Dólar Obs: $ 637,45 | -0,51% IPSA 0,03%
Fondos Mutuos
UF: 27.145,21
IPC: 0,30%
Kia [ Lanzamiento en Chile ]

El Stinger, por fin a la venta

miércoles, 13 de junio de 2018

Leo Mellado
Clasificados Especial
El Mercurio




Cuando Kia lanzó el Opirus allá por 2003, sus intenciones de crear un sedán premium de pretensiones globales parecían bastante discutibles.


Pero cuando en 2012 llegó el Quoris, con 5.095 metros de largo, propulsión trasera y un motor V8 de 5 litros GDI de 426 caballos, cuyos trazos eran obra del diseñador alemán Peter Schreyer (artífice del primer Audi TT), demostraron que sus intenciones eran más que serias.


Ahora, tras una larga campaña de lanzamiento, que incluyó una brevísima pasada ante la prensa durante las celebraciones de fin del año 2017, se pone oficialmente a la venta el Kia Stinger, un sedán deportivo que, además de haber sido diseñado por el mismo Schreyer y Gregory Guillaume, diseñador jefe senior de Kia Motors Europa, tuvo a Albert Biermann, ex-ingeniero de BMW M, a cargo del desarrollo técnico.


Mencionamos todos estos nombres porque son los responsables de que con el Stinger la marca siga subrayando lo que habíamos denominado "intenciones serias"; esta vez para crear un automóvil que eleva unos cuántos peldaños la calidad de su oferta y que le sigue demostrando a sus clientes que si se lo propone, lo logra. 
¿El resultado? Un auto de cuatro puertas, perfil cuasi-coupé (o fastback, como dirían los entendidos), 4,83 metros de largo, ruedas traseras propulsoras y transmisión automática de ocho relaciones con modos de manejo Smart, Eco, Comfort, Sport y Custom con función Launch Control.


la información internacional indica que en otros mercados está disponible con un motor de 2 litros con 250 hp, pero acá en Chile no están para versiones de acceso y se fueron directamente al mucho más potente V6 de 3,3 litros con turbos gemelos, que llevan la potencia a los 365 hp, de manera que tarda 4,6 segundos para ir de 0 a 100 km/h.


Asimismo, destaca su transmisión Shift by Wire, que realiza los cambios de manera electrónica, sin la necesidad de generar los tradicionales cambios con movimientos mecánicos. Según la marca, esto importa porque permite pasar las marchas "de una manera más armónica, segura y menos ruidosa".


La suspensión delantera es una clásica McPherson y la trasera es del tipo Multilink (5-Link). Además, incorpora un sistema de control electrónico de suspensión, cuyo principal objetivo es regular la suspensión según la velocidad, el estado del camino, viraje, aceleración y frenado. Sus frenos son Brembo:

los delanteros tienen 4 pistones y disco ventilado de 350 mm, mientras los de atrás tienen 2 pistones y disco ventilado de 340 mm.
El modelo muestra proporciones más bien clásicas para esta época en un auto de este tamaño, con dos volúmenes muy marcados y un tercero, el del maletero, casi fusionado con el habitáculo. El trabajo con la aerodinámica fue concienzudo y gracias a ello el modelo ofrece un coeficiente de roce de solo 0,30.

 
Otros detalles estéticos notables incluyen una grilla voluminosa con terminaciones que Kia llama Dark Chrome y unas llantas de 19" que dejan ver los cálipers de color rojo y las luces delanteras y traseras led.



En cuento a su interior, destacan sus asientos con tapiz de cuero en las zonas de contacto, asiento conductor con Easy Access, radio táctil de 8" con conectividad Apple Carplay y Android Auto, climatizador dual, llave inteligente y botón de encendido, volante de cuero calefaccionado, head up display, sonido a cargo de Harman/Kardon con 15 parlantes para un sonido envolvente, entre otros. 


El modelo tiene un precio de $33.990.000.

 Imprimir Noticia  Enviar Noticia