Dólar Obs: $ 684,86 | 0,30% IPSA 1,93%
Fondos Mutuos
UF: 27.339,23
IPC: 0,20%
Enviados papales concelebraron la misa con el administrador apostólico, Jorge Concha:

Scicluna pidió perdón en nombre del Papa a Osorno "por haberles herido y ofendido"

lunes, 18 de junio de 2018

Valentina González
Nacional
El Mercurio

La misa para iniciar un camino de reconciliación repletó la Catedral San Mateo de fieles, quienes, desde sus distintas posturas, escucharon el mensaje con atención.



De rodillas, ante una Catedral San Mateo repleta, el arzobispo de Malta, Charles Scicluna, pronunció ayer las palabras que sellaron su segunda venida a Chile, junto al sacerdote Jordi Bertomeu.

"El Papa Francisco me ha encargado pedir perdón a cada uno de los fieles de la diócesis de Osorno y a todos los habitantes de este territorio, por haberles herido y ofendido profundamente", dijo Scicluna, en un mensaje esperado desde los dichos del Pontífice en 2015 sobre la comunidad y el rechazo de ciertos sectores a la figura del renunciado obispo Juan Barros.

Con estas palabras, los enviados papales -que concelebraron la misa dominical con el administrador apostólico, Jorge Concha- esperaban abrir en la ciudad un camino de reconciliación. Reconocen que no será fácil. "Agradezco a todos por tanta buena voluntad, por tanto amor por la Iglesia de Jesucristo y por el deseo de una gran mayoría de una reconciliación verdadera, que no se logra con una misión de pocos días, sino que es un don de Dios que debe ser acompañado de un proceso largo", aseguró Scicluna en su último mensaje en Osorno.

"Para monseñor Jordi Bertomeu y para mí fue una experiencia profunda de Dios el encontrar tantas comunidades parroquiales, tantas personas que han tenido la generosidad de compartir con nosotros sus heridas, experiencias dolorosas, así como también sus esperanzas y amor por la Iglesia", añadió sobre sus cuatro días en la ciudad.

Al momento de la homilía, el administrador apostólico, Jorge Concha, tenía en frente a fieles con posturas muy distintas sobre lo vivido en la diócesis en los últimos tres años. Aseguró que buscará "promover el diálogo entre todos", para dar pasos hacia el reencuentro y la reconciliación. Llamó a reconocer la situación de quiebre a la que llegó la ciudad, pero "no solo a quedarse ahí".

También se refirió a los cuestionamientos que enfrenta la Iglesia Católica, más allá de lo que ocurre en Osorno: "Vemos con mucha claridad que hay tantas formas de abuso que no pueden volver a ocurrir, que hay procedimientos que no se pueden repetir, que hay formas de ser Iglesia que se deben cambiar". Las palabras de Concha fueron recibidas con fuertes aplausos de los fieles.

"Algo nuevo está naciendo, ¿no lo sienten ustedes?", planteó el obispo al cerrar su mensaje.

Hasta último minuto existieron dudas sobre la asistencia que tendría la misa, pero la convocatoria incluso superó las expectativas. "Fueron a buscar hostias consagradas", debió explicar Concha, cuando no todos alcanzaron a comulgar.

La agrupación de Laicos y Laicas de Osorno participaron del modo en que ya habían pactado con la misión pastoral e hicieron presente su mensaje al momento de las peticiones.

"Para que la ciudad de Osorno jamás vuelva a ser ofendida, para que los obispos enfrenten la crisis de nuestra Iglesia y comprendan que el encubrimiento debe erradicarse de su actuar", fue el texto que leyó Angélica, integrante del grupo.

Scicluna y Bertomeu están de regreso en Santiago y mañana, antes de partir a Roma, la misión pastoral dará a conocer quién liderará la nueva oficina en que la Santa Sede recibirá denuncias en Chile.

Convocado a Roma
El administrador apostólico de Puerto Montt y Provincial de los Mercedarios, Ricardo Morales, viajará mañana al Vaticano para reunirse con el Papa. La información fue confirmada a "El Mercurio" por la misión pastoral.

 Imprimir Noticia  Enviar Noticia