Dólar Obs: $ 682,79 | -1,20% IPSA -0,16%
Fondos Mutuos
UF: 27.339,23
IPC: 0,20%
Presidente de Estados Unidos llegó ayer a Bruselas:

Trump inicia gira por Europa en medio de guerra comercial y tensiones con la OTAN

miércoles, 11 de julio de 2018

Alicia Tagle Crichton
Internacional
El Mercurio

El Mandatario aseguró que podría ser más fácil su cumbre con Vladimir Putin que su reunión con los líderes de la Alianza Atlántica o que su bilateral con Theresa May.



Antes de que el Presidente estadounidense, Donald Trump, empezara ayer su gira por Europa, el viaje ya estaba rodeado de polémicas. Un globo gigante que lo ridiculiza -llamado "Trump baby"- volará los próximos días sobre el Parlamento británico, mientras que el Mandatario aseguró antes de salir a Bruselas que probablemente la parte más fácil de su viaje será el encuentro con su par ruso, Vladimir Putin, y no lo serán las reuniones con sus socios de la Unión Europea (UE).

Pasadas las 21:00 horas (local; 15:00 horas en Chile), el Air Force One aterrizó ayer en la capital belga, donde Trump asistirá hoy a una cumbre de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN) que se prevé tensa, después de que el Presidente volviera a criticar a los otros 28 miembros de la alianza por no estar cumpliendo sus compromisos sobre sus gastos militares (deben destinar el 2% de su PIB en defensa para 2024).

En su gira europea, el Mandatario tiene la difícil tarea de alcanzar el equilibrio para promover un deshielo con Moscú sin empeorar aún más la relación con sus aliados en la OTAN, cuya cumbre estará enfocada en la amenaza rusa. Esto, en medio de las tensiones de Trump con la UE por la imposición de aranceles al acero y al aluminio que provienen de países socios, el "frente occidental" de su guerra comercial.

Pero el Presidente marcó de inmediato el tono disonante con sus socios. "Muchos países en la OTAN, que se espera que defendamos, no solo están por debajo de su compromiso del 2% (que es bajo), sino que también están atrasados por muchos años en pagos que no se han realizado. ¿Reembolsarán a EE.UU.?", escribió Trump en Twitter.

Y antes de despegar de Washington DC dijo a la prensa: "Así que tengo a la OTAN, tengo a Reino Unido, en un momento de agitación, y tengo a Putin. Francamente, Putin podría ser la parte más sencilla. ¿Quién lo iba a pensar?". En territorio británico se reunirá con la Primera Ministra Theresa May (cuyo gobierno está en crisis) y con la reina Isabel II.

Inusuales lazos

La relación de Trump con el Kremlin ha sido desde el comienzo blanco de sospechas en Occidente.

El entorno del Presidente republicano está bajo investigación por sus nexos con autoridades rusas y el propio Mandatario ha sido criticado por no rechazar la injerencia de Moscú en procesos electorales de naciones occidentales, incluyendo el que él gano en 2016.

Hay otros asuntos que inquietan a los aliados atlánticos: el respaldo de Putin al régimen sirio de Bashar al Assad, la guerra híbrida que lanzó en Ucrania, pero sobre todo las maniobras militares que Rusia ha estado realizando cerca de las fronteras europeas.

"Todo indica que (el Presidente estadounidense) admira a Putin, así como a los hombres fuertes. Vemos eso en la forma en que se está manejando con el liderazgo de Corea del Norte y con el Presidente chino, Xi Jinping. Trump tiene poco respeto por el proceso democrático y menos por las naciones, como las europeas, que operan en base a esas premisas. Considera que el gobierno de May es débil y que los socios de la UE y la OTAN están equivocados", explicó a "El Mercurio" Michael Holm, académico de la Boston University.

Aliados incómodos

El viaje de Trump comienza un mes después de que sus tensiones con aliados tradicionales como la UE y Canadá quedaran en evidencia en la cumbre del G-7. Ahí incomodó a sus socios del grupo (Alemania, Canadá, Francia, Italia, Japón y Reino Unido), al haber planteado reincorporar a Rusia al G-8, y remató las tensiones desacreditando al Primer Ministro canadiense, Justin Trudeau, a quien llamó "débil" por sus quejas sobre los aranceles que EE.UU. impuso al acero y aluminio.

"Querido EE.UU., aprecia a tus aliados, al fin y al cabo no tienes tantos", dijo ayer el presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk, tras la firma de un acuerdo de mayor cooperación entre la UE y la OTAN, aunque aceptó que Europa debería aumentar el gasto en defensa.

Y mientras los aliados europeos esperan que no se confirmen los rumores sobre una posible retirada de los 35 mil soldados estadounidenses que están en bases de Alemania, el embajador estadounidense en Moscú, Jon Huntsman, admitió que el encuentro entre Trump y Putin podría cerrarse con "acuerdos concretos".

 Imprimir Noticia  Enviar Noticia