Dólar Obs: $ 772,93 | -0,67% IPSA -0,25%
Fondos Mutuos
UF: 28.292,61
IPC: 0,10%
En la Quinta Región:

Padre e hijo mueren al capotar una avioneta en un predio de Casablanca

lunes, 27 de agosto de 2018

HERNÁN CISTERNAS ARELLANO
Nacional
El Mercurio

El GPS del celular del piloto permitió localización en el fundo Los Perales.



El ingeniero Álvaro Schmitt Yoma, de 73 años, y el arquitecto Álvaro Schmitt Galecio, de 46, padre e hijo, fallecieron en las cercanías de Casablanca luego de capotar la avioneta en que sobrevolaban algunos predios de la comuna.

El accidente se registró en las últimas horas de la tarde del sábado, dando inicio a partir de las 20:20 horas de ese día a un operativo de búsqueda al perderse todo contacto con los ocupantes de la aeronave. Familiares del piloto y del copiloto advirtieron que el GPS del teléfono celular del ingeniero marcaba el fundo Los Perales como punto de origen de la señal emitida por el aparato de comunicación, lo que permitió concentrar en esa área el rastreo por la amplia zona.

Alrededor de las 23:00 horas, carabineros localizaron en ese predio la avioneta CCPJA, de color rojo, con los cuerpos de las víctimas.

Schmitt Yoma, socio honorario del Club Aéreo de San Antonio -con base en el aeródromo de Santo Domingo-, era reconocido como un piloto de dilatada y gran experiencia, por lo que el fatal accidente impactó a sus cercanos.

Jorge Ponce Gómez, presidente de dicho club, indicó que "volaba diferentes tipos de aviones. Era una excelente persona, muy buen amigo y muy cooperador".

En abril del 2014, Schmitt donó un avión Piper PA-24-180 al club de San Antonio y luego un Cessna 175 -que lo mantuvo durante muchos años- al de Curacaví. Sostenía estrechos vínculos con el Club Aéreo de Santiago.

Titulado de ingeniero mecánico en 1968, en la Universidad Técnica Federico Santa María, tras un destacado ejercicio profesional había derivado en los últimos años a la agricultura, en especial al cultivo de nueces y frutales, en un predio del sector de Tapihue, en Casablanca, donde habilitó una pista aérea. Fue desde ese lugar donde el sábado inició el último vuelo junto a su hijo, dueño de Inmobiliaria e Inversiones Caribe Ltda.

El fatal accidente se produjo en un avión experimental. Se trata de una aeronave armable en casa, equipada con un motor Rotax, cuyo combustible es bencina de automóvil.

La Dirección General de Aeronáutica Civil (DGAC) designará un equipo investigador para determinar las causas del accidente y revisar los restos del avión.

Jorge Ponce señaló que "uno no puede suponer qué le pudo pasar a una persona que había volado toda su vida. Hay que esperar los informes técnicos. Ver dónde está detenido el altímetro, determinar las revoluciones del motor, si en el planeo hubo falla de visibilidad o de algún instrumento. Mientras los expertos no determinen, es imposible especular".

Alerta
La aeronave debía aterrizar a las 19:50 horas del sábado. A las 20:20 se comunicó su pérdida.

 Imprimir Noticia  Enviar Noticia