Dólar Obs: $ 637,45 | -0,51% IPSA 0,03%
Fondos Mutuos
UF: 27.145,21
IPC: 0,30%
Expertos analizan reacciones de los fans ante recientes fallecimientos de celebridades:

¿Por qué nos puede afectar la muerte de un famoso como si lo hubiéramos conocido?

miércoles, 13 de junio de 2018

J. M.
Vida Ciencia Tecnología
El Mercurio

Perder a quien ven como un referente dispara el duelo de sus seguidores, cuya sensación de intimidad con el artista ha crecido con las redes sociales.



Solo horas después de que el pasado viernes se conociera la muerte del conocido chef estadounidense Anthony Bourdain, decenas de admiradores se acercaron hasta Les Halles, el famoso restaurante neoyorquino donde Bourdain inició su carrera. El lugar se llenó de mensajes y flores y, según la prensa, a muchos fans se les vio llorar.

"No tiene sentido que te quiera como lo hice (...) Nunca nos conocimos (...) He perdido a muchas personas recientemente y tu muerte es la que más me preocupa. No lo voy a superar", se lee en una de los cientos de notas que dejaron pegadas en ventanas del local.

Aunque no se conocieron, como esta persona admite, su aflicción por la muerte del chef sí tendría sentido, según explica Nicole Vásquez, psiquiatra de la Red de Salud UC Christus.

"Las figuras públicas cumplen un rol de identificación con nuestros valores y con lo que realmente creemos importante en la vida y, desde ese punto de vista hay un duelo", afirma la doctora.

Según explica, la aflicción tiene que ver con el papel que los famosos jugaban en la vida de sus seguidores, más que con la muerte en sí.

"Ese ideal o ese referente ya no está y eso puede ser muy desorientador para el que lo sigue, porque siente que ya no tiene a dónde mirar o dónde poner sus referencias", explica Vásquez.

Este factor hace que los primeros días de duelo puedan vivirse, incluso, con una intensidad parecida a la que sentirían por la muerte de un conocido.

"Eso podría ocurrir al principio, porque esa desorientación y el hecho de que tienes sentimientos a flor de piel hacen que se viva como un periodo de estrés agudo", dice la psiquiatra. Los adolescentes pueden ser más sensibles a estas pérdidas, porque "ellos están construyendo su identidad. Entonces es un duelo doble, no solo por la muerte sino porque se aleja algo que quisieran ver en ellos mismos".

Relación ideal, pero ficticia

Nicolás Labbé, profesor de la Escuela de Psicología de la Universidad de los Andes, asegura que la relación que mantenemos con las celebridades es parecida a las que se tienen cara a cara, pero mucho más idealizadas, lo que influye en cómo digerimos su partida.

"Se gasta tiempo en conocerlo, seguir su trabajo o lo que hacen diariamente, pero además vemos solo los aspectos buenos de ellos. Entonces cuesta renunciar a esa relación que es ficticia, pero que puede ser ideal", dice Labbé.

El especialista cree que la intimidad entre el público y las celebridades es ahora más palpable que nunca, gracias a la conexión que ofrecen las redes sociales.

"Y esa cercanía también hace más dura la pérdida, porque no puedes creer cómo se murió alguien que ayer te respondió un tuit o que tú lo retuiteaste. Es decir, no se siente tan lejano", comenta.

Si se trata de un suicidio, como fue el caso de Bourdain o el de la diseñadora estadounidense Kate Spade, hallada muerta el pasado martes, el duelo tiene elementos particulares que pueden resultar en un impacto mayor.

"Genera mucha perplejidad y la admiración se ve afectada por la decisión que se tomó. Tener que lidiar con eso implica un proceso doloroso, porque además no se entienden las razones", opina Labbé.

Vásquez comenta que el dolor por la pérdida de una celebridad podría terminar ocupando más espacio que los sentimientos que se tenían hacia ellos cuando estaban vivos.

"Posiblemente porque pasa a ser una persona mucho más inalcanzable, y tendemos a valorar más lo que ya no se puede alcanzar", puntualiza.

 Imprimir Noticia  Enviar Noticia