Dólar Obs: $ 677,00 | 0,44% IPSA -1,17%
Fondos Mutuos
UF: 27.565,79
IPC: 0,00%
Tras 16 horas de discusión, los parlamentarios votaron a la 1:44 de esta madrugada:

Senadores rechazan proyecto que buscaba la legalización del aborto en Argentina

jueves, 09 de agosto de 2018

Erika Lüters Gamboa y Javier Méndez
Internacional
El Mercurio

Treinta y ocho legisladores decidieron oponerse a la iniciativa y 31 la aprobaron, en medio de una fuerte polémica.



La Cámara de Senadores de Argentina rechazó, la madrugada de hoy jueves, un proyecto de ley que buscaba legalizar el aborto y echó por tierra una iniciativa ya aprobada por los diputados, en medio de una amplia controversia que dividió por meses al país.

La norma, que tuvo 38 votos en contra y 31 a favor de los 72 senadores, garantizaba la posibilidad de abortar hasta la semana 14 de gestación dentro del sistema público de salud de manera gratuita.

Hubo una abstención y una ausencia, según informó La Nación.

La Cámara de Diputados aprobó la norma en junio, con votos de diferentes partidos políticos, pero tras el rechazo del Senado -donde hay un predominio de representantes de provincias con fuerte influencia de la Iglesia Católica- el proyecto perdió validez.

La iniciativa generó división en la sociedad y dentro de los principales partidos políticos del país. El debate fue intenso dentro del Congreso, donde los críticos de la legalización del aborto dijeron defender la vida humana desde su concepción, por momentos con posturas extremas.

Los impulsores de la norma argumentaban que los abortos clandestinos son la principal causa de mortalidad maternal en Argentina y que las mujeres de bajos recursos son las más expuestas a realizar esos procedimientos en condiciones insalubres.

En Argentina, donde según cifras del Ministerio de Salud se practican hasta 520.000 abortos anuales, solo está permitida la interrupción del embarazo en los casos de violación y riesgo para la vida o salud de la madre, una norma que se remonta al código penal de 1921.

Pero en la práctica, el primero de los supuestos no se cumple en todas las provincias. Según la normativa, las mujeres se exponen a penas de hasta cuatro años de cárcel por abortar y se castiga del mismo modo a los médicos que realizan la práctica. Los defensores de la iniciativa sostienen que desde 1983 murieron más de 3.000 mujeres que se realizaron abortos clandestinos.

El debate en el Senado, que comenzó a las 9.30, hora chilena, y se prolongó por 16 horas, era seguido ayer en las calles aledañas al Parlamento. Las integrantes de la Campaña Nacional por el Aborto Seguro, Legal y Gratuito, luciendo el pañuelo verde que las distingue, mostraban pancartas al tiempo que coreaban "aborto legal en el hospital".

Al otro costado, las mujeres vestían de celeste, el color de quienes están en contra del aborto y alzaban una guagua gigante mientras entonaban canciones por "las dos vidas".

El Presidente Mauricio Macri, quien ha dicho que se opone al proyecto de aborto libre, se comprometió a no vetar la ley en caso de que sea aprobada y llamó a respetar las diversas opiniones.

Es primera vez que el Congreso argentino discute el proyecto de legalización del aborto, el cual llegó impulsado por agrupaciones feministas que consiguieron a mediados de junio que la Cámara de Diputados aprobara la iniciativa, con 129 votos a favor, 125 en contra y una abstención.

"La media sanción de diputados fue un claro avance y una sorpresa. El debate se instaló en la sociedad argentina y va a estar presente por mucho tiempo en la agenda política del país", comentó a "El Mercurio" Agustina Gradin, experta en temas de género y docente investigadora del Área Estado y Políticas Públicas de Flacso de Argentina.

Si el proyecto es rechazado en el Senado, no podrá volver a discutirse en el Congreso hasta la nueva legislatura, el próximo año, donde se podría volver a presentar el mismo proyecto que se trató ahora, o la iniciativa de unos senadores cordobeses, que proponían una legalización algo más acotada u otra distinta.

Consulta

El bloque oficialista de Cambiemos en la Cámara Baja -que está dividido sobre el tema- analiza la posibilidad de convocar a una consulta popular vinculante, si el proyecto es rechazado.

"Cuando hay una Cámara que opina de una manera y otra que piensa de otra manera, en caso de que sea rechazado, demuestra que la representación del pueblo en el Congreso está dividida", explicó el diputado nacional de esa colectividad Daniel Lipovetzky, uno de los legisladores que votó en junio a favor del proyecto.

La legalización del aborto se podría volver a tratar a partir del 1 de marzo de 2019, que es un año electoral en Argentina, y seguramente sería tema de discusión en las campañas electorales.

"Se habla de promover un plebiscito, con lo cual el tema podría ser influyente en la campaña electoral. Pero no creo que el oficialismo ni parte del peronismo se vayan a arriesgar", dijo a "El Mercurio" Marcos Novaro, director del Centro de Investigaciones Políticas (Cipol).

El debate sobre el aborto legal está presente en el país desde el regreso a la democracia, a principios de los 80, pero solo en 2004 cobró impulso, con la conformación de la Campaña por el Aborto Legal, Seguro y Gratuito. Pero, en el país natal del Papa Francisco, una de las mayores resistencias al tema ha provenido justamente de la Iglesia Católica, que "es un actor de mucho peso político y con clara influencia sobre el sistema de representación", dice Gradin.

"El problema es que este cuerpo va a rechazar lo que viene como media sanción desde los diputados y van a seguir produciéndose los abortos en la Argentina".
CRISTINA FERNÁNDEZ
SENADORA DE UNIDAD CIUDADANA

"No va a ser menos trágico porque se haga en un quirófano. No me resigno a que el aborto sea la única solución".
ESTEBAN BULLRICH
SENADOR POR BUENOS AIRES

 Imprimir Noticia  Enviar Noticia