Dólar Obs: $ 686,44 | 0,77% IPSA -1,26%
Fondos Mutuos
UF: 27.565,79
IPC: 0,00%
Según estudio de Intelis, de la Facultad de Economía y Negocios de la U. de Chile:

El gas licuado y los pellets serían las alternativas más eficientes para el reemplazo de la leña como combustible

miércoles, 13 de junio de 2018


Economía y Negocios
El Mercurio




En la ruta energética presentada por el Ministerio de Energía, uno de los compromisos suscritos tiene que ver con la regulación de la leña como combustible, con el objetivo de descontaminar principalmente el sur del país.

La penetración de la leña desde Rancagua al sur del país supera al 70% de los hogares, siendo el principal combustible utilizado por el sector residencial. A su vez, equivale a un 40% del consumo total de ese segmento en el país, según señala un estudio de Intelis, de la Universidad de Chile.

Junto con lo anterior, se trata de un mercado informal, en el que hasta el 90% de las transacciones no emite boleta, por lo tanto no pagan impuestos.

En ese mismo informe, se compararon los costos sociales que tendría sustituir la leña por otros combustibles, siendo el gas licuado y los pellets los más eficientes desde el punto de vista económico.

La implementación de equipos con esta tecnología necesitaría de una inversión de US$ 1.172 y US$ 1.216, respectivamente, por hogar. Más atrás están el gas natural (US$ 1.331) y el kerosene (US$ 1.594).

El académico Jorge Miranda, autor del estudio, explica que hasta seis ciudades chilenas se encuentran entre las 20 más contaminadas del continente, por lo que se hace urgente impulsar nuevas iniciativas que reduzcan la emisión de material particulado. "Las medidas del Gobierno son un avance, sin embargo a mediano y largo plazo definitivamente la leña es un combustible inviable; a pesar de que sea leña seca, seguirá siendo el gran contaminante", sentencia.

Los pellets, producidos a partir de residuos del proceso de aserrío y remanufactura de la madera de pino, cuentan aún con una baja penetración, de hecho, según el estudio, solo el 0,19% de los hogares del país lo utilizan, centrándose estos en la Región del Biobío. En contraste, el gas tiene una penetración de hasta un 94%.

 Imprimir Noticia  Enviar Noticia