Carolina con Nexans. Cuando uno mira el tamaño de la economía americana y su dinamismo, dan ganas de poner más fichas ahí".

-¿No le temen a Trump?

"¿Por qué? Lo nuestro es hacer negocios y no meternos en política. La economía americana está en pleno empleo, creciendo".

-Tras la frustrada expansión de Enex a Argentina, Uruguay y Paraguay, ¿qué otros mercados están mirando?

"No hay que picotear tanto y Estados Unidos puede ser una tremenda fuente de oportunidades para seguir creciendo. Si aparecen otras cosas en Latinoamérica, las vamos a mirar".

-¿Están las condiciones para que Enex invierta más en Chile?

"Aquí no nos dejan comprar nada. Ya tuvimos muchas dificultades por Terpel. Lo que tenemos es crecimiento orgánico. Abrimos hace poco nuevas estaciones en la Autopista Central; algo relevante, porque Shell tenía poca participación en carreteras. En parte, porque habían decidido salir y estaban haciendo menos inversiones. Hay muchas oportunidades, estamos creciendo en UPA, como distribuidores de lubricantes; en el aeropuerto, abasteciendo a las líneas aéreas, y también en el negocio industrial".

-¿Cuándo concretarían el anuncio de abrir Enex a la bolsa?

"Es una posibilidad que estamos barajando. Tenemos que terminar lo de Road Ranger y empezar a trabajar en eso. Ojalá dentro de los próximos seis meses, alrededor de marzo próximo".

Medidas de Macri: "Llevamos 30 años y seguiremos. En Argentina estamos para el largo plazo, no tenemos deuda y tenemos buenas marcas".Temor a Trump: "¿Por qué? Lo nuestro es hacer negocios y no meternos en política. La economía americana estáen pleno empleo, creciendo".

"Medidas de Macri: "Llevamos 30 años y seguiremos. En Argentina estamos para el largo plazo, no tenemos deuda y tenemos buenas marcas". Temor a Trump:

"¿Por qué? Lo nuestro es hacer negocios y no meternos en política. La economía americana está en pleno empleo, creciendo".

Automatización y pérdida de empleo: "No estoy de acuerdo con eso. En Estados Unidos, el desempleo nunca ha estado más bajo. Las máquinas necesitan gente. Este susto a la automatización nos ha acompañado por 200 años".

Impuestos: "Subir el impuesto personal para financiar una rebaja en el impuesto corporativo equivale a subir el peaje de Casablanca para rebajar el peaje de Lo Prado".

Gobierno: "El Presidente Piñera lo está haciendo muy bien (...) Está de verdad gobernando para todos y con el foco puesto en los reales problemas, en desarrollo y crecimiento, para sacar a la gente de la pobreza".

 Imprimir Noticia  Enviar Noticia