Dólar Obs: $ 639,03 | -0,39% IPSA 0,14%
Fondos Mutuos
UF: 27.134,37
IPC: 0,30%
Socio comercial y aliado político de Norcorea:

China, la gran ganadora

miércoles, 13 de junio de 2018

Amanda Marton Ramaciotti
Internacional
El Mercurio

La desnuclearización y la suspensión de las maniobras conjuntas favorecen a Beijing.



El Presidente chino, Xi Jinping, no participó directamente del encuentro en Singapur, si bien su injerencia se notó desde un principio, cuando el líder norcoreano Kim Jong-Un aterrizó en un avión especial de Air China. Y probablemente su país sea uno de los más beneficiados por el acuerdo entre los gobiernos de Washington y Pyongyang.

Durante años, China había perseguido dos objetivos: la desnuclearización de su vecina Corea del Norte y que Estados Unidos suspenda sus ejercicios militares en Corea del Sur, en una zona que considera su área de influencia. Ambas medidas fueron consideradas en el documento firmado por Donald Trump y Kim Jong-un.

Pese a todas las amenazas comerciales de Trump sobre China por un abultado déficit comercial, EE.UU. siguió esta vez un guion que parece haber sido dictado por Beijing.

China, el socio comercial y aliado político indispensable para Norcorea, propuso en reiteradas ocasiones una política de "congelación por congelación", que consistía en que el régimen de Kim detuviera sus pruebas nucleares y de misiles balísticos, a cambio que los estadounidenses cancelaran sus ejercicios militares combinados con Corea del Sur.

"China es la gran vencedora de la cumbre. La diplomacia de Trump revigorizó el papel de China en la península después de que Beijing durante años evitara unirse a las duras sanciones contra el Norte. China ahora está de vuelta en el juego", dijo a "El Mercurio" Douglas Paal, vicepresidente del programa de Asia del Carnegie Endowment for International Peace.

Es que Trump no solo aceptó detener las maniobras conjuntas en la frontera con Norcorea. Usó la misma retórica de Beijing y Pyongyang para criticar los ejercicios, al afirmar que son "juegos de guerra" "muy provocativos".

Hace menos de un año Robert Wood, embajador de EE.UU. en la Conferencia de Desarme de la ONU, dijo que EE.UU. rechazaba "firmemente cualquier equivalencia falsa entre los programas nucleares y de misiles ilegales de Corea del Norte, que son enormemente desestabilizadores y han sido reiteradamente condenados por el Consejo de Seguridad de la ONU", y los ejercicios conjuntos, "que son transparentes, defensivos y disuasivos".

Para Michael Kovrig, del International Crisis Group, "la declaración conjunta de la cumbre evita el escenario de guerra que es una pesadilla para Beijing y, a largo plazo, podría reducir la presencia militar en todo el noreste de Asia".

Por eso mismo, la decisión de Trump fue criticada por miembros de su partido. Ayer, el senador republicano Lindsey Grahan (Carolina del Sur), un veterano de la Fuerza Aérea estadounidense, afirmó que China está tratando de "hacer jugar a Trump a través de Norcorea". El objetivo del gobierno de Xi, aseguró, es "sacar a EE.UU. de Asia (...), eso llevará a más conflicto en la región, no menos. Las fuerzas de Washington en Corea del Sur existen para estabilizar Asia".

Los expertos también destacan que, deliberadamente o no, Trump volvió a llamar a Xi de "amigo cercano" y le agradeció el papel de China en el fortalecimiento de las sanciones contra Norcorea. Los vecinos, que lucharon juntos durante la Guerra de Corea, se habían separado el año pasado, después de que Beijing respaldara las sanciones económicas de la ONU contra Pyongyang, para presionar al régimen a detener sus pruebas nucleares y de misiles.

Pero volvieron a restablecer lazos recientemente, con los dos encuentros cruciales de Kim yXi.

Ayer el portavoz del Ministerio de Asuntos Exteriores chino, Geng Shuang, dijo que parte de las sanciones que pesan sobre Corea del Norte podrían ser levantadas .

A la vez, The Global Times, un influyente periódico estatal chino, afirmó en su editorial de ayer que es el momento para considerar "una reducción apropiada de las sanciones", confirmando el interés de China en potenciar la economía norcoreana.

 Imprimir Noticia  Enviar Noticia