Dólar Obs: $ 681,17 | 0,35% IPSA 0,19%
Fondos Mutuos
UF: 27.565,79
IPC: 0,00%
Copa del Mundo de la FIFA es el trofeo más caro del planeta

lunes, 25 de junio de 2018


El_Mercurio

Tiene 6,1 kilos de oro y está valorado en US$ 188.804. Fue diseñada por Silvio Gazzanina, del Taller Artístico Bertoni.

No solo es el trofeo más codiciado del planeta, sino el más caro. Se trata de la Copa del Mundo de la FIFA, estatuilla de 36,8 centímetros, recubierta por 6,1 kilos de oro de 18 quilates, que solo al 75% de pureza costaría US$ 188.804, segúnVanity Fair.

La historia de este trofeo es bastante peculiar. El primero, no era como el que se conoce hoy. Representaba a la diosa de la victoria Niké y fue creado por el escultor Abel Lafleur en 1929. La pieza, bañada en plata esterlina y oro recibió el nombre del francés Jules Rimet, el inventor del mundial y presidente de la FIFA.

Pero algo terrible le pasó en vísperas de la conclusión del Mundial Inglaterra de 1966: el trofeo exhibido ante multitudes en Westminster fue robado.

Entonces, una ola de empresas y particulares comenzaron a ofrecer recompensas por encontrarlo.

Fue un pequeño perro llamado Pickles que junto a su dueño David Corbett salvaron al evento y encontraron la estatuilla en uno de sus paseos cotidianos, dentro de un paquete semioculto.

Pickles recibió todo tipo de cheques y recompensas entre marcas, federaciones e instituciones, que traducidas al día de hoy superan los US$ 116.000.

En 1970, cuando Brasil se convirtió en el tricampeón mundial, la FIFA se la entregó definitivamente porque consideró que se la merecía. Cuatro años más tarde convocó a un concurso de diseño para fabricar la nueva Copa del Mundo.

Entonces, el Taller Artístico Bertoni, nacido en Milán en el 1900 y actualmente ubicado en Paderno, al norte del centro milanés, reclutó al diseñador Silvio Gazzanina, que había creado un busto de San Antonio de Padua en 1955. A Bertoni le había empezado a ir muy bien cuando ganaron el encargo de las medallas conmemorativas de los Juegos Olímpicos de Roma de 1960, obra de Emilio Greco. A partir de ahí su nombre se disparó, especialmente cuando empiezan a caer los petrodólares de los países árabes y su gusto por las cosas sencillas, siempre que lleven oro, plata, piedras preciosas o una mezcla de las tres.

Así, con ese prestigio, Gazzanina diseñó la actual Copa del Mundo: dos personas sosteniendo el mundo en plena euforia. Estaba pensado para capturar la sensación de la victoria. A la FIFA le encantó, y a Bertoni y Gazzanina les supuso la fama eterna. Gazzanina falleció en 2016, aunque en el taller se siguen encargando del mantenimiento del trofeo. Debido a que la estatuilla de Jules Rimet que se quedó Brasil también fue robado en 1983, la única Copa del Mundo original que queda en el planeta es la de Gazzanina.

 Imprimir Noticia  Enviar Noticia