Dólar Obs: $ 637,35 | 0,16% IPSA -0,42%
Fondos Mutuos
UF: 27.126,25
IPC: 0,30%


Ante la renuncia de Harasic

jueves, 14 de junio de 2018

José Rodríguez Elizondo
Opinión
El Mercurio




Señor Director:

Frente a la crisis serial del decanato en mi Facultad de Derecho, propongo sacar una lección y aceptar una advertencia.

La primera, no se puede esperar que un decano que ha alentado las tomas tenga autoridad para culpar a las tomas por su incapacidad propia para gobernar.

La segunda, no debemos concentrarnos en el caso del profesor Carmona, en las motivaciones de la toma vigente ni en los listados de culpas, sino en el gravísimo estado de situación interna que ha culminado con la renuncia de Davor Harasic.

En este momento, más que pensar en peticiones de reconsideración ("renuncias con elástico") o en candidaturas instantáneas, habría que iniciar un período de acción y reflexión, para recomponer la dañada convivencia entre académicos, funcionarios y estudiantes y para enfrentar los inevitables hoyos económicos propios de una gestión autoritaria en extremo.

En definitiva, hay que asumir que las medidas de fuerza -léase tomas- solo pueden enfrentarse con liderazgos universitarios genuinos. Con autoridades que, en vez de maniobrar sectariamente, sepan ejercer el diálogo sobre la base de la transparencia, la credibilidad y la probidad. Todo ello, con el objetivo inmediato de recuperar la gran tradición histórica de la Universidad de Chile y su Facultad de Derecho.

José Rodríguez Elizondo

 Imprimir Noticia  Enviar Noticia