Dólar Obs: $ 681,41 | 0,81% IPSA -0,48%
Fondos Mutuos
UF: 27.466,93
IPC: 0,30%
Francia 1938:

Leonidas y el único gol descalzo en la Copa del Mundo

miércoles, 13 de junio de 2018


Deportes
El Mercurio

En una cancha mojada y barrosa, Brasil venció 6-5 a Polonia con triplete del "Diamante negro" de pie pequeño: el segundo lo marcó sin zapatos.



Hay goles que no se olvidan. Ya sea por su calidad técnica o por alguna característica insólita, como ocurrió el 5 de junio de 1938 en el Stade de la Meinau de Estrasburgo.

Por octavos de final de la Copa del Mundo, Brasil enfrentó a Polonia. Los sudamericanos ganaron 6-5 en el alargue, con triplete de Leonidas, delantero carioca apodado "Diamante negro" que pasó a la historia de los mundiales por convertir el primer y único gol descalzo.

Tras empatar a cuatro en el tiempo reglamentario -con un aguacero que convirtió la cancha en un barrial en la segunda etapa-, en el tercer minuto de la prórroga se vio la increíble situación que el propio Leonidas recordaría más tarde:

"El campo estaba pesado por la lluvia que cayó, con barro. Mi zapato quedó como una "boca de caimán" (abierta por la mitad). Lo tiré a la basura y le comuniqué al técnico que me consiguiera unos zapatos. Pero yo tengo un pie tamaño 35; entonces, no fue fácil encontrar en Europa una talla de esas. Ni siquiera en mi equipo. Hasta les pedí a los niños que recogen las pelotas que me prestaran sus zapatillas, pero allá los niños usaban 39 o 40. Preferí volver descalzo a chutar un tiro libre, y el árbitro no lo notó, seguramente porque jugábamos con medias negras y estaba toda la cancha embarrada", recordó el protagonista años después.

El astro brasileño, al cabo, se coronó como goleador del certamen con siete tantos.

Tras una dilatada trayectoria, el crack del gol irrepetible colgó los botines en 1950. Murió en 2004 en Cotia, São Paulo, producto del alzhéimer.

 Imprimir Noticia  Enviar Noticia