Dólar Obs: $ 673,74 | -1,62% IPSA 1,71%
Fondos Mutuos
UF: 27.339,23
IPC: 0,20%
Misión pastoral anunció instalación de una nueva oficina para recibir las denuncias:

Fiscalía pedirá al Vaticano que envíe los antecedentes que posea sobre los casos de abusos sexuales en Chile

miércoles, 13 de junio de 2018

V. González y A. Chaparro
Nacional
El Mercurio

Para esta tarde se encuentra programada en la Nunciatura Apostólica una reunión entre el jefe del Ministerio Público, Jorge Abbott, y el arzobispo de Malta, Charles Scicluna.



Un requerimiento de cooperación internacional enviará la Fiscalía Nacional al Vaticano para solicitar información relacionada con sacerdotes y funcionarios de la Iglesia que ya se encuentren denunciados por abusos sexuales en Chile o de los que se pudiera tener antecedentes y no estén, por el momento, investigados penalmente en el país.

El oficio con la petición oficial a la Santa Sede será "abierto" e incluirá religiosos nacionales o extranjeros involucrados en hechos que pudieran ser constitutivos de delito, sean estos de carácter sexual o de otra índole, dado que se busca que la solicitud sea "amplia".

La información fue confirmada ayer a "El Mercurio", así como que para hoy se encuentra programada una reunión entre el jefe del Ministerio Público, Jorge Abbott, y el arzobispo de Malta, Charles Scicluna. La cita se realizará en la Nunciatura Apostólica, a las 16:00 horas.

Participarán en el encuentro los directores de las unidades especializadas de derechos humanos y cooperación internacional de la Fiscalía Nacional, Luis Torres y Antonio Segovia, respectivamente.

En esta instancia, Abbott explicaría a Scicluna los alcances del requerimiento en el que actualmente trabaja con su equipo. Hoy ya se contabilizan más de 40 víctimas en Chile, sumados los denunciantes de Santiago, Rancagua y Talca.

Un nuevo canal para recibir las denuncias

En febrero, la sede de las Obras Misionales Pontificias -ubicada en la calle Monseñor Sótero Sanz, junto a la Nunciatura Apostólica- fue el escenario donde Scicluna y el sacerdote Jordi Bertomeu hicieron algunas de las entrevistas que luego fueron a parar al llamado "Informe Scicluna".

Fue ese el documento que recibió el Papa acerca de la situación de los abusos en Chile, y que ha desencadenado una serie de acciones en el país. Entre ellas, el regreso de Scicluna y Bertomeu, y el anuncio de que en la misma casa donde algunos entregaron su testimonio, se instalará una nueva oficina en la cual la Santa Sede recibirá las denuncias. El encargado de la instancia lo comunicará el arzobispo antes de volver a Roma.

La información fue dada a conocer en la primera conferencia de prensa de la misión pastoral, que arribó ayer a Santiago. En una breve declaración, el prelado maltés aseguró que su visita busca ser un signo de "la cercanía del Papa con el pueblo y la Iglesia en Chile".

El arzobispo añadió que darán "ayuda técnica y jurídica concreta para las curias", para que puedan dar respuestas adecuadas a los casos de abuso sexual a menores.

La decisión del Papa de abrir esta nueva instancia sería una señal fuerte. "Manifiesta la directa intervención que está realizando en Chile. Ya lo hizo a través de la designación de administradores apostólicos, que reportan directamente a la Santa Sede su gestión", afirmó Alejandro Álvarez, abogado canonista y portavoz de Voces Católicas.

Fuentes cercanas al proceso dicen que esto sería fruto del análisis hecho por la Santa Sede a los protocolos de la Iglesia chilena para los abusos y a los testimonios de febrero.

Algunas víctimas acusaron no haber sido escuchadas. Con la nueva oficina y la ayuda técnica y jurídica que entregarán Scicluna y Bertomeu, se buscaría que "nadie que reciba una denuncia no sepa qué hacer con ella", y que "ninguna denuncia se pierda", según una fuente eclesiástica.

Hoy, los enviados papales participarán de un seminario con canonistas en la U. Católica. Una media hora duraría la exposición de Scicluna, titulada "Principios rectores de la investigación de abusos sexuales en la Iglesia. Lecciones para Chile". Luego, sería el turno de Bertomeu, cuya intervención abordará las causas chilenas que han llegado a la Congregación para la Doctrina de la Fe.

Puerto Montt
El administrador apostólico Ricardo Morales se reunió ayer con el arzobispo emérito Cristián Caro.

 Imprimir Noticia  Enviar Noticia