Dólar Obs: $ 682,79 | -1,20% IPSA -0,16%
Fondos Mutuos
UF: 27.335,59
IPC: 0,20%
Superó en ambas finales de Honor Superior al Sagrados Corazones de Alameda:

El Colegio Alemán defendió su legado con talento y corazón

miércoles, 11 de julio de 2018

Juan Pablo Pérez
Deportes
El Mercurio

Mientras el sexteto femenino aseguró el tetracampeonato de la Copa Soprole-UC tras vencer por un categórico 25-14 y 25-10 al colegio del centro de Santiago, el equipo masculino logró su segundo título consecutivo en el máximo de sets: 20-25, 25-14 y 15-11.



No hubo tiempo para relajarse. Después de su incursión en el Mundial Escolar ISF de Brno, República Checa, los sextetos del Colegio Alemán volvieron a disputar la fase decisiva de la Copa Soprole-UC. En damas y varones, los germanos llegaron con campaña perfecta al duelo por las medallas de oro.

En su cancha, el equipo femenino se encontró con el SS.CC. de Alameda, colegio que debutó esta temporada en Honor, pero con el cual compartía una historia desde los años en que ambos militaban en la Liga Metropolitana. Además, la temporada pasada, ya se habían medido en la final del Octogonal clasificatorio para el Mundial.

Lideradas por la armadora María de los Ángeles Quintana, las germanas no tardaron en imponer sus términos. Aunque durante los primeros veinte puntos el marcador se mantuvo parejo (10-10), las anfitrionas ya hacían gala de su excelente recepción, de un servicio muy regular y de un buen bloqueo. De hecho, Beatriz Novoa, la gran figura de las visitantes, prácticamente no logró pasar ningún balón limpio a tierra teutona.

En ventaja por dos puntos (14-12), el entrenador Ítalo Raggio ordenó el ingreso al saque de Isidora Rojas. La apuesta había rendido frutos en Europa y volvió a funcionar: su equipo se adelantó por cinco unidades (17-12), suficiente para controlar el destino del primer set. Así, en 21 minutos, el Alemán se impuso por 25-14.

"Igual hay una presión, porque el saque es solo responsabilidad tuya, pero lo he entrenado mucho y estaba tranquila. Una se siente muy bien, porque todas celebramos juntas y, además, aportas al equipo", planteó Rojas (15 años, 2º medio).

En el segundo capítulo, el colegio de Nuestra Señora del Rosario mantuvo el ritmo y no decayó ante un elenco que nunca solucionó sus problemas en la recepción. Quintana siguió jugando con gran lucidez para el brillo de Maike Bertens, Andrea Redel y Tamara Gómez, mientras que las centrales Elisa Sandrock y Antonia Dubost fueron infranqueables en la red.

En ventaja por ocho puntos (16-8), Rojas entró nuevamente a lucir su servicio, aumentando la distancia a trece (21-8). El escollo se hizo insalvable para el Alameda, que luego de veinte minutos vio cómo el Colegio Alemán se quedó con el triunfo por 25-10 y festejó su tetracampeonato en Honor Superior.

"Es como la guinda de la torta. Llegar del Mundial y de inmediato tener una victoria así es muy bacán. (A las jugadoras del Alameda) las conocíamos muy bien, las teníamos estudiadas. Desde la clasificación que sabemos todos los movimientos que van a hacer", aseguró la punta Andrea Redel (17 años, 4º medio).

La segunda alegría

En la competencia masculina, el Colegio Alemán también se midió ante el SS.CC. de Alameda, que volvió a las definiciones tras sus triunfos en 2015 y 2016. Con algunos sobrevivientes del Mundial Escolar de Belgrado 2016 en sus filas (Ítalo Tarsetti, Gabriel Quezada, Martín Mendoza y Marcos Pacheco), la escuadra dirigida por Álvaro del Campo fue un durísimo escollo para los teutones. De hecho, se impuso en la primera manga por 25-20 (25'), destacando el desempeño de Lucas Lavín y Steffano Isella.

Los germanos reaccionaron en el segundo set. El armador Martín Carreño tomó confianza, el capitán Cristóbal Preuss dañó con sus remaches y el central Keanu König se hizo gigante en el bloqueo. A esto se sumó una notable mejoría en la recepción, destacando Baltazar Rodríguez. Así, en 22 minutos, se adueñaron del parcial por 25-14, forzando el desempate.

"Mejoramos la actitud del equipo y también en la recepción. Pudimos identificar mejor a sus sacadores y ellos se cayeron con nuestro servicio", dijo el líbero Rodríguez (15 años, 2º medio).

El equipo conducido por René González mantuvo el buen rendimiento en el epílogo. Una pequeña racha (5-1) le permitió soltarse aún más. El Alameda, en tanto, sintió el peso de la instancia y flaqueó. Esto lo aprovechó el poderoso sexteto germano, que selló el bicampeonato por 15-11 (15').

"Estamos demasiado felices porque se sufrió harto, pero pudimos dar vuelta y sacar el partido adelante. Es lo que trabajamos durante todo este semestre. La clave estuvo en la concentración, en hacer lo que nos habíamos planteado y jugar nuestro vóleibol", sentenció Martín Carreño (17 años, 3º medio), quien ocupó la plaza de armador titular.

5
títulos consecutivos suma el Colegio Alemán en Superior Damas. En 2014 ingresó a la Copa Soprole-UC y triunfó en Ascenso.


En varones, el Verbo Divino se quedó con el bronce al vencer por 22-25, 25-18 y 16-14 al Saint George.

"Es un triunfo muy importante para seguir con el legado del Colegio Alemán y, personalmente, también es significativo porque es mi última final en la Copa UC".

"El rival tenía mucho potencial, pero nosotras demostramos todo el vóleibol que hemos entrenado y todo lo que hemos vivido desde la clasificación al Mundial".
MARÍA DE LOS ÁNGELES QUINTANA,
capitana del Colegio Alemán.


"Fue un tremendo partido. Nos veníamos preparando desde hace muchos años, primero con la clasificación al Mundial y ahora con esta nueva final. Somos un equipo muy unido y veníamos súper preparados".
BALTAZAR RODRÍGUEZ, líbero del Colegio Alemán.

"Fue un poco sorpresivo (ser titular) y al principio estaba nervioso, pero después pude sacar lo mejor de mí y entregar el máximo. Si seguimos con lo que estamos haciendo, veo muy posible el tricampeonato".
MARTÍN CARREÑO, armador del Colegio Alemán.

 Imprimir Noticia  Enviar Noticia