Dólar Obs: $ 682,79 | -1,20% IPSA -0,16%
Fondos Mutuos
UF: 27.335,59
IPC: 0,20%
Las definiciones de Sebastián Díaz, director ejecutivo de Start-Up Chile

lunes, 27 de agosto de 2018

Pablo Tirado
El_Mercurio

Uno de sus nuevos desafíos será traspasar metodologías hacia la Corfo. El periodista lleva poco más de una semana a la cabeza de la aceleradora estatal, organización a la que llegó hace cuatro años como encargado de prensa.

La primera vez que el periodista Sebastián Díaz (33) emprendió en grande fue hace unos años, cuando, luego de pasar varias temporadas trabajando en la industria del esquí en Estados Unidos, decidió lanzar una línea de ropa para la nieve. El proyecto no funcionó y hoy, casi una década después, todavía encuentra por ahí algunas de las tantas prendas que no logró vender.

Si bien luego vendrían experiencias más alegres creando un canal de televisión dentro de la universidad Finis Terrae o como conductor en Emol TV, Díaz dice que su primer fracaso fue clave para entender que al momento de emprender no todo es corazón, sino que también hay que ponerle estrategia.

De eso mismo ha aprendido bastante durante los últimos cuatro años, gracias a Start-Up Chile, aceleradora gubernamental a la que llegó primero como encargado de prensa, luego como gerente de comunicaciones, subdirector y desde hace un par de días en la dirección ejecutiva, siguiendo los pasos de Jean Boudeguer, Horacio Melo, Sebastián Vidal y Rocío Fonseca, estos dos últimos con quienes trabajó directamente.

-¿Como recibe este desafío? ¿Lo siente como un reconocimiento a la carrera que desarrolló en Start-Up Chile?

"Sí, de todas maneras. Creo que primó la meritocracia. Llevo cuatro años en Start-Up Chile, que es una organización súper dinámica. Antes era un programa de atracción de talentos simplemente y hoy ya es una aceleradora que busca un impacto económico en el país".

"Llevo cuatro años trabajando con startups . En estos cuatro años he visto más de mil startups y hemos analizado como cinco mil. Ya tengo una experiencia y un bagaje que me ha dado el programa, más allá de mi expertise o mi carrera profesional que viene ligada a las comunicaciones y el márketing".

"Toda la experiencia que me dio Start-Up Chile en términos de negocios, de evaluación de emprendimientos, de cuáles son las deficiencias que tienen los proyectos o dónde necesitan más ayuda, me la he ido formando durante estos cuatro años. Una de las grandes cosas de las que me he dado cuenta es que las startups cuando están partiendo en una etapa tan temprana, no todo tiene que ver con negocios, sino que hay un tema de manejo de recursos humanos, de crisis, de contener a los emprendedores y a los equipos de trabajo, porque cuando están emprendiendo muchas veces falta dinero, pasan por crisis económicas".

-¿Cree que su perfil ligado a las comunicaciones y no al mundo técnico o científico pueda generar algún tipo de resquemor en el ecosistema?

"En mi caso tengo cuatro años de experiencia trabajando con startups y, si uno pudiera homologar esa experiencia a una carrera universitaria, es casi como haber estudiando una carrera de negocios. Si te vas al papel, propiamente tal, puedo decir que de la misma manera que un director ejecutivo no experto en márketing delega esas funciones, las cosas más técnicas de negocios probablemente las vayamos delegando al equipo. Tenemos un tremendo equipo que cubre todas las áreas de negocios y la clave está justamente en poder trabajar con todo ese equipo y que cada uno se empodere dentro de sus responsabilidades y de esa manera ir apoyando a los emprendimientos".

"La parte de negocios es importante, pero no es lo más fundamental en una fase tan temprana. En la etapa que estamos ahora, diría que lo más importante es ejercer un buen liderazgo dentro de un equipo que es de alto rendimiento".

-¿Qué aportó cada uno de sus antecesores, en particular con los que trabajó?

