Dólar Obs: $ 658,70 | 0,72% IPSA -5,26%
Fondos Mutuos
UF: 27.231,40
IPC: 0,40%
Entraría en funcionamiento en 2020:

EE.UU. traza su plan para crear una "Fuerza Espacial"

viernes, 10 de agosto de 2018

Christian Davenport y Dan Lamothe The Washington Post
Internacional
El Mercurio

La unidad sería la sexta rama de las FF.AA., estaría dirigida por un general 4 estrellas y reclutaría especialistas militares.



El Vicepresidente de EE.UU., Mike Pence, presentó ayer un ambicioso plan para crear un comando militar dedicado al espacio este año, que eventualmente establecería una "Fuerza Espacial" como la sexta rama de las Fuerzas Armadas de ese país.

En un discurso en el Pentágono, Pence advirtió sobre los avances que potenciales adversarios están haciendo e hizo una suerte de llamado a las armas para preservar el dominio militar en el espacio.

"Tal como lo hemos hecho en épocas pasadas, Estados Unidos enfrenta las amenazas emergentes en este nuevo campo de batalla", dijo. "Ha llegado el momento de establecer la Fuerza Espacial de Estados Unidos".

La creación de una nueva rama militar, la primera desde que se creó la Fuerza Aérea tras la Segunda Guerra Mundial en 1947, podría requerir de una reorganización significativa del Pentágono. Y algunos funcionarios dentro de las comunidades militares y de seguridad nacional se oponen ferozmente a la idea. La Fuerza Aérea, en particular, podría perder responsabilidades clave. La propuesta también necesita la aprobación del Congreso.

Mientras, los funcionarios de la Casa Blanca han estado trabajando con los líderes de seguridad nacional para avanzar agresivamente sin el Congreso. El primer paso sería crear un Comando Espacial de EE.UU. Antes de fin de año, un nuevo comando combatiente con recursos asignados (unos US$ 8 mil millones para los próximos años), dirigido por un general de cuatro estrellas y con la tarea de defender el espacio, del mismo modo que el Comando Pacífico del Pentágono supervisa ese océano.

El Pentágono también comenzará a reunir a expertos espaciales en todas las FF.AA. y establecerá una oficina de adquisiciones separada, dedicada a comprar satélites y a desarrollar nuevas tecnologías para ayudar a ganar guerras en el espacio.

El Presidente Donald Trump lleva meses pidiendo una Fuerza Espacial, un nuevo departamento militar autónomo, con su propia cadena de mando y uniformes. La Casa Blanca tiene la intención de trabajar con los legisladores en la presentación del proyecto a principios del próximo año, dijo un alto funcionario de la administración, con la esperanza de establecer el departamento ya en 2020.

En su discurso, Pence reconoció las dificultades para constituir un nuevo servicio y dijo que el Pentágono crearía el puesto de secretario adjunto de Defensa para el Espacio, un nuevo puesto civil de alto nivel que dependerá del secretario de Defensa "para supervisar el crecimiento y la expansión de la sexta rama de servicio".

El nuevo comando y la reorganización "deben ser neutrales en cuanto al presupuesto", dijo Scott Pace, secretario ejecutivo del Consejo Nacional del Espacio, en una entrevista. "Sin embargo, a futuro probablemente sea necesario aumentar los recursos para comprar capacidades mejoradas y tener más combatientes a medida que la Fuerza Espacial madure".

La creación de una Fuerza Espacial ha encontrado oposición dentro y fuera del Pentágono. El secretario de Defensa, Jim Mattis, dijo en un memorando el año pasado al senador John McCain, republicano por Arizona, que se oponía a "la creación de un nuevo servicio militar y capas organizativas adicionales en un momento en que nos enfocamos en reducir los gastos indirectos y en integrar funciones".

Aunque no está respaldando la creación de una rama de servicio completa, Mattis dijo a los periodistas esta semana que los líderes militares "están completamente alineados con la preocupación del Presidente de proteger nuestros activos en el espacio para contribuir a nuestra seguridad en nuestra economía, y vamos a tener que abordarlo a medida que otros países muestran una capacidad para atacar esos activos".

Paul Scharre, alto miembro del Center for a New American Security, calificó la Fuerza Espacial como "una idea tonta", en un comentario en Defense One, el sitio especializado que fue el primero en informar algunos detalles del plan. Mientras Scharre estuvo de acuerdo en que "el espacio es el talón de Aquiles estadounidense", dijo que crear una nueva burocracia con un enfoque único perjudicaría a los militares. "Estados Unidos necesita centrarse en la misión, no en el dominio".

Durante años, algunos miembros del Congreso y líderes militares han advertido que el espacio ya no es un santuario pacífico, sino un terreno de combate que necesita más atención y recursos. El espacio es vital para la forma en que Estados Unidos libra una guerra; los satélites del Pentágono se usan para las alertas de los sistemas de defensa de misiles, para guiar municiones de precisión y proporcionan comunicaciones y ayudan con labores de reconocimiento.

Rusia y China han logrado avances significativos, desafiando los activos de Estados Unidos en el espacio.

En 2007, China hizo explotar un satélite meteorológico muerto con un misil, lo que creó una enorme nube de desechos en órbita. También demostró la capacidad de atacar satélites en una órbita mucho más profunda, donde el ejército posiciona algunos de sus activos más sensibles.

Pence citó los avances de los adversarios en el desarrollo de misiles hipersónicos, que pueden viajar hasta cinco millas por segundo y evadir los sistemas de advertencia de misiles.

"Estados Unidos siempre buscará la paz, en el espacio como en la tierra", dijo Pence. "Pero la historia demuestra que la paz solo viene a través de la fuerza. Y en el ámbito del espacio exterior, la Fuerza Espacial de los Estados Unidos será esa fortaleza".

FONDOS
En un documento de 15 páginas enviado al Capitolio, el Pentágono dijo que el presupuesto inicial para los próximos años es de US$ 8.000 millones.

 Imprimir Noticia  Enviar Noticia