"Sebastián Vidal tuvo una labor compleja porque le tocó el cambio de gobierno y este era un programa estrella del primer mandato de Sebastian Piñera y obviamente iba a meter mucho ruido. A mí me tocó justamente llegar en medio de una crisis comunicacional donde se cuestionaba el programa desde la misma Corfo, entonces a Sebastián (Vidal) le tocó liderar todo ese proceso, convencer a las nuevas autoridades de que Start-Up Chile era una herramienta potente para poder crear un ecosistema, diversificar el ecosistema, atraer talento. Entonces, la gran labor de Sebastián tuvo que ver con consolidar el programa y pasar de una política de un gobierno a ser una política pública más de Estado".

"Por otro lado, el gran mérito que tuvo Rocío fue que toma todo este programa de atracción de talentos y le pone músculo. Ella hace una reestructuración, crea distintas áreas que antes no teníamos, le da un foco con un impacto económico, porque antes teníamos impacto cultural y queríamos crear este ecosistema".

"Entonces Rocío dice "ok, ya tenemos el know how , hicimos la transferencia de conocimiento, ya hay tendencias respecto a startups tecnológicas, ya está de moda... ¿ahora cuál va a ser nuestro rol? Además de tener un impacto social, vamos a pasar a tener un impacto económico". Y eso se hizo a través de cambiar el programa y pasar de ser un programa de atracción a convertirnos formalmente en una aceleradora, una de las primeras públicas a nivel mundial".

-¿Qué espera aportar usted?

"Lo que me toca a mí ahora tiene mucha relación con lo que hizo Rocío y medir el impacto que tuvo. Probablemente de aquí a un año, máximo dos años, nosotros tengamos que salir a medir esta nueva metodología de aceleración. Cuando se fue Rocío (hoy gerenta de Innovación de Corfo), quedaron un montón de cosas que no alcanzamos a cerrar, por ejemplo, el tema de la medición".

"Estamos haciendo bastante contacto entre las necesidades de las empresas y las startups , pero todavía está a un nivel cultural y no se atreven a dar ese gran paso. Están haciendo innovación abierta, pero todavía cuesta que hagan una verdadera inversión o incorporen a las startups , que hagan un M&A, por ejemplo".

"Hay otras cosas más domésticas que quedaron pendientes. Hoy el cuartel general del programa está en Lastarria y tenemos el cowork en Monjitas y es clave que Start-Up Chile pueda estar en el mismo lugar de los emprendedores. Nosotros entregamos un servicio prácticamente único al menos desde lo público hacia las startups , no hay ningún otro fondo en Corfo que tenga los servicios que nosotros ofrecemos".

-¿Qué le pidió el vicepresidente de la Corfo, Sebastián Sichel, al asumir ?

"Hay varias cosas que están pasando en Corfo. De hecho, hay una campaña que se llama Corfo en Movimiento y Start-Up Chile representa esa campaña en el 100% en términos de dinamismo, de acompañar a los emprendedores, de estar con ellos, de ser puertas abiertas".

"En ese sentido, uno de los desafíos como programa es transferir las metodologías que tenemos al resto de las gerencias que hay en Corfo, y no solo hacer esa transferencia, sino vincularnos más en todos los sentidos, porque nosotros a veces parecemos una isla dentro de Corfo".

"Otra de las cosas que se están hablando mucho, y que Sebastián Sichel ya lo mencionó, son los ejes estratégicos que quieren potenciar, que es la economía naranja o economía 4.0, y todos los temas de sustentabilidad y reciclaje. Estamos viendo de qué manera en Start-Up Chile podríamos apoyar ese tema".

"Asimismo, una de las barreras que tiene Start-Up Chile es que todo se hace en inglés, ya que hay startups de distintas partes del mundo y tenemos que aunar criterios. Ahora tenemos que ver cómo llevar esta metodología al resto de los emprendedores sin tener estas barreras y así poder democratizar el acceso".

"Tengo cuatro años de experiencia trabajando con startups y, si uno pudiera homologar esa experiencia a una carrera universitaria, es casi como haber estudiado una carrera de negocios".

 Imprimir Noticia  Enviar Noticia